{Reseña} Rudolf Arnheim: Un mundo al revés (Pepitas de calabaza)

614IGlxjIoL

Excepto las personas interesadas en la psicología y teoría del arte, disciplinas en las que Rudolf Arnheim realizó notables aportaciones, el lector medio probablemente desconocía que este autor escribió Un mundo al revés, una novela de índole fantástica que la editorial Pepitas de Calabaza acaba de rescatar y publica por primera vez en español.

Escrita en los años previos al comienzo de la guerra mundial cuando Arnheim ya vivía exiliado fuera de la Alemania nazi, tardaría más de cincuenta años en verse publicada y ser accesible para los lectores. En esta obra, siguiendo la estela de los grandes autores utópicos y satíricos desde Jonathan Swift hasta Karel Čapek, el autor nos obliga a enfrentarnos con la fragilidad de los presupuestos de nuestra cultura y nuestra lógica.

Literariamente hablando, Un mundo al revés deja de lado el tono severo que tanto caracteriza a otras distopías y recurre a la ironía, a la sátira. Su humor es tan absurdo como refinado, resultando mucho más demoledor de lo que a simple vista pueda parecer. Un mundo al revés debe tanto o más al mundo irreal creado por Kafka y otros autores germánicos que a Los viajes de Gulliver de Swift, que aún así es la referencia de todo este tipo de literatura. La historia comienza como otros libros parecidos: el protagonista y narrador llega en tren a una extraña ciudad (no nos dice la razón del viaje) y allí comprueba que la vida y la sociedad de esa ciudad es radicalmente diferente a la que conocemos.

Tendido cuan largo era sobre el banco, pues me hallaba solo en el compartimento, apenas noté la llegada del funcionario de aduanas. Sus palabras aún resonaban en mis oídos cuando la luz verdosa y macilenta volvió a apagarse y dejarme abandonado a mí mismo.

—Control de aduanas —había dicho—. ¿Lleva usted opiniones formadas sobre las instituciones de la vida humana? Al cabo de un rato le contesté:

—Forman parte de lo imprescindible de mi equipaje.

—¿Tiene usted la costumbre o el propósito de exponer esas opiniones públicamente, venderlas o cederlas a terceros?

—Tenía esa costumbre… pero ya no tengo el propósito de hacerlo. No merece la pena.

—Muy bien —comentó en tono más suave—. ¿Lleva libros o escritos impresos que describan cómo debería estar ordenada la vida humana?

—No exactamente; los que llevo describen cómo está ordenada la vida en mi país. —Esos no hacen daño. Haga el favor de abrir esa maleta. ¿Qué es esto? Sacó de un rincón de la maleta un grueso libro. Le mostré que solo contenía hojas en blanco:

—Es para mis notas. —¿Notas? —interrogó preocupado. —Sí, quiero apuntar en él las vivencias que vaya teniendo en su país. —¡O sea que va a consignar hechos y no reclamaciones! —dijo de modo muy tajante. Acto seguido dio por concluido el examen dándome la bienvenida y deseándome un agradable descanso. Apagó la luz del compartimento y se marchó.

En esta obra no hay una moraleja clara, ni siquiera una crítica feroz a nuestra sociedad; más bien la historia transcurre entre la curiosidad y el asombro del protagonista, que vivirá una serie de aventuras de lo más disparatadas a medida que conoce los diversos aspectos de la vida social: la división del trabajo y las clases sociales, las extrañas viviendas hechas de arcilla, las diversiones, las costumbres amorosas, el sistema educativo… Será el amor a una muchacha lo que lo decidirá a quedarse para siempre en este mundo a revés.

Si llegar a ser una obra maestra ni encontrarse a la altura que las cimas del género, Un mundo al revés es una divertidísima novela que se disfruta desde la primera página y que deja un buen sabor de boca. La edición de Pepitas de Calabaza es magnífica por lo demás. Recomendable.

Puntuación: 4 (de 5)
Pepitas de Calabaza (2017)
Epílogo: Rudolf Arnheim
Traducción: Richard Gross
264 págs.

3839298049_3024243b45_o

Un viajero llega a una ciudad sin nombre. La gente no lleva ropa sino máscaras. Duerme de día. Trabaja de noche. Vive en casas transparentes para dar ejemplo de vida modélica a los mirones. Se desplaza en medios de locomoción cuya velocidad es inferior al paso de los viandantes. Los pobres gozan del mayor prestigio. Los ricos organizan manifestaciones de protesta y tratan de deshacerse de sus fortunas, lo que provoca luchas feroces en las que no interviene ninguna fuerza del orden. No hay fuerzas del orden: todo miembro de las clases altas, identificable por una letra que lleva en el pecho junto a un farol, puede hacer de policía. Tampoco existe un tiempo igual para todos y para todo: cada actividad, cada proceso tiene su propia cronometría… Los desencuentros son permanentes. La confusión está institucionalizada. Un mundo al revés es una novela mordaz y esperpéntica en la que la arbitrariedad y el terror sutil o descarado marcan la vida y las relaciones humanas (o inhumanas). Un mundo al revés no es solo la alegoría de un universo invertido o pervertido. Un mundo al revés es una de las más fascinantes obras de la literatura distópica del siglo xx. (Sinopsis de la editorial)

Un mundo al revés

Rudolf Arnheim (Berlín 1904 – Michigan 2007), filósofo y psicólogo del Arte, es conocido principalmente por sus teorías sobre el pensamiento visual publicadas en libros como La forma visual de la arquitectura, Arte y percepción visual. Psicología del ojo creador, El pensamiento visual, o El poder del centro.

Elaborada entre 1936 y 1940, tras su paso por la Italia fascista, Un mundo al revés no vio la luz hasta 1997, cuando Edition Memoria, sello dedicado a la recuperación de los escritores olvidados del exilio alemán, publicó la que es la única obra de ficción que escribió Rudolf Arnheim. Y por primera vez se edita en español.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s