{Reseña} Eduardo Berti: Inventario de inventos (Impedimenta)

Eduardo Berti viene realizando diversos trabajos como antólogo y traductor, lo que sin duda le ha ayudado en la gestación de este magnífico volumen que es Inventario de inventos (inventados). Como ya se intuye por el título, se trata de una antología de los inventos (si se pueden llamar así) que la literatura nos ha ido dejando especialmente en el último siglo.

Simultáneamente, este libro es a la vez el catálogo de una exposición que Berti y Monobloque (compuesto por la artista francesa Dorothée Billard y el arquitecto alemán Clemens Helmke) han preparado para ARCO 2017. Tiene lugar en el Centro Cibeles de Madrid y recorrerá otras ciudades españolas, como Barcelona, Valencia, Sevilla, Salamanca y San Sebastián, para viajar tras el verano a Buenos Aires, donde estará en la Biblioteca Nacional. En esta exposición los libros, los bocetos, los vídeos, los muebles y las luces que la componen han sido inventados especialmente por el dúo Monobloque.

LA ACERA MÓVIL. Los habitantes del planeta Beh no deben transpirar mucho porque les han inventado una acera móvil que se mueve muy despacio y les permite ir de compras, visitar a los amigos o pasear el perro sin caminar ni tomar un medio de transporte. «Como escaleras mecánicas, en suma», explica Gianni Rodari en sus Cuentos por teléfono. Lo que nadie sabe es qué hacer con las calles, ahora desiertas. Se han abolido los coches y los tranvías. Todo el mundo viaja por la acera móvil, sin darse demasiada cuenta, y las calles parecen únicamente servir para que los niños jueguen a la pelota. Hasta que se invente un terreno de fútbol móvil donde solo haya que patear. O hasta que alguien tenga una idea mejor: crear, en las calles desiertas, ríos de agua coloreada o laberintos de arena, hacer parques con una inmensa rayuela, plantar árboles y flores… O instalar allí una inmensa biblioteca con libros llenos de cuentos, entre ellos uno que habla de los habitantes del planeta Beh.

Este Inventario de inventos (inventados) es un asombroso artefacto literario que está compuesto por un centenar de descripciones de los más delirantes, demenciales y absurdos inventos que los no menos delirantes escritores han soñado en alguna de sus obras. Aquí encontramos, entre otros, la máquina de rezar, las gafas para ver viejos, la píldora contra el acento, la máquina de hacer silencio, el murciélago bomba, el traductor perro-humano, la máquina de inventar novelas, el agua en polvo, la máquina de hacer llover, el paraguas para enamorarse, la tostadora transparente… Se incluyen invenciones de autores como Dino Buzzati, Italo Calvino, Jorge Luis Borges, Primo Levi, Stanislaw Lem, Roald Dahl, Juan José Arreola o Raymond Queneau. Eduardo Berti realiza una magnífica labor de compilación, recreación y ficción pura, ya que se citan una treintena de autores más que apócrifos, fruto de la fértil imaginación del escritor argentino.

Mención especial merecen las extrañas ilustraciones de Monobloque que complementan y enriquecen a la perfección este volumen. Se trata de escuetos esbozos y croquis inspirados en muchos de los inventos presentados; el resultado es una edición absolutamente exquisita, realmente bella. Totalmente recomendable para los aficionados a las misceláneas y la microficción.

Puntuación: 5 (de 5)
Editorial Impedimenta (2017)
Colección: La Biblioteca del Pájaro Dodo, 3
Ilustraciones: Monobloque (Clemens Helmke & Dorothée Billard)
208 págs.

berti 2.jpg

INVENTARIO es una enorme biblioteca hecha de inventos literarios: objetos que existen tan solo en la ficción o que existieron primero en las páginas de un libro o en la fantasía de un escritor. Un libro que servirá como catálogo de una exposición que comienza en ARCO 2017 y que recorrerá las capitales más artísticamente literarias de España y América.

