{Reseña} Elisabeth Mulder: Sinfonía en rojo (Fundación Banco Santander)

9788417264017

Una vez más hay que agradecer a la Fundación Banco Santander el rescate de un autor —escritora en este caso— que permanecía absolutamente olvidado por las editoriales. Salvo, quizás, algún frecuentador de librerías de viejo, la mayoría de los lectores seguramente desconocíamos la existencia de esta interesante y polifacética autora barcelonesa. Con esta serie de publicaciones de la Fundación en su colección Obra Fundamental estamos comprobando que la literatura española del siglo XX fue más variada de lo que pensábamos —o nos había inducido a pensar cierta crítica— y que los intereses, estéticas y objetivos fueron tan diversos como las literaturas de otras latitudes.

Juan Manuel de Prada, que ya había dedicado algún artículo a la figura de Elisabeth Mulder, ha sido el encargado de seleccionar y realizar el interesante estudio introductorio sobre la escritora barcelonesa. Lo hace con la erudición justa, sin excesos académicos, con la intención principal de invitar al descubrimiento y la lectura de una autora que por su riguroso individualismo y personalidad —no perteneció a ninguna bandería literaria— sufrió el paulatino olvido de la «crítica oficial». Para ello Prada ha recogido una amplia muestra de la obra de Elisabeth Mulder que permanecía inencontrable desde hacía décadas.

La pieza más justamente famosa incluida en este libro es La historia de Java (1935), un relato o novela breve, de tono lírico y altísima calidad literaria construida con una hermosa prosa de estirpe simbolista. La autora la define como una “narración” pero recibió otros calificativos que ponían de relieve su singularidad y la dificultad de su clasificación. La historia es simple: se nos presenta a la gata Java desde que es un cachorro hasta su muerte. Java es una gata asilvestrada, es decir una gata que nacida doméstica escapa hacia la vida salvaje, y lo hace porque no acepta las
imposiciones de la sociedad. A propósito de Java, Mulder declaró: «Java es el mito del intento del deseo y de su realización a costa de la libertad del espíritu humano». Esta obra atrajo la atención de toda la crítica, encabezada por Juan José Domenchina y le abrió las puertas del éxito. Historia inolvidable, merecería formar parte de un canon básico de la literatura española.

En la década del los 40 vieron la luz sus excelentes libros de cuentos Una china en la casa y otras historias (1941) y Este mundo (1945) en los que la narrativa mulderiana alcanza altas cotas de perfección. Se incluyen aquí Una china en casa, El viaje a Venecia, Muerte de un esteta, La pesca del salmónLa gloria de los Lebrija. El mundo cosmopolita, culto y algo decadente hace a estos relatos —que son casi misóginos en cuanto al planteamiento de los personajes y tramas— una de las grandes aportaciones de Mulder al constreñido panorama literario de la época.

El vendedor de vidas, novela ambientada en el Barrio Gótico barcelonés del final de la guerra, es una narración algo barojiana y alejada de las premisas cosmopolitas de sus otras obras, tiene algo de novela de aprendizaje y de fantasmagoría ya el protagonista presenta poderes de vidente y sólo al final comprendemos que es el hombre que vio su propia muerte.

Tenía los ojos verdes como dos hojas de primavera llenos de lucecitas vibrátiles y de fugitivas fosforescencias Su piel flexible plumosa y eléctrica tenía suavidad virgen de madeja de seda y sus movimientos eran un acorde plástico. Andaba con una elegancia emocionante, a la vez decadente y ritual de bailarina de Batavia, y tal vez por eso le pusieron el nombre de Java Pero ella no solía contestar ni acudir cuando la llamaban sino que cerraba blandamente los ojos y se ponía a soñar como si el nombre de Java la meciese en nostalgias y deseos misteriosos.

***

Mil veces se intentó darle caza porque sus saltos inconcebibles e inesperados asustaban a caminantes y leñadores y porque de noche cuando surgía en algún recodo del camino o rondaba insidiosamente junto a algún caserío sus ojos hacían creer en fantasmas y aparecidos en brujas y chiribitas y las muchachas que estaban en edad de temer al demonio cruzaban las manos sobre sus senos tiernos y huían atemorizadas gritando ¡Ave María Purísima! ¡Lucifer! ¡Lucifer! Y luego eran las mismas muchachas que en los atardeceres lloraban sin saber porqué. (La historia de Java)

§ § §

¡Si pudiera salir de mí
Acaso me salvaría!
Tal vez se marchitaría
Como una flor
el dolor
en que mi vida se abisma
si no diera a lo exterior
tan gran parte del horror
de mí misma.

Un misterioso capuz
me oculta a la vida extraña
que fuera de mí florece.
Al acercarme a la luz
Me transformo en niebla huraña
que la tamiza y empaña
hasta que la luz fenece.

