{Reseña} Alexander Lernet-Holenia: El barón Bagge (Siruela)

En pleno invierno de 1915, al sur de los Cárpatos, un destacamento de ciento veinte jinetes del ejército austro-húngaro persigue más allá de sus líneas un enemigo inalcanzable. A través de la enorme llanura desolada, sobre la que se cierne un cielo plomizo y una densa niebla cenicienta, la tropa se adentra en un extraño reino poblado de sombras que vagan por la oscuridad y el silencio, donde «ya no sabe uno con certeza quién es el que aún vive y el que ya está muerto; ni siquiera de sí mismo puede uno estar seguro». Veinte años después el barón Bagge, único superviviente de aquel malhadado destacamento, narra cómo en el transcurso de aquella misión vivió la aventura de amor y muerte que cambió radicalmente su vida. (Sinopsis de la editorial).

9788478449972_L38_04_x

Predispuesto de cierto modo a la educación y vida militares, tras abandonar los estudios de ciencias jurídicas en la Universidad de Viena, en septiembre de 1915, Lernet-Holenia se ofreció a los 18 años como voluntario para cumplir su servicio militar en el noveno regimiento de dragones. Diez meses más tarde entró en acción y sirvió en Polonia, Eslovaquia, Rusia, Ucrania y Hungría hasta 1918. Por ello, y para dotar de un trasfondo histórico a El Barón Bagge, Lernet-Holenia escogió un capítulo clave de la Primera Guerra Mundial que conoció muy de cerca: las así llamadas Batallas de los Cárpatos celebradas durante los primeros meses de 1915 y a lo largo de los Beskides orientales, cadena de montañas y bosques que separa a la gran llanura húngara del territorio antiguamente ocupado por la Galizia oriental y la Bucovina. Esas acciones de la ofensiva contra Rusia son consideradas por los historiadores como la batalla invernal más larga, sangrienta e inútil de los tiempos modernos. Con verosimilitud total, en la narración en primera persona que ocupa la parte fundamental del relato, el barón Bagge recuerda que su escuadrón fue movilizado desde la ciudad de Tokai hacia el norte el 26 de febrero de 1915.

Se trata de una obra de temprana madurez, aparecida por primera ocasión bajo la forma de novela por entregas en el semanario ilustrado alemán Berliner Illustrierte Zeitung, pionero en la utilización de las fotografías para contar una historia y que alcanzó un tiraje de 1.9 millones de ejemplares por número. En aquel entonces el relato se titulaba “El puente de oro”, y apareció en tres partes, entre el 1 y el 16 de abril de 1936. A mediados de ese mismo año, la editorial berlinesa S. Fischer tenía lista la versión en libro con su nombre definitivo. En sus páginas se concentran los mejores recursos del arte de su autor: un conocimiento detallado, absoluto, del contexto donde desarrolla sus tramas; una capacidad descriptiva refinadamente poética; un aliento épico calculador y certero, y una imaginación vívida, poderosa, electrizante en ocasiones.  Por breve, además, es la composición en prosa más difundida de todo el corpus de Lernet-Holenia.

El Barón Bagge es un pilar del realismo fantástico austriaco, tendencia a la que innegablemente puede adscribirse buena parte del legado de nuestro autor. Amigo y pupilo del escritor praguense Leo Perutz, Lernet-Holenia aprendió con aquel a manejar ciertos procedimientos narrativos para desarrollar tramas realistas bajo las cuales se disfraza un delicado mecanismo que dispara el curso de los acontecimientos hacia regiones del subconsciente de los personajes, hacia los intersticios entre la ensoñación y la cotidianidad, entre la existencia diurna y una zona innombrada donde se permanece después de la muerte.

Columna-de-caballería-Rec.jpg

Destacar que El Barón Bagge es una gran historia fantástico –alegórica, inmersa en un trepidante y equilibrado relato de guerra. Ya desde su aparición fue considerada un clásico del género. Hoy, merece sobrevivir y ser leída, sin que haya envejecido ni un ápice desde su publicación original. Lernet-Holenia consigue una absoluta obra maestra en esta novela corta (o relato largo), el más difícil de los géneros, con una intensidad y concentración apabullante desde el comienzo hasta su final, sin que decaiga el interés y el creciente clima ominoso y fantasmagórico. Excelente traducción y edición de Siruela como es usual.

Puntuación: 5 (de 5)

Editorial Siruela (2006)
Colección: Libros del Tiempo, 235
96 págs.

lernet.png

Alexander Lernet-Holenia (1897–1976) fue uno de los escritores austriacos más reconocidos de su tiempo. Comenzó a estudiar derecho en la Universidad de Viena, su ciudad natal, pero abandonó los estudios para luchar como voluntario en la primera guerra mundial; estuvo destinado en distintos países de Europa Oriental, lo que le dio un bagaje que sería clave para su obra literaria.

Cultivó amistad con importantes personalidades de su época como Rainer Maria Rilke, Stefan Zweig o Leo Perutz. Trabajó como dramaturgo y guionista cinematográfico y su labor literaria fue reconocida con numerosos galardones, como el Premio Kleist y el Premio Goethe de la ciudad de Bremen. Aunque Lernet-Holenia prefería considerarse un poeta, alcanzó el prestigio con obras narrativas como Aventuras de un joven caballero en Polonia (1931), Yo fui Jack Mortimer (1933), El estandarte (1934), El barón Bagge (1936), La resurrección de Maltravers (1936), Marte en Aries (1941) y El joven Moncada (1954).

Abrigos-Azules

Anuncios

Un comentario sobre “{Reseña} Alexander Lernet-Holenia: El barón Bagge (Siruela)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s