{Reseña} Jesús Herrero Marcos: Bestiario románico en España (Ediciones Cálamo)

81QuglRrmWL

Este Bestiario románico en España de Jesús Herrero Marcos publicado por Ediciones Cálamo es excepcional. Y es excepcional, en primer lugar, por la bella edición, repleta de fotografías de todos los animales y con una maquetación muy atractiva a doble columna. Y en segundo lugar, y más importante, por la magnífica labor de síntesis que ha realizado el autor en cada definición del bestiario. Se nota su gran conocimiento de todas las fuentes dispersas de esta particular disciplina, desde las clásicos grecolatinos como Plinio y Claudio Eliano, hasta las fuentes medievales del Fisiólogo y sus muchos seguidores, y finalizando con el gran dominio que muestra de la iconografía religiosa, simbólica y mitológica.

El texto está dividido en tres grandes secciones: Aves, Bestiario general y Bestiario fantástico, con 18, 30 y 11 entradas respectivamente. Cada entrada está compuesta de una amplia explicación de las características de la bestia, y de una iconografía de la misma  que es una interesante y exhaustiva guía artística por la España románica (se indican incluso los capiteles y otros elementos arquitectónicos que contienen los elementos del bestiario). El libro viene precedido por una breve introducción del autor y se completa con una amplia y útil bibliografía.

Los fabulistas grecorromanos (siglo VI a. C.), entre los que se encuentra Esopo, son los primeros en acercarse al mundo de los animales, pero es Plinio, con su Historia Natural, en el siglo I d. C. quien se acerca de una manera más sistemática a describir a las bestias, sus características y costumbres, como el Physiologus, obra de importancia capital, sobre todo hasta el siglo XIII, en cuyo período fue la obra más popular después de la Biblia. Todos los indicios apuntan a que dicho texto fue confeccionado en Alejandría, entre los siglos II y IV, como una obra que podríamos calificar como científica, para los conocimientos de la época en la que fue creada. El saber del mundo grecorromano se había diluido poco a poco para dar paso a una concepción judeo-cristiana del mundo, en el que Dios era el eje sobre el que se construía el orbe conocido, de forma que el rigor más científico de la cultura clásica fue sustituido por una visión moralizante, en la que la inteligencia camina hacia Dios y lo conoce a través de sus criaturas.

***

También en el siglo X aparecen los hadices musulmanes, el Libro de las Maravillas de Ibn Zohr (siglo XII) y Disciplina Clericalis de Pedro Alfonso, quien trata en su texto de ejemplificar desde el punto de vista cristiano, como ya hemos visto, las actitudes del individuo en su relación con Dios y el resto de los humanos. Así, a cada animal se le asignan roles de signo negativo o positivo, según sus hábitos y particularidades físicas, al margen de la ambivalencia de algunos de ellos, dependiendo de su entorno iconográfico en los patrones compositivos de determinadas escenas, como iremos viendo, o de los cambios doctrinales que pudieran adoptarse en distintos momentos.

De la misma forma que es imposible leer seguido un diccionario de símbolos o de mitología, este Bestiario creo que también pide una lectura más fragmentada para poder disfrutar de la gran información que nos suministra, aunque puede ser leído seguido sin gran dificultad, como ha sido en mi caso.

Resumiendo, un gran libro para los amantes de los bestiarios, de la mitología e incluso del turismo cultural. Muy recomendable.

Puntuación: 5 (de 5)

Ediciones Cálamo (2012)
Colección: Guías
272 págs.

DSC_0261_DxO

Este es un libro imprescindible para todos los aficionados al románico que reúne una extensa relación de animales —aves, reptiles, peces, cuadrúpedos y seres fantásticos— que pueden verse en las iglesias de España. No hemos pretendido elaborar un inventario exhaustivo, tarea por otro lado imposible, pero sí están casi todos los que podríamos considerar importantes, sobre todo atendiendo a razones estéticas. Se recogen aquí los orígenes, a veces prehistóricos, de sus iconos, su significado simbólico, su evolución a lo largo de todas las culturas y civilizaciones y su huella en los bestiarios medievales. Este peculiar código de imágenes se trasladó con su carga simbólica y cultural a los capiteles, canecillos, tímpanos y pinturas de nuestros templos. Otro de los objetivos de esta obra es promover un mayor interés hacia el arte románico, que nos ayude a conservar mejor este maravilloso patrimonio que deberemos legar a futuras generaciones. (Sinopsis de la editorial).

31.jpg

Jesús Herrero Marcos (Palencia, 1950). Desde muy joven se interesó por el abundante románico de su provincia. Esta atracción se convirtió, con el tiempo, en una pasión que marcó tanto sus estudios como su vida profesional. Ello le lleva, a su vez, a desarrollar una gran afición por la fotografía de monumentos. Ha publicado varios libros sobre el románico de algunas provincias, profundizando sobre todo en los aspectos simbólicos, en general más desconocidos que los puramente arquitectónicos y que, sin embargo, considera imprescindibles para entender las claves culturales, religiosas, artísticas y sociales de la época medieval.

b9da3b_a9a500769cf14c0a9e3b8e4df3d83282

(Anfisbena, grifos y arpías)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s