{Reseña} Andrés de León: Historia del Huérfano (Biblioteca Castro)

Portada-Hª-Huérfano

Es increíble que a estas alturas del siglo XXI podamos disfrutar de una novela inédita del Siglo de Oro, como esta obra que había permanecido olvidada desde 1620, fecha de su redacción por Andrés de León (pseudónimo de Martín de León y Cárdenas). El manuscrito, actualmente propiedad de la Hispanic Society of America, pasó por diferentes manos de bibliófilos y eruditos españoles hasta que fue vendida a esa institución americana. Por suerte, la Fundación José Antonio de Castro en su labor impagable de publicar con el máximo rigor y lujo a nuestros clásicos ha rescatado ahora esta maravilla, que me temo pasará casi inadvertida entre el maremágnum de novedades irrelevantes y foráneas que padecemos.

Este delicioso y no excesivamente extenso volumen, en el que priman las aventuras y los viajes, nos narra en la vida del Huérfano, un adolescente de Granada que se traslada al Nuevo Mundo y acaba en un convento de agustinos en Lima tras una aventura galante. Allí toma el hábito por poco tiempo, ya que es expulsado de la orden. Decide partir para España y Roma para obtener la indulgencia papal y vive aventuras rigurosamente históricas como los ataques de Drake (Francisco Draque) a Puerto Rico y el saqueo de Cádiz por una escuadra inglesa (en la que el Huérfano se salva por los pelos gracias a una hábil estratagema). El Huérfano viaja por numerosas ciudades americanas, españolas e italianas siendo testigo de acontecimientos de importancia de los que deja crónica. Después de una vida de trasiego volverá a América, donde termina sus días en un convento de Ciudad de los Reyes (Lima). Escrita en tercera persona a modo de biografía un tanto sui géneris, es también un espejo de la vida en la Colonia, donde las fiestas literarias conviven con los ataques de piratas y las disputas burocráticas y entre familias con los abusos y codicias de todo tipo.

A esta hora ya estaba la ciudad saqueada y las casas yermas y destruidas, porque quitaron dellas ventanas, rejas, umbrales. Estaban los templos asolados y destruidos; las imágines rotas, despedazadas; los lugares sacros profanados; los crucifijos acuchillados y por el suelo, pisadas y cortadas las cruces; las iglesias cavadas, las bóvedas abiertas, buscando en ellas oro y plata, joyas o cosas de valor enterradas con los difuntos, cuya memoria de la muerte representada a la vista servía de poco a su mala vida. Hallaron en la iglesia mayor de la ciudad toda la plata del servicio del culto divino, que era mucha cantidad y de mucho valor. (Cap. XVI)

***

Las recuas que sirven a Potosí son de carneros de la tierra, animales que no se hallan en otra nación de las que se saben sino en las Indias, y parece que naturaleza sólo se las dio a los indios , porque otros no pudieran servirse dellos, porque los indios son flemáticos, tímido y muy para poco, y así son los carneros. Son del tamaño de un jumento, aunque tienen el pescuezo acamellado, la cabeza difiere poco de oveja de España. Entran destas recuas cada día en Potosí muchas de a quinientos y de a más y menos carneros. La carga que traen es de harina, vino, maíz, hierro y otros cargios. El peso que cargan será de cinco arrobas y no más. (Cap. XXXVIII)

***

Entró el Huérfano en la famosa Ciudad de los Reyes y en el más majestuoso convento que hay en ella, y en él fue recebido de sus perlados con alborozo y amor […] Al fin Nuestro Señor fue servido que el Huérfano lograse tantas persecuciones y trabajos, cautiverios, caminos, heridas y navegaciones, pues le volvió a la religión, donde está venciéndose, no solo a sí, siendo enemigo de sí mismo, pero a los mayores enemigos, que son: mundo, demonio y carne. (Cap. XL)

El autor introduce numerosas digresiones e interpolaciones (que no plagios) de crónicas y obras de carácter histórico, muy pertinentes para la exacta ambientación de la trama, resultando un gran fresco histórico del Viejo y el Nuevo Mundo de comienzos del siglo XVII. Se puede decir que Historia del Huérfano pertenece a un género híbrido y misceláneo donde resuenan ecos de biografías de soldados (Vida y trabajos de Jerónimo de Pasamonte, 1605), de novelas picarescas (Relaciones de la vida del escudero Marcos de Obregón de Vicente Espinel, 1618), novela bizantina (El peregrino en su patria de Lope de Vega, 1604) y de Crónicas, Relaciones y Tratados políticos (Miscelánea Antártica de Cabello de Valboa, 1591; El caballero perfecto de Salas Barbadillo, 1620).

