{Reseña} Joseph Campbell: Tú eres eso (Atalanta)

Tu-eres-eso-portada

La traducción y publicación de las Obras Completas de Joseph Campbell por Ediciones Atalanta (en colaboración con la Joseph Campbell Foundation) es uno de los proyectos editoriales más ambiciosos, valientes y necesarios de estos años. El ultimo título que ha llegado a las librerías es Tú eres eso («Thou Art That: Transforming Religious Metaphor»), publicado originalmente en 2001 y que nos llega en traducción del gran César Aira.

Fue el psicólogo y profesor Eugene Kennedy (1928 – 2015) el encargado de la edición de esta obra a partir de diversas grabaciones de conferencias y algunas notas y entrevistas a Campbell del propio Kennedy (la procedencia de cada capítulo queda perfectamente explicada en las notas finales). Hay que decir que a veces son problemáticas este tipo de actuaciones a posteriori sobre unos textos que quedaron inéditos y sin corregir. No es el caso que nos ocupa ya que si no fuera por la advertencia del editor diríamos que son textos acabados o supervisados por su autor. En cualquier caso, al tratarse de conferencias y charlas el estilo de Campbell es, lógicamente, más didáctico y ligero que en sus obras más académicas (sí hay que admitir que el discurso queda a veces algo inconexo; esto es absolutamente normal y asumible dada la naturaleza de las fuentes y el procedimiento seguido en la edición).

Si bien el título, que deriva de la expresión sánscrita Tat tvam asi, no nos dice nada del contenido, el subtítulo (Las metáforas religiosas y su interpretación) entra de lleno en los argumentos de este ensayo. Como se sabe, todos los mitos religiosos vienen expresados a través de metáforas. Estos mitos son continuamente actualizados mediante la realización de los ritos adecuados. Según Campbell hay un sector de creyentes que aceptan las metáforas como hechos históricos y, por otra parte, no creyentes, para quienes las metáforas religiosas son puras fantasías. Para el escritor americano ambas visiones son simplistas y erróneas ya que parten de una confusión profunda de los conceptos de metáfora y mito religioso. A lo largo del volumen se va intentando deshacer, con muchos ejemplos, esta confusión. En los siete capítulos de este título, a los que hay que añadir una entrevista con Kennedy, se intenta dar luz a una serie de conceptos cuya comprensión es esencial para el tema que nos ocupa. En la primera parte se tratan algunos temas genéricos sobre el fenómeno religioso como son el sentido del mito, el simbolismo y la experiencia religiosa o la imaginación religiosa. Los capítulos cinco (Símbolos de la tradición judeocristiana) y seis (Comprender los símbolos de la espiritualidad judeocristiana) me han parecido los más interesantes. Aquí Campbell, relacionándolos con otras tradiciones religiosas, introduce aspectos comparativos desacostumbrados pero de gran perspicacia sobre determinados símbolos capitales del Cristianismo: el nacimiento virginal, huida a Egipto, los milagros, Judas, Crucifixión, Cruz o el fin del mundo, por ejemplo.

El problema para la religión, y su función, en esta era, es despertar el corazón. Cuando el clero no quiere o no puede despertar el corazón, eso nos indica que son incapaces de interpretar los símbolos a través de los cuales debían iluminar y alimentar espiritualmente a su grey. Cuando, en cambio, el clero habla de problemas éticos y políticos, eso constituye una traición a la raza humana. Esta sustitución del trabajo social, del compromiso en la regulación de las decisiones íntimas de la vida familiar, no tiene nada que ver con la verdadera vocación del clero para abrir a su pueblo las dimensiones del significado de la Muerte, la Resurrección y la Ascensión de Jesús. Estas últimas constituyen un sistema de símbolos que funciona perfectamente.

Al faltar esa orientación, la Iglesia Católica Romana, por ejemplo, ha traducido su liturgia latina a los idiomas locales, diluyendo o eliminando con ello su misterio esencial. Cuando los católicos van a la misa en latín, el sacerdote está interpelando al infinito en una lengua que no tiene asociaciones cotidianas; el pueblo asistente se siente en consecuencia elevado a la trascendencia.

