{Reseña} Emilio Mitre: Iglesia, herejía y vida política en la Europa medieval (BAC Editorial)

La Europa medieval conoció una notable floración de movimientos considerados heréticos por ir, en principio, contra las verdades de fe proclamadas por Roma. En ocasiones, la acusación de herejía trata de reforzar la con controversia política. La imputación genérica de perversión espiritual lanzada contra un oponente tendrá su contrapunto en la autoproclamación de una comunidad determinada como pueblo especialmente favorecido, en virtud de una supuesta e innata pureza de fe. La mayor parte de las veces, sin embargo, estaremos ante el simple uso de una invectiva contra el rival de turno al que se desea desacreditar. En el Medievo, puede decirse, y como se expone en este libro, que la herejía se politiza en la misma medida que la política se heretiza.(Sinopsis de la editorial).

mitre2.jpg

El profesor Emilio Mitre es uno de los mayores expertos en las relaciones ortodoxia-herejía durante la Edad Media. En este ensayo Mitre nos ofrece una estupenda síntesis de los principales movimientos heréticos durante el periodo que va de la desintegración del imperio de Occidente hasta las vísperas de la Reforma protestante. Este trabajo es, en cierta medida, una continuación de Ortodoxia y herejía entre la Antigüedad y el Medievo (Cátedra, 2003) en el que se trata este apasionante tema en el periodo que llega hasta la muerte de San Agustín aproximadamente.

En Iglesia, herejía y vida política en la Europa medieval se analizan hechos de singular importancia para la historia de Europa, como el priscilianismo hispano, el arrianismo germánico y el posterior traspaso al credo niceno, adopcionismo hispano-visigodo, valdismo, el pelagianismo en el mundo bretón, catarismo, las controversias doctrinales que provocó la reforma gregoriana y la deriva de la autoridad pontificia, corrientes milenarias, husismo, etc., que pusieron a prueba la solidez de una Iglesia que, a lo largo del Medievo, se fue erigiendo en fuerza omnipresente -ideológica y política- en el Occidente europeo. Por una parte, tal análisis aproxima al lector a las realidades religiosas cotidianas de la masa social en este dilatado período. También se presta una particular atención a los factores sociológicos y políticos que influyeron en sus orígenes y difusión de estos movimientos heréticos. En general, comprobamos que las herejías más antiguas tienen un carácter más doctrinal y teológico, y las más modernas presentan aspectos de rebelión hacia la autoridad, sea esta religiosas o política.

La obra se divide en ocho capítulos: Herejía y desintegración política del Imperio en Occidente, Arrianismo y nicenismo, Ortodoxia y configuración política del Occidente, La herejía y la teocracia pontificia, La monarquía francesa ¿tuteladora de la ortodoxia?, La crisis de la Baja Edad Media: los grandes principios y su cuestionamiento, Guerras de fines del Medievo: Occidente y la instrumentalización de la idea de herejía, y Del conflicto académico a la herejía y a la guerra. Se completa con varias cronologías y apéndices. Ni que decir tiene que, al tratarse de un breve volumen, no es posible tratar con gran profundidad todos los aspectos propuestos (que de por sí generan una inmensa cantidad de bibliografía), pero el libro pretende y consigue dar una visión de conjunto totalmente satisfactoria sobre el nacimiento y desarrollo de las diferentes desviaciones de la ortodoxia en el amplio periodo considerado.

Iglesia, herejía y vida política en la Europa medieval es una excelente introducción sobre las herejías medievales que interesará a los amantes de la Historia de Europa y de las ideas religiosas. Además, la edición de BAC es impecable. Totalmente recomendable.

Puntuación: 5 (de 5)

Biblioteca de Autores Cristianos (2007)
Colección: Estudios y Ensayos
240 págs.

palaciodelospapas_14capillasanmarcial.jpg

Emilio Mitre Fernández (Valladolid, 1941) es un historiador medievalista español. Estudió la carrera de Filosofía y Letras y posteriormente se doctoró en historia en la Universidad de Valladolid, donde además fue profesor adjunto. Fue catedrático de Geografía e Historia en el Instituto Calderón de la Barca de Madrid desde 1967 a 1975, al mismo tiempo que trabajaba de profesor adjunto en la Universidad Complutense de Madrid. En 1982 fue nombrado catedrático de Historia Medieval en la Universidad de Alcalá, antes de volver a la Complutense en 1986.
Es uno de los medievalistas españoles más destacados de la segunda mitad del siglo xx. Su obra es muy extensa, centrada sobre todo en la Baja Edad Media castellana y en concreto en el reinado de Enrique III, con obras como Evolución de la nobleza en Castilla bajo Enrique III (1396-1406) u Ortodoxia y herejía entre la Antigüedad y el Medievo. Otros ejemplos de su trabajo son La extensión del régimen de corregidores en el reinado de Enrique III de Castilla (Valladolid, 1969), La nobleza y las cortes de Castilla y León (Valladolid, 1988) y La historiografía bajomedieval ante la revolución trastámara: propaganda política y moralismo (Valladolid, 1991). También ha sido autor de manuales y obras de consulta sobre la historia medieval europea y española.

jan_hus_koncil_kostnice.jpg

(Jan Hus, por Václav Brožík)

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s