Cualquiera que esté familiarizado mínimamente con las obras de nuestros clásicos no encontrará ninguna dificultad para el disfrute del Huérfano; al contrario, la historia, contada con una hermosa y clara prosa, fluye con gran rapidez y agilidad (salvo los últimos capítulos que incluyen bastantes poesías atribuidas al Huérfano y que el lector impaciente puede dejar pasar), beneficiada por la edición de Belinda Palacios y Biblioteca Castro, que omite notas a pie de página (aunque algunas sí hubieran sido oportunas) y actualiza la ortografía y la puntuación. En definitiva, una fantástica edición hecha para el disfrute del lector y no contra el lector (cosa habitual en muchas otras ediciones del Siglo de Oro, desgraciadamente).

Concluyo diciendo que Historia del Huérfano es una obra de lectura inexcusable para cualquier persona interesada en el Siglo de Oro español o para cualquier lector con un mínimo de curiosidad que quiera alejarse de las obras más trilladas. Absolutamente recomendable.

Puntuación: 5 (de 5)
Biblioteca Castro (2017)
Introducción y edición: Belinda Palacios
L + 394 págs.

PLANO  DE  MALAGA  DESDE  EL  MAR.jpg

Martín de León y Cárdenas nació en Archidona, Málaga, en 1584. Fue hijo de Alonso Ortiz de León y Juana de Morales y tuvo tres hermanos: Inés, Francisco y Pedro. En 1600, a la edad de 16 años, ingresó al noviciado agustino en Sevilla, donde pronunció sus votos un año más tarde. Entre 1610 – 1611 se ordenó sacerdote y, poco tiempo después, partió a las Indias, donde fue recibido en el monasterio agustino de Lima. Aunque no se conoce hasta ahora la fecha exacta de su partida para el virreinato peruano, sabemos que presenció las honras que se hicieron en Lima a la reina Margarita en 1612. Para ese entonces había sido nombrado virrey del Perú (desde 1607) Juan de Mendoza y Luna, marqués de Montesclaros, el cual sabemos que entabló una profunda amistad con fray Martín de León, al punto de nombrarlo uno de sus albaceas ante la inminencia de su muerte en 1628. El marqués de Montesclaros mantuvo su cargo hasta 1615, año en que fue designado como virrey del Perú Francisco de Borja y Aragón, mejor conocido como el príncipe de Esquilache, y tenemos noticia de su regreso a España a mediados de 1616.  En 1620 se trasladó a Ávila, donde obtuvo el bachillerato en la universidad de Santo Tomás y el título de maestro en teología. Martín de León tenía entonces 37 años y se encontraba a los inicios de una prometedora carrera eclesiástica. Fue elegido obispo de Trivento en 1630 y, un año más tarde, fue recomendado para obispo de Pozzuoli por Felipe IV y designado como tal por Urbano VIII, cargo que ocupó activamente durante 19 años. En 1650, el rey Felipe IV lo propuso para el arzobispado de Palermo, propuesta que fue aceptada por Inocencio X. Un año después, desde mediados de 1651, fue investido presidente y capitán general del virreinato de Sicilia. Martín de León y Cárdenas falleció en Palermo en noviembre de 1655, luego de una larga vida dedicada tanto a la Iglesia como a la defensa de los intereses de la corona en la Italia española. Fue tanto un hombre religioso como un verdadero político y ambos aspectos de su vida se encuentran actualmente muy bien documentadas. Sin embargo, poco se sabe el día de hoy sobre su faceta de poeta y escritor. Su Relación de las exequias y la Historia del Huérfano son las únicas obras literarias que se le conocen.

cubierta-huérfano-460x700

 

Anuncios

Un comentario sobre “{Reseña} Andrés de León: Historia del Huérfano (Biblioteca Castro)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s