{Reseña} Mariano Tudela: Una vida de literatura (Alvarellos Editora)

71smaWSLjQL.jpg

Seguramente a pocos lectores actuales les diga algo el nombre de Mariano Tudela, salvo a los visitantes habituales de las librerías de viejo que puede que recuerden ver, con cierta frecuencia, algunos de sus antiguos títulos (especialmente biografías y algunas novelas editadas en la mítica colección Reno, de Ediciones G.P.). Por suerte, la editorial compostelana Alvarellos recuperó, dentro de su colección Rescate, Una vida de literatura, una acertada sección de setenta artículos inéditos en libro del escritor gallego que abarcan más de cuarenta años de su labor periodística, y que sirve para intentar mantener viva la memoria de este interesante escritor todoterreno.

Mariano Tudela encarna a la perfección ese tipo de periodista-escritor de amplios intereses; un auténtico trabajador de la escritura que, aparte de su ingente labor netamente periodística —o por mejor decir, articulística, con más de cinco mil textos en diarios y revistas—, publicó diez novelas largas, dos novelas cortas, cuatro libros de relatos breves, cuarenta y ocho biografías y otros volúmenes de géneros varios. Fue traductor en colaboración con su esposa Ascensión González Deus de escritores importantes, y también autor, bajo diferentes seudónimos, de numerosos títulos de literatura popular (muy buscados por los coleccionistas, por cierto).

Para una mayor amenidad, este volumen divide estos artículos es varias secciones temáticas: Raros, bohemios y generaciones literarias; La dignificación literaria de la prensa; Galicia artística y literaria; Noticias literarias de otros mundos; y Crítica literaria y crónica persona. Todas tienen en común su tema literario, y suelen partir del recuerdo, a propósito de su muerte o aniversario de la misma, de escritores con los que Tudela tuvo alguna relación a lo largo de su vida. También hay reseñas de algunos libros y noticias del mundo cultural del momento. Por lo que podemos inferir de los artículos, Tudela fue un lector voraz de amplios y variados gustos: Gómez de la Serna, Camilo José Cela, Gonzalo Torrente Ballester, Josep Pla —que leía en catalán—, Álvaro Cunqueiro, Wenceslao Fernández Flórez, George Simenon —del que reconoce que tiene más de 200 títulos en su biblioteca—, Valle-Inclán, Truman Capote —al que conoció en Tánger—, Graham Greene, y algunos otros recorren estas páginas más que interesantes y muy bien escritas.

EN LOS CAFÉS (El País, 9/1/1986)

Puede que media vida de don Ramón del Valle-Inclán se haya consumido en los cafés. Entre humos de tabaco, toses de todos los sonidos y conversaciones largas y estiradas. Escritor de cafés por antonomasia, sin que se quiera decir que escribiera en ellos, que prefería hacerlo en la cama, se convirtió muy pronto en algo así como un elemento decorativo más —barbada decoración que por momento tenía lo suyo de gárgola— de cientos y cientos de establecimientos públicos, con fragor de voces y tintineo de cucharillas, que acogieron su existencia.

Los cafés, en los tiempos de su llegada a Madrid con voluntad de una radicación definitiva, son ágora ciudadana, academia libre y casi permanente hogar de todos cuantos eligen la villa y corte como caja de resonancias, para poder decir algo en el seno de la vida cultural de la época. Valle-Inclán. en 1897, tiene 28 años. Ya están en Madrid Unamuno, Baroja y Azorín. El café de Madrid fue, como si dijéramos, la primera tribuna capitalina de Valle-Inclán. Y, acaso, el inicial aglutinante de la que andando los años Azorín definiría como Generación del 98. El café de Madrid estaba situado al comienzo de la calle de Alcalá, a la izquierda según se salía de Sol. Valle-Inclán parece sentirse muy a sus anchas ante l velador, sentado en su silla de Viena, rodeado de amigos, conocidos y extraños espontáneos de las tertulias, a los que poder dirigir la afilada intención de su palabra.

[…]

Esta edición ha sido realizada por Olivia Rodríguez-Tudela, hija del autor y profesora de Teoría de la Literatura e incluye un amplio prólogo que da noticia de la vida y obras principales del antologizado. Además, esta edición de Alvarellos, que viene enriquecida con numerosas fotografías y reproducciones de cartas, es de gran calidad material y estética.

En un hermoso artículo de 1993 a propósito de su lectura de Torre del aire de Torrente Ballester, Tudela distingue entre libros de cabecera y libros de entre horas. Creo que Una vida de literatura bien pudiera ser un ejemplo perfecto del segundo tipo. Sin duda, un atractivo título.

Puntuación: 4 (de 5)
Alvarellos Editora (2012)
Introducción y selección: Olivia Rodríguez Tudela
Colección: Rescate, 16
276 págs.

Ver y Comprar este libro en Amazon: https://amzn.to/39w4FoL

d6c3c9d5-d9a8-42ef-a649-c8d881b8bfd9_16-9-aspect-ratio_default_0

La obra periodística de Mariano Tudela permanecía inédita en libro. Este volumen de Alvarellos Editora recupera hasta setenta textos que tienen un nexo temático común: retratan una existencia consagrada a las Letras y a la Literatura. Desde el primer artículo del autor, de 1948, hasta los escritos de sus últimos días.

Una vida de literatura se lee como un ameno diario por el que desfila toda una generación brillante de escritores y pintores. Desde Gómez de la Serna a Truman Capote, de Pla a Cunqueiro, de María Casares a Urbano Lugrís.

Páginas que subliman el valor de los grandes amigos, que penetran en el humo de las tertulias de café, o que evocan —tantas veces— amargas despedidas. Y al lado de estos recuerdos escritos, imágenes y manuscritos nunca divulgados de Mariano Tudela con personalidades del mundo cultural gallego y español de la segunda mitad del siglo XX.
La presente edición ha sido elaborada por Olivia Rodríguez-Tudela, hija del autor y profesora de Teoría de la Literatura en la Universidade da Coruña. (Sinopsis de la editorial)

Mariano-Tudela.jpg

Mariano Rodríguez Tudela (La Coruña, 1925 – Madrid, 2001) fue escritor, periodista y guionista de radio y televisión. Publicó su primer libro a los 23 años, en 1948, un conjunto de relatos titulado La linterna mágica. Dos años después, saca a la luz la novela corta El hombre de las tres escopetas y en 1951 su primera novela larga, El torerillo de invierno. En 1954 funda con el pintor Urbano Lugrís la revista Atlántida. A partir de 1956, ya instalado en Madrid, inicia una intensa y productiva carrera de escritor que no se detendrá hasta su muerte en Madrid, el 12 de octubre de 2001.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s