{Reseña} Emilia Pardo Bazán: Cuentos trágicos (Cazador de Ratas)

Cuentos-trágicos.jpg

La editorial gaditana Cazador de Ratas acaba de publicar estos días Cuentos trágicos de Emilia Pardo Bazán, una extraordinaria colección de 27 relatos cortos. Último libro de relatos publicado por doña Emilia, supone la culminación de su ingente labor cuentística (¡más de seiscientas narraciones!) de la que es, desde mi punto de vista, la mejor escritora española de la historia.

Cuentos trágicos (1912) se publicó como volumen XLI de sus Obras Completas publicadas por Editorial Renacimiento. Como en recopilaciones anteriores, ésta reúne textos previamente difundidos en la prensa periódica: varios en El Imparcial, entre 1902 y 1908; otros en La Ilustración Española y Americana, entre 1909 y 1912; el resto proceden de La Ilustración Artística, Los contemporáneos y de otros libros anteriores o inéditos.

La caravana se alejó, dejando al camellero enfermo abandonado al pie del pozo.
Allí las caravanas hacen alto siempre, por la fama del agua, de la cual se refieren mil consejas. Según unos, al gustarla se restaura la energía; según otros, hay en ella algo terrible, algo siniestro.
Los devotos de Alí, yerno y continuador de la obra religiosa y política de Mohamed, profesan respeto especial a este pozo; dicen que en él apagó su sed el generoso y desventurado príncipe, en el día de su decisiva victoria contra las huestes de su jurada enemiga Aixa o Aja, viuda del Profeta. Como no ignoran los fieles creyentes, en esta batalla cayó del camello que montaba la profetisa, y fue respetada y perdonada por Alí, que la mandó conducir a La Meca otra vez. Aseguran que de tal episodio histórico procede la discusión sobre las cualidades del agua del Pozo de la Vida. Es fama que Aixa la ilustre, una de las cuatro mujeres incomparables que han existido en el mundo, al acercar a sus labios el agua cuando la llevaban prisionera y vencida, aseguró que tenía insoportable sabor.
El camellero no pensaba entonces en el gusto del agua. Miraba desvanecerse la nube de polvo de la caravana alejándose, y se veía como náufrago en el mar de arena del desierto. (“El pozo de la vida”)

***

La tarde antes del combate, Bisma, el veterano guerrero, el invencible de luengos brazos, reposa en su tienda. Sobre el ancho Ganges, el sol inscribe rastros bermejos, toques movibles de púrpura. Cuando se borran y la luna asoma apaciblemente, Bisma junta las manos en forma de copa y recita la plegaria de Kali, diosa de la guerra y de la muerte.
«¡Adoración a ti, divinidad del collar de cráneos! ¡Diosa furibunda! ¡Libertadora! ¡La que usa lanza, escudo y cimitarra! ¡A quien le es grata la sangre de los búfalos! ¡Diosa de la risa violenta, de la faz de loba! ¡Adoración a ti!» (“La almohada”)

Según anuncia el propio título, los temas de estos relatos se caracterizan por su tono trágico, que se manifiesta, ante todo, por la aparición de la muerte como principal elemento argumental en casi todos ellos: acaso el más impresionante sea La resucitada, donde la muerte se presenta como algo preferible a la vida. La presencia de ese tema reviste una dimensión muy interesante en tres cuentos (La cana, La cita, Nube de paso) pertenecientes al género policiaco, que Pardo Bazán cultivó con éxito en numerosas ocasiones.

Otro factor que contribuye al tono trágico de las historias de este libro es su localización espacio-temporal; en contraste con los cuentos más realistas de la autora, muchos de los presentes aquí están ambientados en épocas pasadas e incluso legendarias (Egipto faraónico, Grecia clásica) y en lugares lejanos o exóticos (oasis africanos, el Indostán, etc.). Esta ambientación no sólo depende de los asuntos y los personajes, sino también del lenguaje y estilo, tanto en la voz narrativa como en los diálogos. En cualquier caso, la autora exhibe una portentosa prosa literaria, clara y de agradable lectura, en la que se aprecian algunas influencias de modernismo imperante en esos año. Por la cantidad, variedad y calidad de sus cuentos, Emilia Pardo Bazán se encuentra a la misma altura de los más grandes del género; un Guy de Maupassant, por ejemplo.

Esta edición de Cazador de Ratas es realmente peculiar y exquisita: texto blanco impreso sobre papel negro, muy del gusto gótico. Así que no lo duden, Cuentos trágicos es un libro magnífico, imprescindible dentro de la literatura española. Absolutamente recomendable.

El Pozo de la Vida
La mosca verde
El aljófar
La cana
La cita
Nube de paso
Drago
La tigresa
Durante el entreacto
La resucitada
El tesoro de los Lagidas
Dura Lex
El peligro del rostro
Recompensa
Dioses
Idilio
Por otro
La madrina
El pajarraco
La leyenda de la torre
La almohada
Hijo del alma
Arena
Argumento
«Santiago el Mudo»
La pasarela
Doradores

Puntuación: 5 (de 5)
Cazador de Ratas Editorial (2018)
Prólogo: Nieves Abarca
248 págs.

Emilia_pardo_despacho

El pozo de la vida y otros cuentos trágicos fueron reunidos por la autora en un solo volumen en 1912. Fue la última obra que se publicó en vida de su autora. La vigencia y actualidad de los relatos cortos de Emilia Pardo Bazán demuestran que no hay épocas ni corrientes ni compartimientos estancos en el tiempo sino que hay temperamentos y sensibilidades que están vivos o no.

Este volumen viene prologado por la también escritora gallega, Nieves Abarca, una de las voces más contundentes del panorama literario español. (Sinopsis de la editorial)

Pardo-6-e1460370251982

Emilia Pardo Bazán (La Coruña, 1851-Madrid, 1921), condesa de Pardo Bazán, fue una noble y aristócrata novelista, periodista, feminista, ensayista, crítica literaria, poetisa, dramaturga, traductora, editora, catedrática y conferenciante española introductora del naturalismo en España. Fue una precursora en sus ideas acerca de los derechos de las mujeres y el feminismo. Reivindicó la instrucción de las mujeres como algo fundamental y dedicó una parte importante de su actuación pública a defenderlo. Entre su obra literaria una de las más conocidas es la novela Los pazos de Ulloa (1886).

Pardo Bazán fue una abanderada de los derechos de las mujeres y dedicó su vida a defenderlos tanto en su trayectoria vital como en su obra literaria. En todas sus obras incorporó sus ideas acerca de la modernización de la sociedad española, sobre la necesidad de la educación femenina y sobre el acceso de las mujeres a todos los derechos y oportunidades que tenían los hombres.

Su cuidada educación y sus viajes por Europa le facilitaron el desarrollo de su interés por la cuestión femenina. En 1882 participó en un congreso pedagógico de la Institución Libre de Enseñanza celebrado en Madrid, criticando abiertamente en su intervención la educación que las españolas recibían considerándola una «doma» a través de la cual se les transmitían los valores de pasividad, obediencia y sumisión a sus maridos. También reclamó para las mujeres el derecho a acceder a todos los niveles educativos, a ejercer cualquier profesión, a su felicidad y a su dignidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s