{Reseña} Raymond Roussel: El doble (Wunderkammer)

$photoNames

La joven editorial Wunderkammer, en su afán de descubrir maravillas y libros raros nos trae la primicia de El doble, primera novela del Raymond Roussel, padre —aun sin quererlo— de tantos movimientos extravagantes y vanguardistas.

Raymond Roussel era hijo de una familia pudiente de Neuilly. Desde pequeño estuvo educado en el gusto por la cultura, por la música, el teatro. Inició estudios musicales pero, según cuenta él mismo «un día, a los diecisiete años, tomé la decisión de abandonar la música para dedicarme a la poesía: acababa de configurarse mi vocación. A partir de aquel momento se apoderó de mí la fiebre del trabajo. Trabajé, por así decirlo, día y noche a lo largo de varios meses, al cabo de los cuales escribí La Doublure». Se sintió llamado a escribir, y trabajó sin pausa sumido en un delirio literario que le marcó de por vida, convencido de que estaba escribiendo una obra maestra y que su destino era el de un genio. El doble apareció el 10 de junio de 1897, y su escasa aceptación provocó en el autor una grave afección nerviosa que determinó su vida.

Roussel siguió trabajando y dando a luz obras tan geniales como Locus Solus o Impresiones de África, escritas según su «método» de escritura por homónimos, pero ninguna de sus obras tuvo éxito mientras él vivió. Se dedicó a viajar y ver mundo, aunque a menudo sin salir de su habitación de hotel. Se quitó la vida en Palermo en 1933. Su huella en otros artistas, sin embargo, ha sido muy importante: Apollinaire,  Duchamp, Breton, Salvador Dalí, Michel Foucault, John Ashbery, Pere Gimferrer o Enrique Vila-Matas se encuentran entre sus devotos.

El doble es una novela escrita en versos alejandrinos rimados (más de 5.550 versos, pareados en el singular estilo de Roussel). Pero no se asusten; la extraordinaria (y supongo que difícil) traducción de María Teresa Gallego Urrutia hace que cualquier lector medio pueda leer la obra con la agilidad de una obra en prosa. Narra la desventurada vida de Gaspard Lenoir, un actor de tercera que al fin sustituye al actor principal en pequeño teatro de Paris. Una vez en escena es el hazmerreir del público al ser incapaz de actuar con coherencia. Hundido, Lenoir viaja con su amante al carnaval de Niza donde vivirá una alegría desmedida hasta el su fracaso final.

Hay que advertir que El doble no es literatura para todos los paladares: si sólo se busca una obra narrativa convencional de puro entretenimiento, El doble seguramente resultará excesivamente literaria y experimental. Como en todas sus publicaciones, la edición de Wunderkammer (con su particular formato de 10×21 cm) es magnífica.

Puntuación: 4 (de 5)
Wunderkammer (2017)
Traducción: María Teresa Gallego Urrutia
Prólogo: Manuel Borja-Villel
188 págs.

doble

La primera novela del genial Raymond Roussel, autor de obras de culto como Locus Solus e Impresiones de África, ha permanecido inédita en castellano hasta ahora. De la mano de María Teresa Gallego Urrutia, Premio Nacional de Traducción, nos llega por fin esta narración en versos alejandrinos protagonizada por Gaspard, un actor suplente de mala fortuna, ambientada en el carnaval de Niza. Roussel publicó La Doublure a sus expensas en 1897. La obra no obtuvo ningún éxito, hecho que afectó tremendamente al autor, hasta el punto de causarle una crisis nerviosa: «El fracaso me provocó un golpe de una violencia terrible. Tuve la impresión de precipitarme hacia el suelo desde lo alto de una prodigiosa cumbre de gloria. El resultado de ese golpe fue, sobre todo, una tremenda enfermedad nerviosa que padecí durante mucho tiempo». Incluimos el informe de su médico, el psiquiatra Pierre Janet, y prólogo del director del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Manuel Borja-Villel. (Sinopsis de la editorial)

Roussel_19ans

Raymond Roussel (París, 1877 – Palermo, 1933). Poeta, novelista, dramaturgo, músico y ajedrecista francés. Su obra influenció fuertemente a varios grupos literarios del s.XX como OuLiPo, o los autores de la nouveau roman. Considerado uno de los precursores del surrealismo, su obra escapa a cualquier intento de clasificación y constituye uno de los más radicales experimentos sobre los límites de la literatura.

Algunas de sus creaciones más conocidas son: Impresiones de África (1910), Locus solus (1914) y Nuevas impresiones de África (1932). En Cómo he escrito algunos de mis libros (1935) el genial autor desvela su inusitado método de escritura. Roussel se decantó por Julio Verne, la opereta, el vodevil, los viajes interminables y, al final de su vida, el opio que creía le devolvería al éxtasis de sus 20 años cuando estaba convencido de «alcanzar las cimas más altas de la gloria». Se suicidó a los 56 años, en 1933, en un modesto hotel siciliano.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s