{Reseña} E.T.A. Hoffmann: Los autómatas (Editorial Eneida)

978849473311.jpgRechazado por muchos de sus contemporáneos y muy admirado por otros, el compositor y pintor que fue Hoffmann se dedicó a escribir sólo en parte para ganarse la vida, obteniendo gran éxito de público con sus relatos, no así entre los grandes nombres de la literatura y la filosofía, quienes hasta casi un siglo después lo consideraron un escritor de segunda fila, autor de relatos de poco valor estético, contenido dudoso y estilo extravagante. Es a partir del siglo XX, en especial desde el expresionismo, cuando se leen como se merecen los relatos de Hoffmann y el así llamado Romanticismo negro. Siempre tuvo incondicionales y la admiración de autores como Chamisso, Stefan Zweig o Heine quien escribió que «sus libros son lo más notable de nuestro tiempo. Todos llevan el sello de lo extraordinario».

El gran tema en la obra de Hoffmann es la incompatibilidad absoluta entre el arte y la vida, entre el afán de creación —tendencia demoníaca que conduce al abismo— y la existencia sosegada del ciudadano corriente. Donde más destacó Hoffmann fue en sus cuentos fantásticos, en los que se mezclan el misterio y el horror; en ellos crea una atmósfera en ocasiones de pesadilla alucinante, abordando temas como el desdoblamiento de la personalidad, la locura y el mundo de los sueños, que ejercieron gran influencia en escritores posteriores. Sus historias son siniestras, en el sentido que dio Freud a esta expresión: el efecto de horror y extrañamiento que produce la repentina realización en el mundo real de los temores supersticiosos o infantiles.

En la mayoría de sus relatos, las historias se introducen durante una reunión de amigos en la que se van narrando los recuerdos o hechos misteriosos y terroríficos, plagados de referencias a fenómenos como el sonambulismo, la telequinesia, los sueños, el magnetismo, la premonición y la telepatía, por los que el escritor siempre mostró notable interés.

El Turco parlante había generado una profunda conmoción en la ciudad; viejos, jóvenes, nobles y plebeyos acudían en masa, desde la madrugada hasta la noche, a escuchar las predicciones que musitaban los secos labios de una extraordinaria figura, que era más un muerto viviente que un hombre, a juicio de los curiosos. En realidad, el autómata había sido fabricado de tal manera que el espectador percibía, al primer golpe de vista, el funcionamiento del ingenio gracias a los singulares artilugios y componentes mecánicos que se podían observar, y, merced a ello, el visitante se sentía irremediablemente atraído. En el centro de una habitación, en la semioscuridad, había una figura humana primorosamente ataviada con un espléndido traje turco.

Las narraciones que componen esta hermosa edición de Editorial Eneida provienen de Los hermanos de San Serapión (Die Serapionsbrüder, 1819-1821) y de Nocturnos (Nachtstücke, 1816-1817). Hoffmann estaba fascinado por los autómatas mecánicos — tema que realmente maravilló a los hombres del Romanticismo— , y la visión de unos perfectos autómatas músicos en Dresde en 1813 le sugirió Los autómatas (Die automate). En este relato el autor condensó el sentimiento de fascinación y de extrañeza que le producían los autómatas, los relojes y otros mecanismos, con su inquietante apariencia de vida propia. Fue publicado originalmente en 1814 en la revista cultural Zeitung für die elegante Welt y luego reeditado en 1819 en Los hermanos de San Serapión, colección a la que también pertenecen El Huésped Misterioso y Vampirismo.

Tuerkischer_schachspieler_windisch4.0.0.0

El Huésped Misterioso (Der Unheimliche Gast), una historia con evidentes connotaciones de vampirismo psíquico, trasciende su propio argumento. Incluso podría decirse que, además de un relato gótico, es un conciso ensayo de Hoffmann sobre la estética del horror. Vampirismo (Vampirismus, Eine gräßliche Geschichte).es una de las obras maestras del autor y el primer gran relato literario en el que el vampiro es una mujer. La historia de amor entre el conde Hipólito y la melancólica Aurelia, siempre angustiado por la perturbadora influencia de su madre, se vuelve cada vez más misteriosa hasta culminar en un horrible desenlace.