De modo que los símbolos religiosos quedan alterados por este proceso que las autoridades de la Iglesia equivocadamente consideran progreso. Es un ejemplo del principal problema religiosa de la época: los símbolos son crónicamente mal leídos. Las metáforas, estructuras esenciales del lenguaje religioso, como hemos observado antes y volveremos a recordar, son leídas en términos de sus referentes concretos, o denotaciones, con el resultado de que una persona queda enfrentada con otra cuando, en verdad, el sentido de la metáfora es trascender la separación y la dualidad. Cuando el clero fracasa en su primera tarea de comprender los símbolos de los cuales es custodio, uno se ve obligado a sentir que sólo quedan los artistas para hacer por nosotros esta exploración espiritual.

(Capítulo 4. “La imaginación religiosa y las reglas de la teología tradicional”)

En general, cualquier mediano conocedor de teología cristiana pondrá algunas objeciones —y alguna seria— a determinadas afirmaciones de Campbell. Considero que esto es secundario porque Tú eres eso no pretende ser un ensayo de teología o de historia del pensamiento judeo-cristiano. Lo que hace Campbell es ofrecer puntos de vista novedosos que se derivan de sus profundos conocimientos en religiones comparadas para provocar la reflexión en el lector interesado, normalmente atrapado por inercias religiosas e intelectuales que han secado su capacidad de acceso al misterio consustancial a cualquier tipo de experiencia religiosa vigorosa («Mysterium tremendum et fascinans»).

La lectura de mitógrafos e historiadores de las religiones como Campbell, Eliade o Kerenyi, además de aportarnos sugerentes interpretaciones (normalmente bastante razonables, habida cuenta de la gran erudición de estos autores) sobre los conflictos y las búsquedas del alma humana, nos abren las puertas a un mundo nuevo: el mundo de lo simbólico y lo sagrado, del mito y lo trascendente. Nos introducen, en definitiva, en la historia espiritual de la humanidad, historia en la que el hombre occidental contemporáneo no es capaz de ubicarse o se ha excluido voluntariamente.

Quienes se estén acercando a las Obras Completas de Campbell deben añadir este libro a su colección; para los que no, Tú eres eso (https://www.edicionesatalanta.com/catalogo/tu-eres-eso/) constituye una buena carta de presentación al mundo intelectual y a las investigaciones del sabio norteamericano.

Puntuación: 4 (de 5)
Ediciones Atalanta (2019)
Colección: Memoria Mundi, 131
Traducción: César Aira | Edición y prólogo: Eugene Kennedy
208 págs.

ádan-eva-manzana-arbol-vibora-1180x650

Los ensayos y conferencias de Joseph Campbell reunidos en este libro analizan diferentes metáforas de la tradición judeocristiana: el Génesis, Abraham, el nacimiento virginal, la huida a Egipto, la Última Cena, Judas, la Crucifixión, el fin del mundo… Y, a través de su hondo conocimiento del lenguaje simbólico de los mitos, constantemente malinterpretado por la cultura moderna, Campbell va desvelando la vida y veracidad latentes de los textos religiosos a la vez que recupera desde otro enfoque su inefable misterio. (Sinopsis de la editorial)

Joseph-Campbell-office-Sarah-Lawrence-College

Joseph Campbell (Nueva York,1904 – Honolulú, 1987) fue junto a Mircea Eliade el mitólogo más importante de la segunda mitad del siglo XX. Profesor emérito de literatura en el Sarah Lawrence College de Nueva York, fue un reconocido escritor y conferenciante de temas de mitología y religiones comparadas. Entre sus numerosos libros merecen destacarse: El héroe de las mil caras: psicoanálisis del mito (1949; Fondo de Cultura Económica, 1959), Las máscaras de Dios (4 volúmenes, 1959-1969; Alianza, 1991), The Inner Reaches of Outer Space: Metaphor As Myth and As Religion (1986), The Mythic Dimension: Selected Essays (1959-1987), The Mythic Image (1974), Transformations of Myth Through Time (1990), A Joseph Campbell Companion: Reflections on the Art of Living (1991), Mythic Worlds, Modern Words: On the Art of James Joyce (1993), Thou Art That: Transforming Religious Metaphor (2001) y Myths of Light: Eastern Metaphors of the Eternal (2003).

3 comentarios sobre “{Reseña} Joseph Campbell: Tú eres eso (Atalanta)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s