¡No poder nunca ver nada
como los otros lo ven!
Tener luz propia: alborada;
Y sombra propia: la nada,
Y en este luchar eterno
Por apartarme de mí
ser esclava del infierno
fatal donde me sumí
por ignorar lo que hacía.
¡Si pudiera salir de mí
acaso me salvaría!

¡Pero no puedo!
En vano mi alma buscó
algo distinto a su «yo»
en la misteriosa prisma
de la vida donde ahondó,
porque tan sólo encontró
un reflejo de si misma.
¡Y fue una imagen tan triste
La que acertara a mirar
que ahora el alma se resiste
a volverla a contemplar!

(Yo misma, de «Sinfonía en rojo»)

Los primeros trabajos de esta autora fueron de naturaleza poética. Aquí se incluyen un puñado de poemas pertenecientes a sus poemarios De embrujamiento (1927), La canción cristalina (1929), Sinfonía en rojo (1929), La hora emocionada (1931), Paisajes y meditaciones (1933) y Poemas mediterráneos (1949). Lógicamente, no alcanzan la riqueza y profundidad de sus extrictamente contemporáneos poetas de la generación del 27, pero son textos que se leen con placer e interés, mostrando a una escritora original y de gran sensibilidad.

Este volumen se completa con una selección de 19 artículos periodísticos de temática literaria  —escritos a lo largo de más de 40 años— que muestran el dominio que poseía Mulder de las diversas literaturas europeas. Especialmente interesantes son los dedicados a Gide, Stevenson, Marcel Proust y a Somerset Maugham.

Mulder también escribió varias obras infantiles; quizás hubiera sido interesante incluir alguna de ellas en esta selección para tener la visión completa de su labor creativa. En cualquier caso, considero que Sinfonía en rojo es una antología imprescindible para los amantes y estudiosos de la literatura española y para los que huyen de las modas literarias que nos vienen impuestas. La excelente edición de Fundación Santander es impecable. Totalmente recomendable.

Puntuación: 5 (de 5)
Fundación Banco Santander (2018)
Colección: Obra Fundamental
Estudio introductorio: Juan Manuel de Prada
476 Págs.

Ver y Comprar este libro en Amazon: https://amzn.to/36lhfVV

alba-grey-elizabeth-mulder-268401-MLA20338483580_072015-Fg

El caso de la barcelonesa Elisabeth Mulder (1904-1987) se cuenta, sin duda, entre los más misteriosos de nuestra literatura contemporánea. Coetánea del 27, fue una de las más firmes promesas de su generación. Antes de cumplir los treinta abandonó la poesía para convertirse en una excelente narradora. Las novelas y cuentos de Elisabeth Mulder fueron comparados en su día con los de Somerset Maugham y Katherine Mansfield, por sus ambientes cosmopolitas, pero también por su penetración psicológica fuera de lo común. Nunca se adscribió a las modas vigentes ni levantó ninguna bandera política, lo que, tras su muerte, favoreció su injusto olvido. Pero novelas tan notables como La historia de Java o El vendedor de vidas merecen figurar por méritos propios en cualquier panorama de la literatura española del siglo XX. Y muchos de sus cuentos rozan la perfección y desprenden un aroma chejoviano que el lector exigente sabrá apreciar.

En Sinfonía en rojo se incluye una muestra de todos los géneros que Mulder cultivó, desde la poesía a la novela, pasando por el cuento y el artículo periodístico, completando así una visión panorámica de una obra de gran originalidad y valía literaria. (Sinopsis de la editorial)

mulderr

Eisabeth Mulder nació en Barcelona en 1904. Su madre era puertorriqueña y su padre era holandés, pero vive durante su infancia en Puerto Rico hasta que por problemas de salud se trasladan a Barcelona. Gracias a su cuidada educación y numerosos viajes por Europa, aprende seis idiomas. En 1919 gana el primer premio de unos juegos florales con el poema Circe. Destaca por su increíble cultura, y es quizás esto lo que la lleva a separar su vida de su obra. En 1921 se casa con Ezequiel Dauner y hasta la muerte de este en 1931, firma sus trabajos como Elisabeth Mulder de Dauner. Su primer libro se publica en 1927, Embrujamiento , y tras él continua con la poesía en sus siguientes libros.

En 1934 comienza su carrera de novelista con Una sombra entre los dos. Escribirá también un par de libros para niños y obras de teatro, Casa Fontana y Romance de media noche en colaboración con María Luz Morales y otras aún hoy en día inéditas.
Participa en la vida cultural barcelonesa entre los cuarenta y los sesenta formando parte del círculo cultural de Eugenio d’Ors en la Academia del Faro de San Cristóbal y en la tertulia Trascacho. Colaboró con la Revista Ínsula y con Vértice. Hizo traducciones de varios idiomas, incluyendo ediciones de Keats y Shelley. Murió el 28 de noviembre 1987 en Barcelona.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s