{Reseña} Karl May: A través del desierto (Reino de Cordelia)

$photoNamesss.jpg

Karl May fue un escritor menor pero de un extraordinario éxito (esto suele suceder con frecuencia), creador de algunas de las sagas más importantes de la literaturas de aventuras, como la de Old Shatterhand y su amigo apache Winnetou, ambientadas en el Oeste americano, o la de Kara Ben Nemsi y su criado musulmán Halef Omar que transcurren en el norte de África y el Oriente Próximo. La editorial Reino de Cordelia ha rescatado en una primorosa edición la primera serie de Kara Ben Nemsi, y lo hace respetando la edición original alemana con una nueva traducción de Durch die Wüste, publicado en 1881. En España esta novela fue troceada en cuatro títulos que aún se pueden encontrar en librería de viejo: El rastro perdido, Los piratas del Mar Rojo, Los ladrones del desierto y Los adoradores del diablo. A cada volumen le añadieron capítulos arbitrariamente, hasta saltar de los doce de la versión original alemana a cuarenta y dos en la española.

“Halef era un tipo muy peculiar: tan bajo de estatura que apenas me llegaba a los hombros, y tan delgado y enjuto que parecía como si durante una década hubiese permanecido prensado entre las hojas de papel secante de un herbario. Su rostro se ocultaba por completo bajo un turbante de casi un metro de diámetro, y su chilaba, antaño blanca, brillaba ahora reflejando todas las tonalidades posibles de grasa y suciedad, y a todas luces evidenciaba que había sido cortada para una persona mucho más corpulenta, por lo que, cuando Halef montaba a caballo y comenzaba a cabalgar, debía recogérsela igual que las amazonas hacen con la falda. Mas a pesar de su desarrapada presencia, me infundía un gran respeto. Poseía una perspicacia nada común y un enorme valor y destreza que, añadidos a su gran resistencia, le permitían superar dificultades extremas. Como además hablaba todos los dialectos conocidos entre el territorio de los Uelad Bu Seba y las fuentes del Nilo, el lector podrá imaginarse fácilmente mi satisfacción por su compañía, pues lo consideraba un amigo más que un criado.”

El escritor, seducido por sus propios sueños y los de sus lectores, hizo creer a sus admiradores que el héroe de sus obras, Old Shatterhand o Kara Ben Nemsi, era él mismo. May disfrazaba los elementos autobiográficos, escogiendo escenarios exóticos, y descubre a los lectores un amplio espectro de necesidades y deseos, ofreciéndoles elementos fantásticos y aspectos realistas, posibilidades de afirmarse y de huir de la realidad, estímulos religiosos, pacifistas, nacionalistas y una visión romántica de la naturaleza.

Los protagonistas de A través del Desierto recorren los desiertos del sur de Argelia y de Túnez, y después de cruzar la Tripolitania, llegan a orillas del Nilo y el Mar Rojo, corriendo las más diversas y asombrosas peripecias: la investigación de un asesinato, libertan a una prisionera, son atacados por una banda de piratas, tienen un encuentro con los yazidis o adoradores del diablo… No esperemos encontrar grandes profundidades psicológicas ni dilemas existenciales en los protagonistas (por suerte, claro). Lo que encontraremos es clara y adictiva narratividad, y según palabras de Fernando Savater, un confeso lector de May, “El lector de Karl May se encuentra en la estupenda disposición del perfecto aficionado literario a la aventura: saber que en cada página va a pasar algo y que ese algo puede ser cualquier cosa”.

A través del Desierto es literatura de aventuras en estado puro, ambientes exóticos, personajes de leyenda… Una lectura obligada este verano para huir de la aplastante realidad. Totalmente recomendable.

Puntuación: 4 (de 5)
Reino de Cordelia (2017)
Colección: Literatura, 89
Traducción: José Fernández Bueno
624 págs

507434841.jpg

Primer título de la serie de aventuras por tierras del profeta Mahoma protagonizada por el aventurero alemán Kara Ben Nemsi (Karl, hijo de alemanes) y su fiel criado musulmán Halef Omar, en “A través del desierto” ambos recorren las arenas del Sáhara desde el Sur de Argelia hasta las orillas del Nilo, y desde el Mar Rojo hasta La Meca, enfrentándose a toda serie de peligros, accidentes naturales, asesinos, bandidos y piratas. Publicada originalmente en 1881, y troceada tradicionalmente en español en cuatro novelas —El rastro perdido, Los piratas del Mar Rojo, Los ladrones del desierto y Los adoradores del diablo—, José Fernández Bueno ha vuelto a traducirla al español, respetando la edición original alemana. (Sinopsis de la editorial)

karl_may_1905.jpg

Karl May (Ernstthal, 1842 – Dresde, 1912) es uno de los autores más leídos en Alemania. En 1861 consiguió el título de maestro, pero ejerció poco tiempo la profesión. Acusado de robo fue encarcelado y se le prohibió seguir impartiendo clases. La prisión le ayudó a descubrir la capacidad redentora de la escritura y en 1875 comenzó a colaborar en periódicos y revistas. Sus novelas de aventuras siguen siendo reeditadas en su país y en gran parte del mundo y han sido llevadas al cine y a la televisión. Destacan entre ellas dos sagas, la del Oeste americano y la ambientada en Oriente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s