{Reseña} Akutagawa Ryûnosuke: Rashomon y otros relatos históricos (Satori Ediciones)

71RVjikWnNL.jpg

Como con otros autores, debo a Borges mi primera noticia sobre Akutagawa Ryunosuke, ya que incluyó uno de sus cuentos en su famosa Antología de la literatura fantástica de 1940. El propio Borges señala respecto al autor: “Discernir con rigor los elementos orientales y occidentales en la obra de Akutagawa es acaso imposible; por lo demás, los términos no se oponen exactamente, ya que en lo occidental está el cristianismo, que es de origen semítico. Entiendo, sin embargo, que no es aventurado afirmar que los temas y el sentimiento son orientales, pero que ciertos procederes de su retórica son europeos […] En cambio, cierta tristeza reprimida, cierta preferencia por lo visual, cierta ligereza de pincelada, me parecen, a través de lo inevitablemente imperfecto de toda traducción, esencialmente japonesas. La extravagancia y el horror están en sus páginas, pero no en el estilo, que siempre es límpido.” Es difícil añadir algo más.

rasho

“Un escritor nato de relatos y narraciones breves y un estilo de escalofriante belleza […] sus mejores cuentos pueden leerse una y otra vez sin perder nunca su interés” (Haruki Murakami)

Esta colección de diez relatos históricos (aunque aquí el término histórico dista mucho de asemejarse a su sentido en la literatura occidental), cinco de los cuales son primicia en español (El destino, El bonzo Shunkan, Una vida consagrada a la literatura ligera, Los ladrones y Extracto de la tierra yerma), fueron escritos entre 1914 y 1922 y constituyen una de las cimas del arte de Akutagawa. Muchos de ellos se inspiran en acontecimientos y ambientes sacados del Kojanku Monogatarishu (Antología de relatos de antaño), una colección de más de mil cuentos compilados a finales del periodo Heian (794-1185), que muestran una sociedad japonesa decadente e insegura donde pobreza y bandolerismo campan a sus anchas. Hay mucha variedad de temas en esta selección. Los cuentos que abren y cierran el volumen (Rashomon y En la espesura del bosque) son los más famosos, ya en ellos se basó la célebre película de Akira Kurosawa: el primero es un cuento extremadamente tétrico y atroz; el último, una obra maestra de la indeterminación, en el que no podemos saber la verdad de lo ocurrido (ya se sabe, Quid est veritas?). El biombo del infierno es otra obra perfecta, una historia de una refinada crueldad. Otros relatos son más amables, como La nariz, una irónica fábula sobre cómo nos ven los demás, o Extracto de la tierra yerma, una sentida historia sobre la muerte del poeta Basho.

En todos estos relatos Akutagawa sorprende por sus habilidades como narrador que combina con maestría: la capacidad de observación; la delicadeza introspectiva con que revela los más sutiles matices psicológicos; la destreza para impactar con una imagen; la precisión de la narración pausada; el uso hipnótico y poético de las repeticiones; el ajustado retrato de personajes atormentados, desgraciados y frágiles; la pericia para envolver al lector en una red de turbias relaciones e intrigas. La versatilidad de Akutagawa y su habilidad para generar emociones intensas sin caer en el sentimentalismo explican el gran atractivo que ha ejercido su obra en lectores de diversas generaciones y lugares.

Termino diciendo que Rashomon y otros relatos históricos es una excelente colección de cuentos de uno de los escritores japoneses más importantes de la historia. La traducción directa del japonés de Iván Díaz Sancho es impecable y la edición de Satori es exquisita. Absolutamente recomendable.

Puntuación: 5 (de 5)
Satori Ediciones (2015)
Traducción y prólogo: Iván Díaz Sancho
Colección: Maestros de la literatura japonesa, 19
352 págs.

rashomon1d.jpg

«Rashomon», llevada a la gran pantalla por Akira Kurosawa, nos traslada al Japón del siglo XII, un país asolado por las guerras, el hambre y la desesperación, un escenario perfecto en el que las turbadoras complejidades de la existencia humana se muestran ante el lector con una brutalidad no exenta de belleza. Akutagawa ha trascendido las fronteras del tiempo y del espacio y se ha situado por derecho propio en la historia de la literatura universal como uno de los grandes maestros del relato. Su brillante talento narrativo, su estilo sofisticado y elegante, su sensibilidad extrema y su capacidad para desentrañar los aspectos más oscuros y complejos de la naturaleza humana hacen de sus obras verdaderas joyas atemporales y elevan a su autor a la categoría genio de las letras.

Contiene los siguientes relatos: «Rashomon», «La nariz», «Gachas de ñame», «El destino», «Los ladrones», «Una vida consagrada a la literatura ligera», «El biombo del infierno», «Extracto de la tierra yerma», «El bonzo Shunkan» y «En la espesura del bosque». (Sinopsis de la editorial).

xakutagawa-ryunosuke.jpg.pagespeed.ic.1uxsgdWDuA.jpg

Akutagawa Ryunosuke (1892-1927) nació en Tokio en el seno de una familia burguesa. Desde niño desarrolló un apetito voraz por la literatura japonesa tradicional, que en la adolescencia compaginaría con la lectura de autores occidentales. Estudiante brillante, ingresó en la prestigiosa Universidad Imperial de Tokio y comenzó a publicar con éxito sus primeros relatos: «Rashomon» (1915) y «La nariz» (1916). Tras graduarse en la universidad en 1916 trabajó como profesor de inglés en la Escuela Naval de Yokosuka. En 1918 se casó con Fumi Tsukamoto y abandonó su trabajo para dedicarse en exclusiva a la literatura gracias a un contrato con el diario Osaka Mainichi. Comenzó una época de producción muy fecunda: «Lujuria», «El otoño» o «En la espesura del bosque». Tras un viaje a China como corresponsal en 1921, su salud, ya de por sí delicada, empeoró notablemente: insomnio, neurastenia, alucinaciones y un miedo cerval a la locura no le impidieron crear las que muchos consideran sus obras maestras: «Engranajes», «Kappa» o «Vida de un idiota». El 24 de julio de 1927, a los 35 años de edad, Akutagawa puso fin a la «vaga angustia confusa» que lo consumía ingiriendo una dosis letal de Veronal.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s