{Reseña} Ambrose Bierce: El monje y la hija del verdugo (Libros del Zorro Rojo)

81zTPH-dBBL.jpg

El monje y la hija del verdugo (The Monk and the Hangman´s Daughter) es la única novela corta del escritor norteamericano Ambrose Bierce de la que, sin embargo, existen dudas sobre su autoría genuina, ya que existió un largo litigio entre Bierce y Adolph Danziger, (conocido por el nombre literario de Adolph Danziger de Castro), en torno a los derechos del escrito, debido a que Danziger, tras haber llevado a cabo una traducción al inglés del relato en alemán Der Mönch von Berchtesgaden de Richard Voss, propuso a Bierce una revisión de la misma. Danziger de Castro trata este tema en un capítulo de la biografía que dedicó a Bierce, a la vez que éste también lo menciona en alguna de las notas en la edición de la novela. La obra aparecería primeramente por entregas en el periódico The Examiner en 1891, y finalmente, la versión definitiva de la novela es publicada en 1892 por la editorial F.J. Schulte & Company en Chicago (en esta edición, la obra viene firmada por Bierce y Danziger). Como era de esperar, todo este asunto acabó por enturbiar la relación entre ambos escritores, hecho que deja entrever el talante profesional y personal de esta figura de las letras norteamericanas conocida como Bitter Bierce.

El monje y la hija del verdugoes una una novela gótica, en la que prima el misterio y lo sobrenatural. La novela narra el amor prohibido y fatal que siente un joven monje franciscano, llamado Ambrosius, por una muchacha, Benedicta. Ambrosius, junto con otros dos monjes franciscanos, es enviado por sus superiores al monasterio de Berchtesgaden, cerca de la ciudad de Salzburgo. Ya casi al final de su viaje se topan con un cadalso, de cuya horca pende un ajusticiado. En los alrededores de tan macabro lugar hayamos a Benedicta, la hija del verdugo, de cuya belleza va a quedar prendado nuestro protagonista. Pese a lo insólito del encuentro, Ambrosius va afianzando la fraternal  atracción que siente por Benedicta al ver los continuos desprecios que sufre la joven ante los habitantes de la población, debido al oficio de su padre. Ambrosius no sabe si se trata de un amor terrenal y se encomienda a San Francisco, para poder distinguir la senda correcta y no desviarse. Pero esta situación no es ajena a los ojos de sus compañeros franciscanos, ni de los jóvenes del lugar, e incluso llega a oídas de sus superiores. Nuestro monje, siempre dispuesto a defender a la muchacha, se gana las amenazas de un joven, Rochus, el tercer elemento en esta historia de amor. Se trata de un muchacho un tanto fanfarrón del cual están encaprichadas casi todas las jóvenes y, además, es hijo de la máxima autoridad del lugar, el patrón de la mina de sal. Las reprimendas también se hacen llegar por parte de su superior, quien le envía a vivir a las montañas en soledad para que indague en su corazón. Esta situación no va a hacer más que afianzar los sentimientos de nuestro protagonista y desencadenar un trágico y triste final. Encuadrada en un paisaje exacerbado, los ingredientes que destacan en la narración son el miedo, el horror, el terror, la culpa y los desengaños amorosos, elementos todos ellos muy presentes en la novela gótica decimonónica. A su vez, las descripciones de la naturaleza contribuyen a dignificar este marco.

MonkandtheHangmansDaughter7.jpg

Se trata de una nouvelle que se lee de un tirón, que mantiene el interés desde la primera página, admirablemente bien escrita  y que nos depara un inesperado final (por lo menos a mí, me ha sorprendido). Supone el canto del cisne de la novela gótica clásica, tanto en ambientación, como en la tipología de personajes protagonistas.

Hay que destacar las extraordinarias e inquietantes ilustraciones de Santiago Caruso que complementan y enriquecen a la perfección esta macabra historia. Sólo por las ilustraciones ya merece la pena el libro. Pueden disfrutarse todos los trabajos del artista visitando su página web (http://santiagocaruso.com.ar/).

El monje y la hija del verdugo es un relato esencial que recomiendo vivamente a los aficionados a la literatura gótica, máxime si nos viene en esta exquisita y suntuosa edición de Libros del Zorro Rojo.

Puntuación: 5 (de 5)
Libros del zorro Rojo (2015)
Ilustraciones de Santiago Caruso
Traducción: Patricia Willson
140 págs.

MonkandtheHangmansDaughter2.jpg

1680, el monasterio de Berchtesgaden en los Alpes bávaros fue el escenario del desgraciado amor entre un joven franciscano y la hija de un verdugo. Dos siglos más tarde, Ambrose Bierce interpretó los siniestros pormenores de la leyenda hasta convertirla en su única novela y en una de las cimas de la literatura gótica.

Las imágenes labradas por Santiago Caruso, uno de los artistas plásticos más destacados del presente, se abisman en esta historia de amor prohibido, donde la culpa y la destrucción son la sustancia de su tragedia. (Sinopsis de la editorial).

Ambrose_Bierce_1892-10-07.jpg

Ambrose Gwinett Bierce (Meigs, Ohio Estados Unidos, 24 de junio de 1842 – Chihuahua, 1914?). Escritor, periodista y editor estadounidense, prestó servicios en el Ejército de la Unión durante la Guerra Civil, en la que fue herido de gravedad. Su primer cuento, «The Haunted Valley», fue publicado en 1871 en la revista Overland Monthly. En 1877 inauguró su famosa columna «Prattle» en el semanario Argonaut. En 1887 empezó a trabajar para los periódicos de William Randolph Hearst y su fructífera relación duró más de veinte años, período en el que su envenenada pluma combatió la impostura de políticos, predicadores, abogados, racistas, capitalistas, poetas, anarquistas e inescrupulosos de todo tipo. La prosa de Bierce —heredero literario de Poe, Melville y Hawthorne— se caracteriza por la lucidez y el cinismo y cierta fascinación por el horror y la muerte. Entre sus obras sobresalen Cuentos de soldados y civiles (1891), El monje y la hija del verdugo (1892) y El diccionario del diablo (1906). La muerte de Ambrose Bierce está rodeada de incertidumbre. A fines de 1913, a los 71 años, viajó a México, en plena Revolución, y en su última carta dice que va a trasladarse a Ojinaga, ciudad donde unos días después se libró una sangrienta batalla. Bierce escribió: «Debe de ser horrible morir entre sábanas; si Dios quiere, a mí no me ocurrirá».

MonkandtheHangmansDaughter9-1.jpg

monkhang%20(2).jpg

Anuncios

3 comentarios sobre “{Reseña} Ambrose Bierce: El monje y la hija del verdugo (Libros del Zorro Rojo)

      1. Un libro de autoría compleja. Sería interesante leer un estudio comparativo con el texto original, de Richard Voss (y con la traducción de Danziger, y con el supuesto manuscrito franciscano). He mirado y parece que hay algo de bibliografía al respecto en lengua inglesa. A ver si en la próxima edición algún editor se molesta en consultarla y nos saca de dudas.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s