{Reseña} Sax Rohmer: Los métodos de Moris Klaw (Costas de Carcosa)

MorisKlaw.jpg

Las historias de detectives psíquicos y de lo oculto disfrutaron de una considerable popularidad a finales del siglo XIX y durante el primer cuarto del siglo XX. Los más conocidos son Carnacki de William Hope Hodgson y John Silence de Algernon Blackwood, a los que habría que añadir también el detective onírico de Sax Rohmer.

Sax Rohmer, creador del célebre personaje de Fu Manchú, personaje que en cierto modo devoró al autor como lo hizo Sherlock Holmes con Conan Doyle, también dio a la imprenta varios otros personajes fascinantes: Gaston Max, Bazarada, Sumuru, y este Moris Klaw, que nos ofrece Costas de Carcosa en edición completa. El primer cuento de la saga, Los misterios de la Sala Griega, se publicó en The New Magazine en 1913, y el décimo y último un año después. No se publicaron juntos en forma de libro hasta 1920 con el título de  The Methods of Moris Klaw.

Hay una diferencia fascinante que distingue estas historias de Moris Klaw de las historias de detectives psíquicos de otros escritores. En la mayoría de los casos, el detective psíquico investiga acontecimientos sobrenaturales (o sucesos supuestamente sobrenaturales). Pero los casos de Moris Klaw son esencialmente crímenes inusuales sin elementos sobrenaturales manifiestos, pero Klaw los investiga con métodos que son ciertamente ocultos. Moris Klaw sostiene varias teorías sobre el crimen: la primera es que las emociones muy poderosas, como las experimentadas tanto por un asesino como por su víctima, están impresas en su entorno donde pueden ser recuperadas. Klaw hace esto durmiendo sobre un cojín en la escena del crimen. En su sueño recibe una especie de fotografía mental, ya que Klaw cree que los pensamientos tienen una existencia casi física, una idea que encuentra su expresión más plena en la mejor historia de la colección, El caso del velo de IsisSu segunda teoría es el Ciclo del Crimen. Ciertos objetos, especialmente las antigüedades, están continuamente involucrados en una serie de crímenes a lo largo de los siglos. Hasta cierto punto, esto también puede ser cierto para las casas encantadas.

ThePotsherdofAnubis_0000

Muchos de los casos incluyen antigüedades, y varios se localizan en museos o involucran a coleccionistas de objetos artísticos o arqueológicos. Los misterios de la Sala Griega son causados por el famoso arpa ateniense, el elemento más valioso en el Museo Menzies. El caso de las momias sin cabeza gira en torno a las momias y el legendario libro egipcio de las lámparas. El caso del canope de Anubis (uno de los mejores relatos) atañe a un jarrón antiguo que se cree tiene el poder de convocar a grandes potencias. Hay también, en El caso del hacha del cruzado, un hacha de batalla con una historia sangrienta. En El caso del Rajá azul el objeto es un diamante fabuloso con una historia notoria. En El caso de la estatua de marfil (otra de las historias destacadas) es una obra de arte moderna, pero de una bailarina egipcia antigua.

Las historias son presentadas en todos los casos por Searles, el narrador y biógrafo de Moris Klaw (a modo de Watson). También tiene protagonismo Grimsby, inspector de Scotland Yard que acude a Moris Klaw cuando se atasca con una investigación difícil y sin salida, así como la hermosa y extraña Isis, hija de Moris Klaw que le ayuda en algunos casos. Como se ve, un elenco de personajes de lo más característico de esos años dorados de la literatura de misterio británica, literatura que no ha perdido un ápice de su atractivo y cuya lectura es irresistible, sobre todo si nos viene de la mano de Sax Rohmer, un maestro del género. En definitiva, Los métodos de Moris Klaw es literatura popular detectivesca en estado puro. Una lectura perfecta para evadirse de la cruda realidad en estas tardes de otoño. Recomendable.

Puntuación: 4 (de 5)
Costas de Carcosa (2016)
Traducción: Javier Jiménez Barco, Manuel Burón, Jaume Vicent,  J. R. Plana, Diego Fdez. Villaverde
274 págs.

Ver y Comprar este libro en Amazon: https://amzn.to/3muDjTz

sa.jpg

A principios de 1913, casi al mismo tiempo en que apareció su primer cuento de Fu Manchú, un joven Sax Rohmer crearía a uno de los personajes más originales de la literatura popular. El concepto de detective de lo oculto no era todavía un tópico tan habitual como acabaría siendo décadas después y, gracias a eso, Rohmer imaginó a un sujeto que nada tiene que ver con lo que después sería ese tipo de personaje.
Moris Klaw es un anciano excéntrico, un genio, que regenta una misteriosa tienda de antigüedades en Londres, junto con su bellísima hija Isis. Autor de varios tratados sobre el crimen y lo esotérico, Klaw resuelve misteriosos crímenes en habitación cerrada y desencanta mansiones echándose a dormir en el escenario de la tragedia para captar lo sucedido. Costas de Carcosa presenta ahora su saga completa, incluyendo una pieza que no había sido publicada desde los años 20. (Sinopsis de la editorial)

sax-rohmer.jpg

Arthur Henry Sarsfield Ward (1883 – 1959), más conocido como Sax Rohmer, fue un prolífico novelista inglés. Nacido en Birmingham, de padres irlandeses. Es conocido por su creación del maestro criminal, Dr. Fu Manchú y sus oponentes Denis Nayland Smith, el Dr. Petrie, llamado despues el egiptólogo Flinders Petrie, y la hermosa Karamaneh, la mujer de los sueños de Petrie. Adoptó el nombre de Sarsfield a los 18 años, impresionado por las alcohólicas reclamaciones de su madre de descender del famoso general irlandés del siglo XVII, Patrick Sarsfield. Despues explicaría que su pseudónimo «sax» significaba «filo» en sajón, y «rohmer» significaba «vagabundo». Su primer relato La momia misteriosa (1903) apareció en una revista, su primer libro Pausa! en 1910, y su primera novela de Fu Manchú, El misterio del Dr. Fu Manchú tres años después. Obtuvo un éxito inmediato. Durante los siguientes años, las historias se publicaron en colecciones, pero al final del tercer libro, The Si-Fan Mysteries (1917), Fu Manchú perecía ahogado. En 1915, Rohmer inventó un personaje detectivesco, Gaston Max, que apareció por primera vez en La garra amarilla. Otra serie de personajes interesantes era la del detective de lo oculto Morris Klaw, y la de Sumuru, una dama cortada por el mismo patrón de Fu Manchú. En el período de 1920 a 1930, Rohmer fue uno de los más leidos y mejor pagados escritores de magazines en lengua inglesa. Realizó además, trabajos para el teatro, y creó las letras de numerosas canciones. El interés de Rohmer por la mística y el ocultismo le llevaron a hacerse miembro de una organización oculta, que incluía a miembros tales como Aleister Crowley y William Butler Yeats. Sus relatos sobrenaturales incluyen Brood of the witch Queen (1918) en el cual una momia egipcia es revivida para practicar antiguos conjuros en el mundo actual, y Cara gris (1924), en el que una supuesta reencarnación de Cagliostro provoca el caos. La serie de Fu Manchú comenzó de nuevo, tras algunos años de silencio, con La hija de Fu-Manchú (1931). Tras la II Guerra Mundial Rohmer se mudó a Estados Unidos. Entre los últimos trabajos de Rohmer destacan Hangover house (1949), basado en una obra de teatro nunca representada de finales de los 30, y la serie de Sumuru, cinco novelas publicadas entre 1950 y 1956.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s