{Reseña} Calderón de la Barca: La vida es sueño (Libros del Zorro Rojo)

 81F8Zj3el1L.jpg

Seguramente muchos de ustedes tuvieron La vida es sueño de Pedro Calderón de la Barca como lectura obligatoria en la enseñanza secundaria. Como yo, no entenderían casi nada y la lectura les resultaría prolija y difícil de seguir su texto en verso. Por otra parte, no hay que olvidar que una parte importante de las grandes obras de la literatura universal son obras de teatro y que sería bueno habituarnos a su disfrute, así que todo lo que ayude de frecuentar su lectura —ya sea libro ilustrado, novela gráfica o cómic— es bienvenido. Es el caso de esta magnífica edición ilustrada que acaba de lanzar Libros de Zorro Rojo del clásico de Calderón, un libro que primero entra por los ojos para después atraparnos con su profundidad argumental.

Como se sabe, La vida es sueño se estrenó en Madrid en 1635 y fue publicada al año siguiente en la Primera parte de las comedias de don Pedro Calderón de la Barca por su hermano José. El tema central de la obra es la identificación del sueño con la existencia; tema antiguo, se encuentra muy presente en la obra calderoniana y del Barroco, movimiento estético que tiene una visión desengañada del mundo, de las falsas apariencias. Como es habitual en el Siglo de Oro, la obra se haya dividida en tres actos o jornadas a modo de planteamiento, nudo y desenlace. No se respetan las reglas del teatro clásico de unidad de acción, tiempo y espacio. El estilo de Calderón es recargado y solemne, y su versos están llenos de grandiosidad y artificiosidad. Suele utilizar versos endecasílabos y octosílabos mezclando distintos ritmos, lo que añade expresividad y dinamismo; utiliza ampliamente hipérboles, metáforas y antítesis en el texto. Como con todas las obras el teatro clásico, una vez superadas las primeras estrofas —necesarias para habituase al verso—, la lectura fluye con agilidad y sin dificultad alguna.

ca

El gran crítico Marcelino Menéndez Pelayo escribió: «El simbolismo de La vida es sueño es bastante complicado, hay dos o tres ideas que están íntimamente enlazadas entre sí, pero que pueden distinguirse cuando un poco despacio se examinan». En efecto, su complejidad da lugar a variadas interpretaciones, pero todas giran en torno al problema del destino, la lucha por la libertad, la apariencia y la realidad, el libre albedrío, la inconsistencia de la vida humana y la trascendencia espiritual. Todo ello viene a través de unos personajes cuya complejidad y humanidad —son personajes que dudan, sufren, se equivocan— contribuye a la tremenda modernidad de esta obra inmortal.

El argumento es muy conocido: el rey de Polonia, Basilio, consulta al oráculo sobre su recién nacido hijo, Segismundo. La respuesta es que el nuevo heredero será un gobernante cruel y humillará a su padre, así que Segismundo es recluido en una torre con el fin de evitar que se cumpla el vaticinio. Transcurrido el tiempo, Basilio desea probar a su hijo, lo duerme para que despierte en medio del palacio y como monarca. El nuevo rey actúa en forma autoritaria y arbitraria (incluso arroja a un criado por la ventana) e irrespetuosa con Basilio. Tras esto, Segismundo es trasladado a su torre y le hacen creer que lo acontecido fue un sueño. Posteriormente, el pueblo se entera de la existencia de Segismundo y lo proclama rey, comportándose en esta ocasión de forma digna y justa. Esta trama principal se ve acompañada por una trama secundaria en la que Rosaura es deshonrada por Astolfo (sobrino del rey) y busca venganza.

Es verdad, pues: reprimamos
esta fiera condición,
esta furia, esta ambición,
por si alguna vez soñamos.
Y sí haremos, pues estamos
en mundo tan singular,
que el vivir sólo es soñar;
y la experiencia me enseña,
que el hombre que vive, sueña
lo que es, hasta despertar.

Sueña el rey que es rey, y vive
con este engaño mandando,
disponiendo y gobernando;
y este aplauso, que recibe
prestado, en el viento escribe
y en cenizas le convierte
la muerte (¡desdicha fuerte!):
¡que hay quien intente reinar
viendo que ha de despertar
en el sueño de la muerte!

Sueña el rico en su riqueza,
que más cuidados le ofrece;
sueña el pobre que padece
su miseria y su pobreza;
sueña el que a medrar empieza,
sueña el que afana y pretende,
sueña el que agravia y ofende,
y en el mundo, en conclusión,
todos sueñan lo que son,
aunque ninguno lo entiende.

