{Reseña} Carlos Fuentes: Aura (Libros del Zorro Rojo)

91uYtsQK2cL.jpg

Carlos Fuentes publicó Aura en 1962 (el mismo año que La muerte de Artemio Cruz). En este relato Fuentes abandona sus indagaciones sobre la historia contemporánea de México y se acerca al género fantástico y gótico de una manera extraordinariamente personal e innovadora. Aura es una nouvelle con la capacidad de una novela y lo compacto de un cuento. Un juego de relojería perfecto, casi matemático, que ha sido objeto de multitud de análisis concienzudos, desde la mitología al psicoanálisis, desde la brujería a la locura. Es una de las mejores y más accesibles obras de Carlos Fuentes (y que seguiría cultivando lo fantásticos en obras muy posteriores como Inquieta compañía).

Tiempo después de su publicación, Fuentes declaró que el argumento de Aura lo persiguió durante mucho tiempo atrás: «Esa obsesión nació en mí cuando tenía siete años y después de visitar el Castillo de Chapultepec y ver el cuadro de la joven Carlota de Bélgica, encontré en el archivo Casasola la fotografía de esa misma mujer, ahora vieja, muerta, recostada dentro un féretro acojinado, adornada con una cofia de niña, la Carlota que murió loca en un castillo. Son las dos Carlotas Aura y Consuelo.»

LEES ESE ANUNCIO: una oferta de esa naturaleza no se hace todos los días. Lees y relees el aviso. Parece dirigido a ti, a nadie mas. Distraído, dejas que la ceniza del cigarro caiga dentro de la taza de te que has estado bebiendo en este cafetín sucio y barato. tu releerás. Se solicita historiador joven. Ordenado. Escrupuloso. Conocedor de la lengua francesa. Conocimiento perfecto, coloquial. Capaz de desempeñar labores de secretario. Juventud, conocimiento del francés, preferible si ha vivido en Francia algún tiempo. Tres mil pesos mensuales, comida y recamara cómoda, asoleada, apropiada estudio. Solo falta tu nombre. Solo falta que las letras mas negras y llamativas del aviso informen: Felipe Montero.

***

La imagen de esta enajenación total te rebela: caminas, esta vez, hacia la otra puerta, la que da sobre el vestíbulo al pie de la escalera, la que esta al lado de la recamara de la anciana: allí debe vivir Aura; no hay otra pieza en la casa. Empujas la puerta y entras a esa recamara, también oscura, de paredes enjalbegadas, donde el único adorno es un Cristo negro. A la izquierda, ves esa puerta que debe conducir a la recamara de la viuda. Caminando de puntas, te acercas a ella, colocas la mano sobre la madera, desistes de tu empeño: debes hablar con Aura a solas.

Aura no se reduce a una presencia de lo fantasmagórico en la realidad, a la supervivencia de dos dimensiones del tiempo, a una simple historia de vampiros o a la creación de un doble o golem. Como toda gran literatura (y Aura lo es) parece dialogar incesantemente y de manera inteligente con obras anteriores, con Henry James (Los papeles de Aspern), con Alfonso Reyes (La cena), con Edgar Allan Poe (Ligeia); allí donde las almas se materializan, desdoblándose, para dar vida a presencias fantasmagóricas y tenebrosas, completando el cuadro de la perfección estética con la concisión del relato corto. Además, Aura dejó las puertas abiertas a futuros desarrollos del género, puertas que, por desgracia, pocos han cruzado.

Sobre las ilustraciones que forman parte del volumen decir que son sencillamente fabulosas. Alejandra Acosta se declara admiradora de Remedios Varo y de Leonora Carrington, y algo de ese mundo surrealista y metafórico encontramos en los soberbios y lúgubres collages que ha preparado para Aura y que le vienen como anillo al dedo al texto. Acosta es sobradamente conocida aquí ya que trabaja regularmente con numerosas editoriales españolas. Pueden disfrutarse los trabajos del artista visitando su página web (www.alejandraacosta.com).

En fin, esta insuperable edición de Aura de Libros del Zorro Rojo es una pequeña delicatessen que no puede faltar en ninguna biblioteca, por modesta que sea. Un libro para guardar como oro en paño.

Puntuación: 5 (de 5)
Libros del Zorro Rojo (2017)
Ilustraciones de Alejandra Acosta
Epílogo de María Negroni
72 págs.