El hombre de la arena (Der Sandmann), una auténtica obra maestra, pertenece a la colección Nocturnos y es la rocambolesca historia del estudiante Nataniel que se enamora de la bella Olimpia hasta que descubre que su amada es un ingenio mecánico, un autómata (ginoide). Enloquecido, el estudiante acabará trágicamente —como era de esperar—, suicidándose.

Termino señalando que Los autómatas es un volumen absolutamente imprescindible para los aficionados a la gran literatura fantástica del siglo XIX. No se lo pierdan.

Puntuación: 5 (de 5)
Editorial Eneida (2018)
Traducción: Konrad Berg
Colección: Confabulaciones, 109
168 págs.

Ver y Comprar este libro en Amazon: https://amzn.to/3m97jEq

noname06

Agarra con fuerza este libro, siente cómo se mueven los engranajes invisibles, cómo vibran los mecanismos y la magia de estas historias únicas, en las que ingenios automáticos y conscientes son sus protagonistas. Unas narraciones donde habita el desasosiego y lo tétrico, lo romántico y la zozobra, y en las que E.T.A. Hoffmann, cual moderno Prometeo, otorga vida a las palabras y se sumerge en la creación y el desarrollo de la inteligencia artificial.
E.T.A. Hoffmann, fundador de la literatura moderna, nos ofrece, con inigualable maestría, unos relatos fabulosos, unos visionarios textos, precursores de la ciencia ficción y el terror sobrenatural contemporáneo. De estas páginas brotan las ramificaciones y extensiones que todo el género ha sabido, y debido, desarrollar con posterioridad, y que constituye, sin duda, una de las piedras angulares de la historia de la literatura. (Sinopsis de la editorial)

E.T.A.-Hoffmann

El escritor, jurista, dibujante y caricaturista, pintor, tenor y compositor musical alemán Ernst Theodor Amadeus Hoffmann nació en 1776, en la pequeña ciudad de Königsberg (Prusia Oriental), en una familia mitad polaca, mitad húngara. Conocido como E. T. A. Hoffmann, su nombre de nacimiento era Ernst Theodor Wilhelm Hoffmann, pero adoptó el de Amadeus en honor del insigne compositor Wolfgang Amadeus Mozart.
Hijo y sobrino de juristas, su carrera administrativa le llevó, en un periplo de varios años, por toda la geografía de la antigua Prusia.

Sus relatos cortos de género fantástico, donde se mezclan el misterio, la magia y el horror constituyen lo más memorable de su creación literaria. Hoffmann consigue sumergir al lector en ambientes pesadillescos, abordando temas como el desdoblamiento de la personalidad, el mundo de los sueños o la locura, temática con la que influyó en escritores como Poe, Théophile Gautier, Victor Hugo, o el primer Dostoievski.
Los elixires del diablo, Las minas de Falun, Cascanueces y el Rey de los ratones, El magnetizador, Vampirismo, Opiniones del Gato Murr y El hombre de arena, su obra más famosa, constituyen piezas maestras del romanticismo oscuro o literatura de terror gótico. Falleció en Berlín, en 1822,  a la edad de cuarenta y seis años.

Anuncio publicitario

2 comentarios sobre “{Reseña} E.T.A. Hoffmann: Los autómatas (Editorial Eneida)

  1. Tremendo autor, aunque me parece que un tanto olvidado y poco reconocido. En los últimos años he tenido la oportunidad de conocer más su trabajo y es sobresaliente.

    Ojalá que se difunda su obra, así como lo estás haciendo ahora. Saludos.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s