INVENTARIO toma como punto de partida un centenar de inventos: desde el Baby HP del mexicano Juan José Arreola hasta la kallocaína (droga de la verdad) de la escritora y pacifista sueca Karin Boye, pasando por la superficina del ruso Sigismund Kryzanowski, el miopicida de Raymond Queneau y diversas maquinaciones de autores tan variados como Jules Verne, Italo Calvino, Jorge Luis Borges, Alphonse Allais, J. R. Wilcock, Stanisław Lem, Juan de la Coba, Roald Dahl o Dino Buzzati: la máquina de hacer silencio, los pendientes despertador, los anteojos para ver viejos, el amortiguador humano, el Fluído García, el espejo con memoria, la máquina de inventar novelas, el GPS sentimental, la píldora contra el acento, la cafetera para masoquistas, el murciélago bomba, la máquina traductora perro-humano, el paraguas para enamorarse, el televisor indiscreto y el buscador automático de libros. (Sinopsis de la editorial)

eduardo-berti.jpg

Eduardo Berti nació en Buenos Aires en noviembre de 1964. Su primer libro de ficción, la colección de cuentos Los pájaros (1994), obtuvo el Premio-Beca de la Revista Cultura y fue considerado uno de los mejores libros del año por el diario Página/12. A este libro le siguieron dos novelas de importante repercusión: Agua y La mujer de Wakefield, ambas traducidas a varios idiomas: japonés, inglés, portugués y francés. La versión francesa de esta última fue finalista del prestigioso premio Fémina, que se entrega en Francia al mejor libro extranjero del año. En 1998, Berti se afincó en París, donde trabajó como periodista cultural y corresponsal para diversos medios argentinos. En el año 2002 publicó en forma simultánea en España y en Argentina los cuentos muy breves de La vida imposible cuya traducción al francés, La vie impossible, recibió el premio Libralire-Fernando Aguirre que en ediciones anteriores ganaran Enrique Vila-Matas o Francisco Ayala. En 2004, su novela Todos los Funes quedó finalista del prestigioso Premio Herralde, y fue considerada por el Times Literary Supplement uno de los mejores libros de ese año. En 2008 publicó la novela La sombra del púgil, y en 2010 apareció su último libro de cuentos, Lo inolvidable. A finales de 2011, obtuvo en Argentina el Premio Emecé, en fallo unánime, por su novela El país imaginado, que Impedimenta recuperó para el resto de lectores hispanohablantes y que se alzó con el Premio Las Américas de Novela. En 2016 publicó en Impedimenta su novela Un padre extranjero. Es autor de diversas antologías: desde Galaxia Borges, en coautoría con Edgardo Cozarinsky, hasta Nouvelles, antología del nuevo cuento francés (2006), pasando por Fantasmas, Historias encontradas o Los cuentos más breves del mundo. En los últimos años, Berti se ha dedicado a la traducción de diversas obras, entre las que destacan los cuadernos de apuntes del escritor norteamericano Nathaniel Hawthorne; la novela Gabrielle de Bergerac, de Henry James (Impedimenta, 2012); las Memorias de Joseph Grimaldi, de Charles Dickens; los cuentos de Jacques Sternberg o La muerte del corazón, de Elizabeth Bowen (Impedimenta, 2012).

***

Monobloque nació en 2004 en Berlín como punto de encuentro entre el diseño gráfico, el diseño de objetos y la arquitectura, de la mano de Clemens Helmke y Dorothée Billard.

Dorothée Billard nació en París, pero vive en Berlín. Ilustradora, está diplomada en Comunicación Visual en París, ciudad donde asistió a la Escuela Estienne y a la Escuela Nacional Superior de Artes Decorativas. Posteriormente, completó su fomanción en la Escuela Superior de Arte Berlín-Weibensee. Clemens Helmke, diseñador y arquitecto, nació en Neubrandenburg, Alemania, y vive y trabaja en Berlín. Ha estudiado en la Escuela Superior de Arte Berlin-Weibensee y en la Univerisdad Bauhaus de Weimar.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s