{Reseña} Edward Bulwer-Lytton: La casa y el cerebro (Impedimenta)

81FIgbD4azL.jpg

En esa completa guía de lecturas que es El horror en la Literatura, Lovecraft dedica un comentario a la figura de Bulwer-Lytton y refiere que “The House and the Brain (La casa y el cerebro) con sugerencias “rosacruces” y figuras malignas e inmortales inspiradas en el misterioso cortesano de Luis XV, Saint Germain, ha sobrevivido como uno de los mejores cuentos de casas embrujadas.” Lovecraft, con su fino olfato lector, supo apreciar las cualidades de esta breve y extraordinaria nouvelle.

Edward Bulwer-Lytton practicó diversos géneros literarios con abundancia, como la narrativa histórica —Los últimos días de Pompeya, es su obra más conocida, pero ahora poco leída—, las novelas de misterio y las narraciones fantásticas y de terror, algunas de corte ocultista, como A Strange Story o Zanoni, que tal vez delatan su pertenencia a la Sociedad Rosacruz inglesa, y que junto con La casa y el cerebro, conforman lo mejor de su producción.

Un amigo mío, que es hombre de letras y filósofo, me dijo un día como entre bromas y veras: —¡Figúrate! Desde que nos vimos por última vez, he descubierto una casa encantada en mitad de Londres. —¿Realmente encantada? ¿Y qué había…? ¿Fantasmas? —No puedo contestar a esas preguntas; lo único que sé es esto: hace seis semanas mi mujer y yo estábamos buscando un piso amueblado. Al pasar por una tranquila calle, leímos en la ventana de una de aquellas casas el anuncio: «Apartamentos amueblados». La ubicación nos satisfizo; entramos en la casa, nos gustaron las habitaciones, las alquilamos por una semana y las abandonamos al tercer día. Nada ni nadie habría convencido a mi mujer de que se quedase más tiempo; y no me extraña.

La casa y el cerebro es una narración gótica de fantasmas, pero también es un relato fantástico, ocultista e incluso un cuento policial —que prefigura el género de los detectives de lo sobrenatural que abundarían al final del siglo—, que atrapa desde la primera página y se lee de un tirón. La obra está estructurada en dos partes: una primera, que es un relato de fantasmas clásico, con la casa y los extraños fenómenos como protagonistas; y una segunda parte, en la que se intenta dar una explicación ocultista, pero racional, a las manifestaciones paranormales.

Una última curiosidad: en el relato se cita la historia de la destrucción y reconstrucción de una rosa por parte del alquimista Paracelso, que es el argumento de La rosa de Paracelso, uno de los últimos y más memorables cuentos de Borges.

En resumen, La casa y el cerebro es un título absolutamente imprescindible para los seguidores de la literatura fantástica y gótica. Como siempre, la edición de Impedimenta es exquisita. Totalmente recomendable.

Puntuación: 5 (de 5)
Impedimenta (2014)
Traducción e introducción: Arturo Agüero Herranz
108 págs.

odilon-redon-illustration-for-the-book-e2809cthe-haunted-and-the-haunterse2809d-1896.jpg

La casa y el cerebro se considera una pieza maestra de la literatura sobrenatural. El narrador de esta desasosegante fábula de fantasmas, desoyendo los consejos de sus allegados, decide pasar una noche, junto con su criado y su perro, en una casa encantada situada en Londres, de la que todos los demás huyen despavoridos. Allí, tal y como él esperaba, asiste a una serie de apariciones espeluznantes y descubre, a través de unas cartas, que la casa, muchos años atrás, fue el escenario de unos horribles crímenes. El secreto de todo parece encerrarse en una habitación vacía. Conectada a esta, la voluntad de un ser inmortal y perverso, uno de los que tuvo que ver con la casa en el pasado, ha creado y gobernado a distancia los extraños fenómenos. (Sinopsis de le editorial)

Edward_George_Earle_Lytton_Bulwer_Lytton,_1st_Baron_Lytton_by_Henry_William_Pickersgill

Edward Bulwer-Lytton (1803-1873). Niño delicado y neurótico, pero muy precoz, a los 15 años había publicado un libro, aunque de escasa calidad: Ishmael and other Poems. Estudió en el Trinity College, en Cambridge y frecuentó la alta sociedad en calidad de dandy. En 1827, contra los deseos de su madre, se casó con la irlandesa Rosina Doyle Wheeler. Debido a los lujosos gastos del matrimonio, Edward tuvo que trabajar y se convirtió en un fecundo y exitoso autor, en la misma medida que Dickens o Thackeray. Publicó novelas, poemas, obras de teatro, ensayos, cuentos, traducciones y volúmenes de historia. Su matrimonio resultó no solo un fracaso, sino además un auténtico escándalo. Rosina denunció en diversos escritos el comportamiento de su marido, y él le retiró su asignación y le negó ver a sus hijos. En 1831 resultaría elegido para el Parlamento, puesto que conservó durante nueve años. Poco después publicaría la obra que lo consagraría, Los últimos días de Pompeya (1834), el único de sus títulos que perduró. Aun así, es autor de una gran cantidad de relatos y novelas macabras, a reivindicar, como Zanoni (1842), el presente La casa y el cerebro (1859), conocida también como The Haunters and the Haunted, y que está considerado por autores de la talla de Lovecraft como el mejor cuento de casas encantadas jamás escrito, o A Strange Story (1862). Para entonces, su fama era tal que ese mismo año, tras la abdicación del rey Otto de Grecia, le fue ofrecida la corona griega, que él rechazó. En 1866, Bulwer-Lytton ascendió a la nobleza como primer Barón Lytton. Falleció el 18 de enero de 1873 de una infección de oído que le afectó al cerebro y le ocasionó un ataque.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s