{Reseña} Lur Sotuela: Crónicas de lo imposible (La Barraka)

Siempre me ha resultado interesante leer a poetas se escriben cuentos, ya que por lo general muestran una mayor preocupación por la calidad literaria de la prosa y además presentan un mundo narrativo más próximo a la fantasía, o al menos más alejado de un realismo rampante y descarnado. No se olvide la gran cantidad de poetas-cuentistas extraordinarios, como Poe, Bécquer, Rubén Darío, Lugones y Borges, entre otros.

Estas Crónicas de lo imposible es una colección veinticuatro relatos de una gran variedad temática, donde predominan lo imaginativo, una preocupación filosófica (incluso existencialista) y un gran humor, a veces cáustico, pero mayormente contenido e irónico, y donde se aprecia un afán por la perfección formal. El propio autor, a propósito de su labor como creador, ha expresado: “Mis personajes se encuentran en situaciones cotidianas, acuciados por los monstruos de la imaginación, con los que de alguna manera se responde a las preguntas existenciales sobre la soledad, la incomunicación, la muerte o el amor. Creo en la fantasía y en la imaginación. Considero que el lector, que la persona que se sumerge en mis palabras, está buscando, de igual modo que yo lo hago cuando leo, que la precisión, la exactitud y la sorpresa lo emocione y lo asombre. Me interesan lo imposible, lo fantástico, lo inesperado. El punto de inicio de mi trabajo narrativo es la certidumbre de que la percepción de la realidad es subjetiva, de que todos gravitamos en esa confusión existencial. Desde la opacidad de una realidad aplastante, mis personajes se encuentran con un mundo fantástico e imaginario que les sirve para resolver de un modo inconcluso las inquietudes vitales que se plantean.”

El pequeño dios se instaló un martes al atardecer en la casita de invitados. Barbudo, rechoncho y desproporcionado se sintió satisfecho tras la invasión y colonización de mi coqueta vivienda para las visitas, y descubrió, con alborozo, su presencia realizando varios milagros, sonoros y asombrosos, llamativos y desconsiderados por su parte, ya que descalabró la tranquilidad de mi plácida vida. Vestía una sucia túnica de lino e iba descalzo, convirtiendo su beatífica presencia en la auténtica personificación de un dios occidental, si no fuera por la particularidad de su reducido tamaño.  El deicida.

Los cuentos más largos son, en general, de carácter más narrativo, y los cortos son más reflexivos  e incluso poéticos. Remarcable es la calidad de prosa de Sotuela, de gran riqueza verbal, difícil de encontrar en otros autores contemporáneos. La influencia de grandes maestros como Borges, Kafka y Monterroso es manifiesta en muchas de estas piezas. La gran imaginación, la fina ironía, la variedad argumental y los finales sorprendentes hacen que la lectura de este libro sea un continuo disfrute.

Finalizo diciendo que Crónicas de lo imposible es un gran libro de cuentos que gustará y hará disfrutar a los seguidores del género. La edición de La Barraka viene enriquecida por numerosas ilustraciones del veteranísimo artista argentino Julio Silva. Recomendable.

Editorial La Barraka (2011)
Ilustraciones de Julio Silva
192 págs.

61ymh4pnjdl

En el otoño de 1974, mientras los olmos desnudos ofrecían su intimidad a las ágiles manos de una brisa nocturna y la luna ungía con la tibia claridad de su misterio la profundidad de la noche, Nicolás Seyner soñó por primera vez el mar. Jamás había visto el intenso añil de los océanos, ni la arena suave y blanca concebida por el combate inmemorial de la tierra contra el agua. No conocía el mar, pero la espuma de su imaginación salpicó las orillas difusas de la realidad.

Con estas palabras comienza El soñador de naufragios, uno de los relatos incluidos en Crónicas de lo imposible. Por sus páginas desfilan argumentos y personajes inverosímiles sumergidos en una trama cuyo desenlace sorprende y estremece.
Adentrarse en la atmósfera de estas narraciones, de delicada prosa poética, asegura una sugestiva y emocionante experiencia en la que el lector descubrirá unos relatos tiernos y feroces, unas historias profundamente humanas y francamente divertidas. (Sinopsis de la editorial).

sotuela.jpg

Lur Sotuela nace en Bilbao en 1978. Pronto se traslada a Madrid, donde fija su residencia y donde vive actualmente. Estudia Imagen y Sonido y realiza varios cortometrajes como guionista y director. Ha trabajado desde muy joven en el mundo del libro como librero y editor. Ha sido director de la revista literaria El invisible anillo. Como autor, ha publicado los poemarios La espada rota (2007), La rebelión de las letras (2009), Los espejos salvajes (2012) y Los cantos de Lorelei (2013); los libros de relatos Crónicas de lo imposible (2011) y Alucinario (2013); y el ensayo En la movilidad de un tiempo esquivo (2008). Colabora regularmente como crítico en periódicos y revistas nacionales e internacionales.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s