{Reseña} David Potter: Los emperadores de Roma (Pasado & Presente)

81238tUaeKL.jpg

Todos sabemos que Roma es eterna. Esto lo atestigua la inmensa cantidad de libros dedicados a su época de esplendor y decadencia. Ediciones Pasado & Presente nos presenta esta novedad, una formidable y accesible síntesis de la época imperial, desde Julio César hasta la disgregación provocada por las invasiones bárbaras y la desaparición del imperio occidental.

David Potter pertenece a esa especie tan anglosajona del historiador divulgador del mundo clásico. Sabedor de que la historia antigua ofrece al escritor material para la escritura de obras más adictivas y entretenidas que cualquier obra de ficción, hace aquí Potter gala de su conocimiento, amenidad e ironía para ofrecernos un libro que casi se lee de un tirón y que nos deja un gratísimo sabor de boca tras su lectura.

En los últimos años han aparecido numerosos obras que tratan este mismo periodo histórico. Algunas de ellas, de gran volumen, van dirigidas a un lector más especializado en la materia; ésta de David Potter tiene la ventaja de que en apenas 300 páginas nos da una visión general del tema sin perder por ello la rigurosidad exigida en una obra de alta divulgación.

En este ensayo, no sólo se trazan las semblanzas biográficas y políticas de los emperadores más importantes desde Julio César, pasando por la dinastía Julio-Claudia los archiconocidos Augusto, Tiberio, Calígula, Claudio y Nerón, los Flavios, la próspera etapa de los Antoninos entre ellos Trajano, Adriano y Marco Aurelio, y así hasta los últimos y efímeros emperadores Julio Nepote y Rómulo Augusto. También dedica a lo largo de toda la obra capítulos esenciales para entender el funcionamiento del imperio y de la sociedad romana: la ciudadanía romana, epidemias, culto al emperador, sistema fiscal, organización del ejército, espectáculos en el mundo romano, psicología romana, religión (aparición de los cultos orientales y el Cristianismo), cultura latina, aparición de la tetrarquía, fragmentación del imperio, invasiones bárbaras y la caída de Roma son temas tratados también en este volumen.

En el siglo III a. C., es decir, en la época en que los romanos empezaron a escribir la historia, la creencia general sostenía que su gobernación había sido monárquica entre el momento de la fundación de la ciudad y las postrimerías del siglo vi. Según cuenta la leyenda, en el año 509 a. C., el hijo de un odioso soberano llamado Tarquinio el Soberbio (que reinó entre 535 y 510 a. C.) violó a una mujer llamada Lucrecia. Antes de suicidarse, esta contó lo sucedido a su hermano Lucio Junio Bruto y el ultraje terminó provocando un levantamiento popular, ya que Bruto convocó al pueblo romano al foro e instó a sus conciudadanos a deponer a la familia real, declarando proscritos tanto al rey como a todos los integrantes de su domus. En sustitución del régimen derrocado, Bruto instituyó un gobierno basado en una sucesión colegiada de magistrados electos anualmente. El principio en el que se sustentaba este sistema era el de la recuperación del imperium, es decir, el de la devolución al pueblo de la potestad de gobernar que él mismo había conferido en su día al rey. Se consideraba que la nueva forma de gobierno —bajo cuyo mandato no solo se compartía el imperium, sino que se sometía su ejercicio a un conjunto de controles y contrapesos puestos en práctica por medio de leyes aprobadas por la propia sociedad— era el polo opuesto del régimen unipersonal y de la autocracia, fórmulas a las que se terminó englobando bajo la simple denominación de regnum, o «poder regio».

Los convulsos movimientos políticos y el inicio de su decadencia de Roma son un espejo en el que nos podemos mirar en estos tiempos en Europa. El paulatino deterioro económico, demográfico y militar, así como la corrupción del sistema político y el sentimiento de decadencia marcaron los últimos tiempos del imperio occidental. Sin en lugar de unas tribus bárbaras desorganizadas (y enemigas entre sí) Roma hubiera tenido un enemigo más poderoso, sin duda habría sucumbido y desaparecido mucho antes.

Los emperadores de Roma es una excelente introducción sobre este periodo fascinante de la historia de Europa. La edición en tapa dura con sobrecubierta de Pasado & Presente es magnífica. Una sensacional y provechosa lectura. Absolutamente recomendable.

Puntuación: 5 (de 5)
Ediciones Pasado & Presente (2017)
Colección: Historia
Traducción: Tomás Fernández y Beatriz Eguibar
313 págs.

trajano.jpg

Uno reveló ser un matricida. Otro se dedicó a luchar como gladiador. Dos ejercieron de filósofos. E incluso hay uno al que la Iglesia Ortodoxa tiene por santo y rinde veneración. Tan diversas personalidades comparten una circunstancia: la de ser emperadores romanos.

Utilizando un tono polémico que no deja de resultar sumamente familiar el oído moderno, los Romanos no tenían empacho en despellejar a sus dirigentes tachándolos de lunáticos, asesinos o imbéciles —aunque tampoco se privarían de reverenciarlos, elevándolos a la categoría de héroes o genios—. Pero si alguna lección cabe extraer de la historia de los Césares, de Augusto a Rómulo, es que el gobierno ha de ser la representación del sentido moral de la sociedad. Porque en último término, lo único que consigue un gobierno que se aparte de las realidades del mundo que le rodea es erosionar los cimientos mismos de la sociedad. El desplome del Imperio Romano de Occidente no se debió tanto a la invasión bárbara como a una falta de imaginación frente a la necesidad de asimilar a los recién llegados. La incitación al prejuicio y las fantasías relacionadas con la naturaleza del mundo revelaron ser entonces —como invariablemente ocurre en cualquier época— la receta más segura para el desastre.”

David Potter desgrana, con gran talento narrativo, un enorme conocimiento del período y no poco sentido del humor, la vida de los hombres más poderosos de su tiempo, dueños de gran parte del mundo conocido, y los sitúa en su contexto histórico para entregarnos una panorámica extraordinaria de la Roma Imperial. Un libro en el que los emperadores aparecen retratados no solo en su faceta política, sino también en la humana; en sus conflictos personales, sus gustos culturales y sus creencias religiosas y filosóficas. Una obra de referencia indispensable para todos los amantes de la literatura histórica. (Sinopsis de la editorial)

potter.jpg

David Potter ( 1957) ostenta la cátedra de historia griega y romana y la cátedra Arthur F. Thurnau de griego y latín en la Universidad de Michigan. Graduado en Harvard (1979) y Oxford (1984). Es autor de Constantino el Grande (2012) y Ancient Rome: a New History (2014). Los emperadores de Roma es su primer libro publicado por Pasado & Presente.

emperadores-romanos-800x531.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s