{Reseña} Juan Gaitán: Ciudad violeta (Editorial Adeshoras)

El color violeta es el leitmotiv de los cuarenta y cuatro microcuentos que componen Ciudad violeta. Dividido en tres partes, Ciudad violeta, Teogonía y Genealogía fantástica, Juan Gaitán se inspira en su ciudad natal para describir y fabular sobre una inquietante ciudad violeta, describir el carácter de ciertos dioses y fantasear sobre las peculiaridades familiares.

Afín a la obra de autores como Irving, Borges, Calvino, Perucho, Cunqueiro o Pérez Estrada, los microcuentos de Ciudad violeta se apoyan en la estructura clásica de la leyenda, la fábula y la mitología, participando, sin serlo, del relato fantástico. El ritmo de la narración busca dar musicalidad al conjunto y, en muchos casos más cerca de la  poesía que de la prosa, logra despertar nostalgias provocando emociones, lo que recuerda a la tradición oral de los clásicos contadores de cuentos o de la embaucadora Sherezade.

En cada una de las partes del libro el dibujante Juan Carlos Hidalgo ha ilustrado uno de los cuentos, reflejando en ellos la esencia visual de un mundo violeta. (Sinopsis de la editorial)

2016-03-23-11-14-46_56f26c96849d2_470x255.jpg

No conocía al escritor Juan Gaitán, pero si en la contraportada de un libro suyo indican que su obra es afín a Borges, Calvino o Cunqueiro, entonces salto a leerlo porque sé con todo probabilidad que el libro me va a gustar. Esto es lo que me a sucedido en Ciudad violeta, una estupenda colección de microrrelatos donde se aprecia, sobre todo, la inmensa influencia de Rafael Pérez Estrada, también malagueño como Gaitán, y uno de nuestros escritores más secretos y extraordinarios.

A pesar de su brevedad, por este precioso volumen circulan flores cantarinas, caballeros desmemoriados, alquimistas, centauros suicidas, enólogos, árboles que enloquecen, espejismos de ahogados, restauradores de sueños, reliquias de dragones, animales mitológicos… Y además también exhibe una particular teogonía de olvidados dioses poéticos y una genealogía de parientes desmesurados y estrambóticos. Notable para Juan Gaitán, cuya Ciudad Violeta puede colocarse sin desdoro junto a volúmenes de Pérez Estrada, Ángel Olgoso o Francisco Ferrer Lerín. Esperemos que nos siga deleitando en el futuro con sus ensoñaciones.

Termino diciendo que Ciudad Violeta es un título que seguro hará disfrutar a los buenos degustadores del género del microrrelato. La edición de Editorial Adeshoras es impecable. Recomendable.

Editorial Adeshoras (2016)
Ilustraciones de Juan Carlos Hidalgo
108 págs.

CENTAUROS (página 23)

En los alrededores de la ciudad vive una manada de centauros. Es fácil verlos al atardecer, cuando el calor se calma, paseando melancólicos por los bulevares. Los centauros tienen fuertes tendencias suicidas. El reputado psiquiatra Almus Sletsinger estudió su comportamiento durante años, llegando a publicar un opúsculo, hoy en día inencontrable, en el que desmenuzaba el alma de estos seres taciturnos.

En aquella obra, el viejo psiquiatra establecía con científica eficiencia las razones que llevaban a un centauro al suicidio. Para el sabio doctor, algunos lo hacían por amor, la mayoría. Otros, el segundo grupo en importancia, por sentirse incomprendidos en un mundo de bípedos. Y, finalmente, el tercer grupo, el menos numeroso y sin duda el de mayor misterio, se quitaba la vida el día de su trigésimo tercer aniversario.

El eminente psiquiatra no llegó nunca a saber por qué al cumplir los treinta y tres años muchos centauros deciden abrirse las venas y dejar correr la sangre. Solo pudo constatar que quienes no lo hacían y superaban esa edad para ellos maldita, se apartaban de la manada y dedicaban el resto de sus días a criar unos pequeños pajarillos de delicadas plumas color violeta cuyo canto, aunque esto forma ya parte de la leyenda, tiene la facultad de detener el tiempo.

juan-gaitan.jpg

Juan Gaitán (Málaga, 1966) es periodista, poeta y escritor. Como periodista ha trabajado en distintos medios locales y nacionales, y ha sido galardonado con los premios José María Pemán de artículos periodísticos y el Ateneo-Universidad de Málaga de Periodismo. Actualmente es columnista de La Opinión de Málaga y de la Cadena Ser.
Ha publicado tres novelas, Hombres de Luz (Clave, 1996), que obtuvo el Premio de Novela de la Comunidad israelita de Serbia; El Columbario (Málaga Digital, 1999); y Donde las nubes dan sombra (Ayto. Málaga, 2007), así como los libros de relatos Angélicas y diabólicas (Ateneo de Málaga, 2002) y Memorias de un equilibrista (Traspiés, 2005). Como poeta publicó Juglaría (Corona del Sur, 2006) y ha participado en diferentes antologías junto a autores de la talla de Seamus Heaney y José Saramago.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s