{Reseña} Jack London: Diarios de supervivencia (AstroRey Books)

Jack London trabajó como empleado de una fábrica, fue marinero, pirata de ostras y vagabundo (entre otras ocupaciones); su propia vida y las peripecias que sufrió parecen sacadas de una novela. Sufrió en carne propia la crudeza de El Gran Norte cuando, en 1897, siendo apenas un veinteañero, viajó a Alaska atraído por la fiebre del oro de Klondike. Enfermo de escorbuto, regresó a California dos años más tarde, con la cara cruzada por las manchas del frío y las manos vacías. No obstante, las experiencias vividas servirían de sustrato literario para sus historias más impresionantes. Encender una hoguera (1908), Amor a la vida (1907), Bâtard (1902) y Ley de vida (1901), son cuatro clásicos de la novela corta americana, en la línea del mejor London. (Sinopsis de la editorial).

cubierta_diarios_supervivencia.jpg

En estos tiempos de crisis del sector es una excelente noticia el nacimiento de una editorial, y más si trabaja con el mimo con el que AstroRey presenta cuatro de los más extraordinarios relatos de Jack London, ambientados en las inmensas soledades del Gran Norte.

Es un hecho que obra literaria de Jack London nunca ha pasado de moda. Ha sobrevivido a todos los itmos literarios del siglo XX y los que llevamos del XXI, debido, entre otras razones, a su portentosa imaginación y a la inmensa humanidad y fuerza con la que dotó a sus personajes. En su vasta obra se pueden encontrar un buen puñado de obras maestras; a mí me siguen encantando algunas de las menos conocidas como El talón de hierro , Martin Eden o El viajero astral, así como muchos de sus cuentos en los que nos transporta a un mundo primigenio y salvaje, sin concesiones al sentimentalismo.

diarios-supervivencia-01-1024x714.jpg

Encender una hoguera es un apasionante y durísimo relato, de gran carga dramática y psicológica que narra la historia de hombre aislado en un paisaje inmenso y gélido, luchando a con todas sus fuerzas contra la adversidad, con la única compañía de su perro. Amor a la Vida es uno de esos relatos de supervivencia extrema, tan queridos por London, quien nos sumerge en una fábula moral extraordinaria. Un hombre lastimado y abandonado por su compañero se aferra a la vida con todas las armas de su voluntad. La ley de la vida narra la agonía del jefe de una tribu india, Koskoosh abandonado en la nieve cuando no puede seguir a los demás, según una costumbre ancestral. Bâtard nos cuenta la relación perversa de odio entre un hombre y su perro-lobo llevada a sus máximas consecuencias, como si de una tragedia clásica se tratara.

Mención especial merecen las extraordinarias y evocadoras ilustraciones de Jorge González que complementan y enriquecen a la perfección los diferentes relatos. Son fantásticas. Pueden disfrutarse todos los trabajos del artista visitando su página web (http://www.jorgeilustra.com).

Todo es exquisito en esta edición: el diseño, el papel, y hasta el olor están a la altura de estos cuatro magistrales relatos de Jack London. Totalmente recomendable.

Puntuación: 5 (de 5)
AstroRey Books (2016)
Ilustraciones de Jorge González
Traducción: Zulema Couso, Miguel Marqués y Jordi Rosique
104 págs.

jack-london

Jack London (San Francisco, 1876-Glen Ellen, 1916). A medio camino entre la generación de Poe, Thoreau, Melville y Whitman y la llamada generación perdida —a la que pertenecieron algunos de los escritores que más admiración le profesaron, como Ernest Hemingway—, London fue uno de los más notables escritores estadounidenses de todos los tiempos. Creció en una América convulsa y acosada por cambios culturales y económicos, un país que pasaría de la agricultura y el orgullo de los pioneros a las fábricas y el capitalismo más despiadado; cambios que lastrarían durante décadas la concepción tradicional del american way of life. A lo largo de su vida emprendió profesiones muy variadas, desde empleado en una fábrica hasta buscador de oro, pasando por marinero, pirata de ostras, corresponsal de guerra y ranchero entre otras muchas ocupaciones. En 1897 viajó a Alaska atraído por la fiebre del oro de Klondike. Regresó enfermo y con las manos vacías. Sin embargo, esta aventura inspiró los que para muchos son algunos de sus mejores relatos: Ley de vida (1901), Bâtard (1902), Amor a la vida (1907) y Encender una hoguera (1908). Entre su obra destacan también La llamada de lo salvaje (1903), El lobo de mar (1904), Colmillo blanco (1906), El talón de hierro (1908), Martin Eden (1909) y John Barleycorn (1913).

diarios-supervivencia-04-1024x714.jpg

Jorge González (Buenos Aires, 1970). Argentino de nacimiento reside desde hace casi veinte años en España. En 2001 publica Hard Story (Norma, 2001) con guión de Horacio Altuna, con quien también trabaja en Hate Jazz (Sinsentido, 2006). En 2009 gana el Primer Premio de Novela Gráfica FNAC-Sinsentido con el álbum Fueye/Bandonéon (Sinsentido, 2008/Dupuis, 2010). Dos años más tarde le sigue Dear Patagonia (Sinsentido, 2011), que se publica también en Francia e Italia con grandes elogios por parte del público y de la crítica. Desde sus inicios forma parte del proyecto Orsai, con el que publica el álbum El gran surubí (2012). Colabora con The New Yorker y es autor del cortometraje de animación Jazz Son. Recientemente publica Barbosa el pirata (Bang Ediciones, 2012), El Señor de las Moscas (Libros del Zorro Rojo, 2014), Memorias del Subsuelo (Sexto Piso, 2014), Retour au Kosovo (Dupuis, 2015) y Maudit Allende! (Futuropolis, 2016). Esta antología de relatos cortos de Jack London es el primer libro de Jorge publicado en AstroRey.

diarios-supervivencia-02-1024x714.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s