Aura3.jpg

Uno de los escritos más trepidantes de Carlos Fuentes vuelve a ser publicado, tras dos décadas inédito en España. Desde las primeras líneas, el lector es absorbido por la narración en segunda persona: juego de espejos que lo mimetiza con el personaje de esta historia vertiginosa, y lo sumerge en una atmósfera inquietante y misteriosa: un Aura poblada por sombras ambiguas y silencios enmohecidos. Recorrerá los cautivadores ambientes de una vieja casona, de un fantástico jardín, con pasos ahogados, que dibujarán la silueta aviesa de un laberinto elevado por encima de toda linealidad temporal. Este tiempo bífido es una de las formas en que se expresa la constante dualidad que late en la nouvelle. La figura del doble irrumpe desde cada uno de los simbolismos que conforman los ejes de este particular espacio vital y se extiende hacia el lector, convocándolo al lugar de actor en este singular escenario. Tal y como puntualiza la poeta y ensayista María Negroni en el epílogo de esta edición, «”Aura” quiere decir luz, halo, pero también ave rapaz». En efecto, un filo binar recorre la obra: en cada hoja acerada lo ominoso y lo familiar se alternan en un trenzado que, paulatinamente, desdibuja sus fronteras. En el esplendor se insinúa lo luctuoso; en el centro de la lozanía reverbera la purulencia de la decrepitud. (Sinopsis de la editorial)

CARLOSFUENTES7776666

Carlos Fuentes (Ciudad de Panamá, 1928 – Ciudad de México, 2012). Hijo de diplomático, pasó su infancia en diversas capitales de América. A los dieciséis años llegó a México para terminar el bachillerato, licenciarse en Derecho y Economía y seguir la carrera diplomática. Desde edades tempranas se vinculó fuertemente con el cine. Escribió guiones para varias películas, entre los que destaca Pedro Páramo (1967), adaptación de la novela de Juan Rulfo. Asimismo, fue llevada al cine su novela Gringo viejo (1985), que trata sobre la desaparición del escritor estadounidense Ambrose Bierce en el México revolucionario. La propia Aura nace como influencia directa del film Ugetsu Monogatari (Cuentos de la luna pálida de agosto), de Kenji Mizoguchi. Entre sus obras literarias cabe mencionar La región más transparente (1958), La muerte de Artemio Cruz (1962) y Terra Nostra (1975). Su prosa se despliega a partir de los temas que lo apasionaron: la política y la historia. De esta última nace la elaboración de tramas que se sirven del eje temporal para alterarlo, subjetivizarlo y remontar a contracorriente la linealidad biográfica. Es lo que ocurre en Aura, otra de sus obras maestras, fiel exponente de La edad del tiempo, nombre que a partir de 1987 Carlos Fuentes otorgó al conjunto de su obra narrativa. Entre otros premios, recibió el Rómulo Gallegos (1977), el Cervantes (1987) y el Príncipe de Asturias de las Letras (1994). Además fue nombrado miembro honorario de la Academia Mexicana de la Lengua (2001).

Aura4.jpg

Alajandra Acosta (Santiago de Chile, 1975). Diseñadora gráfica e ilustradora, vive y trabaja en Santiago de Chile. Entre sus libros publicados destacan: Del enebro, de los hermanos Grimm, La cámara sangrienta, de Angela Carter y Gremlins: Diario de una madre, de autoría propia. Ha obtenido en diversas ocasiones la Medalla Colibrí de IBBY Chile a la Ilustración: en 2012 por Aventuras y orígenes de los pájaros, de Sonia Montecino y Catalina Infante; en 2013 por El Árbol, de María Luisa Bombal; y en 2015 por Pajarario, seleccionado para la Lista de Honor IBBY. En 2016, La Mujer de la guarda, con texto de Sara Bertrand, fue ganador del Premio Nuevos Horizontes en la Feria del Libro Infantil de Bolonia. De su proceso creativo, Acosta ha dicho: «Mi técnica para este libro es el collage. Es un proceso muy largo, porque parto desde la intuición, creando una imagen en mi mente, pero dependo mucho de encontrar los recortes que me van a ayudar a componer esa idea. Cada imagen implica una búsqueda en bibliotecas antiguas, libros de anatomía, libros de botánica…, dependes del hallazgo. En ese sentido es un trabajo muy entretenido, pero al mismo tiempo es como entrar en un laberinto, ya que nunca sabes dónde vas a terminar».

Anuncios

2 comentarios sobre “{Reseña} Carlos Fuentes: Aura (Libros del Zorro Rojo)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s