Yo sueño que estoy aquí,
destas prisiones cargado;
y soñé que en otro estado
más lisonjero me vi.
¿Qué es la vida? Un frenesí.
¿Qué es la vida? Una ilusión,
una sombra, una ficción,
y el mayor bien es pequeño;
que toda la vida es sueño,
y los sueños, sueños son.

El pintor bonaerense Gabriel Grün se estrena como ilustrador con este clásico de Calderón con un conjunto de veintiséis láminas en las que utiliza la técnica del óleo. Las pinturas de Grün nos recuerdan a los grandes del Renacimiento y Barroco como Rembrandt, Caravaggio, Durero, Memling o Van Eyck. La composición geométrica de las figuras y los detalles paisajísticos se ven alterados por un clasicismo surrealista y fantástico arrollador. En principio parecería que el tono onírico y grotesco del trabajo de Gabriel Grün para La vida es sueño no es el más adecuado para un drama de esas características, pero esta es la visión que lo ha inspirado y que nos propone el artista argentino, con un resultado estético realmente fascinante.

Así que esperemos que cunda el ejemplo y aparezcan más ediciones ilustradas de nuestros grandes clásicos del Siglo de Oro (y no sólo del teatro; estoy pensando en toda la novela picaresca), ya que es una excelente forma de contribuir a su revitalización y modernización. Por lo pronto, la insuperable edición de La vida es sueño de Libros del Zorro Rojo merece un sobresaliente. No se la pierdan.

Puntuación: 5 (de 5)
Libros del Zorro Rojo (2018)
Ilustraciones de Gabriel Grün
Prólogo de Martín Evelson
192 págs.

Ver y Comprar este libro en Amazon: https://amzn.to/360gul1

grun.jpg

La vida es sueño es una de las obras más deslumbrantes de la dramaturgia española, que recrea la capacidad y el esfuerzo del ser humano por la conquista de la libertad y la lucha contra su propio destino. Al igual que en Hamlet, el teatro forma parte de la vida y de las escenas más determinantes para los personajes centrales de ambas obras. Inscrita en el Siglo de Oro español, el lirismo calderoniano conjugado con la riqueza de los temas tratados (determinismo, libre albedrío, educación del ser humano…) siguen plenamente vigentes, generando en el lector contemporáneo las mismas inquietudes que en su primer estreno en 1635.

Nueva puesta en valor de La vida es sueño, que gracias al trabajo gráfico del artista, amplía el espectro de lectores, acercando la obra a un público más joven. Gabriel Grün ha realizado para esta edición veintiséis pinturas al óleo que, sin abandonar el registro clásico, enfatizan la vertiente onírica y grotesca de la obra. (Sinopsis de la editorial)

LaVidaEsSueño-02Gabriel Grün (Buenos Aires, 1978). Su carrera como pintor lo ha llevado a exhibir en galerías tan notorias como Holz, Ro, Wussmann o Praxis, de Buenos Aires; La Santa y MiTO, de Barcelona; o 101/ Exhibit, de Miami; y a participar de muestras grupales en el Museo Nacional de Bellas Artes, de Buenos Aires; el Museo Halle Saint Pierre, de París; o el Museo Oscar Niemeyer, de Curitiba, Brasil. Su obra forma parte de colecciones privadas y públicas, como la del Museo Europeo de Arte Moderno, de Barcelona; o la Fundación Focus-Abengoa, de Sevilla. Grün, que en la actualidad vive y trabaja en Florencia, se presenta a sí mismo como pintor anacrónico: «Esa aseveración me protege, me libera de excusar y explicar mi quehacer». Se trata del primer trabajo de ilustración para el mundo editorial de quien concluye: «No necesito sentirme distinto para distinguirme, creo que mi voz es la única que puedo usar con franqueza. Aun así, me queda la esperanza de la sorpresa».

calderon-de-la-barca

Pedro Calderón de la Barca (1600-1681) es considerado un destacado dramaturgo del Siglo de Oro español. Escribió comedias, autos sacramentales, loas y entremeses. En su época las tendencias barrocas habían llegado a la plenitud de su desarrollo, y él hace un valioso uso de ellas siendo uno de los máximos exponentes de este estilo. La vida es sueño, estrenada en 1635 y publicada en 1636, es considerada una obra paradigmática del teatro barroco español. Con Calderón cobra mucha importancia la escenografía y la música, su propósito era dar origen a un espectáculo que uniera diversas artes. Otras de sus obras son La dama duende (1629), A secreto agravio, secreta venganza (1636) y El alcalde de Zalamea (1651).

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s