{Reseña} H. P. Lovecraft: Un tenue éter indeterminado (Pre-Textos)

ub. la cruz del sur

El escritor norteamericano H.P. Lovecraft se consagró como uno de los grandes nombres de la literatura de terror del siglo XX, faceta por la que es recordado. Sin embargo, el autor también se dedicó intensamente a la poesía, con un número considerable de obras (la mayoría de circunstancias y de estilo totalmente desfasado y anacrónico). Aunque como poeta no alcanzó la misma altura que como escritor de cuentos y novelas cortas, la colección de poemas Hongos de Yuggoth («Fungi from Yuggoth») se considera su mejor trabajo en este género. Se trata de un conjunto de 36 sonetos en los que Lovecraft establece interesantes relaciones intertextuales con otros textos narrativos suyos; en otras palabras, en los poemas de Hongos de Yuggoth el autor explora temas e imágenes a los que volverá en textos posteriores, además de hacer referencia a algunos anteriores. Fueron escritos entre finales de 1929 y principios de 1930, publicándose originalmente en distintos números de la popular revista Weird Tales. Luego serían reeditados por Arkham House en la antología de 1943 Más allá del muro del sueño («Beyond the Wall of Sleep»).

Esta preciosa edición bilingüe de Hongos de Yuggoth toma el título de un verso del soneto XXXVI («A tenuous aether, indeterminate»). Es significativo que una editorial tan netamente literaria como Pre-Textos haya incluido a Lovecraft entre sus autores, considerando de este modo que el escritor de Providence es algo más que un autor de literatura pulp o de serie B, y que su indudable influencia en varias generaciones de lectores indica que fue capaz de crear un imaginario que se mantiene vivo casi un siglo después de su nacimiento.

«Background»

I never can be tied to raw, new things,
For I first saw the light in an old town,
Where from my window huddled roofs sloped down
To a quaint harbour rich with visionings.
Streets with carved doorways where the sunset beams
Flooded old fanlights and small window-panes,
And Georgian steeples topped with gilded vanes—
These were the sights that shaped my childhood dreams.

Such treasures, left from times of cautious leaven,
Cannot but loose the hold of flimsier wraiths
That flit with shifting ways and muddled faiths
Across the changeless walls of earth and heaven.
They cut the moment’s thongs and leave me free
To stand alone before eternity.

«Antecedentes»

No logro vincularme a lo nuevo y prosaico
pues vi la luz primera en una ciudad vieja;
recuerdo a mi ventana la hilera de tejados
que descendían a un puerto soñador, pintoresco,
los portales tallados con el sol del ocaso
bañando claraboyas y vitrales de puertas,
las torres georgianas con doradas veletas.
Oh visiones que ahormasteis los infantiles sueños,

fuisteis fermento cauto de esplendores que aún restan
y escapan la lazada de otros vanos espectros
sonámbulos, adultos, sin fe, que con incierto
paso rondan los muros del cielo y de la tierra:
Cortad ya las cadenas del instante y yo sea
libre y pueda medirme a solas con lo eterno.

Creo que los temas de Hongos de Yuggoth deben más al horror cósmico y al ciclo onírico de La búsqueda en sueños de Kadath la Desconocida que a los Mitos de Cthulhu. En su relato The Whisperer in Darkness se menciona a Yuggoth como un planeta habitado por seres mitad crustáceos mitad hongos llamados Mi-go. Sin embargo, en este ciclo poético, Yuggoth es más bien una región cósmica indeterminada. Por estas alusiones, y también por el carácter seminarrativo de los poemas se tiende a buscar una coherencia interna entre las piezas y con algunos relatos; puede que esto sea incorrecto, y que más allá de los tres primeros sonetos claramente narrativos (acerca de un libro misterioso, en este caso) el resto presentan historias aisladas o expresan determinados estados emocionales. En definitiva, lo que Lovecraft busca es representar con palabras imágenes que, de alguna manera, se relacionan con el mundo de los sueños y los terrores interiores.

Magnífico prólogo de Juan Andrés García Román que no se limita a dar algunas pincelas biográficas, sino que constituye, a pesar de su relativa brevedad, un auténtico de ensayo de interpretación sobre la poesía de Lovecraft y su relación con su obra narrativa. También ponderar su excelente traducción, que huye de la extrema literalidad de otras versiones con el fin de captar el sentido del poema y mostrarlo con la máxima belleza e intensidad. Incluso los muy reacios a leer cualquier tipo de poesía disfrutarán con estos poemas fantásticos e inquietantes.

Así que, sin llegar a ser una obra maestra, Un tenue éter indeterminado es un libro de lectura obligada para los fanáticos lovecraftianos ya que muestra una de las facetas más olvidadas de este extraño e influyente autor.

Puntuación: 4 (de 5)
Pre-Textos (2020)
Colección: La Cruz del Sur
Traducción y Prólogo: Juan Andrés García Román
118 págs.

Ver y Comprar este libro en Amazon: https://amzn.to/3mj4yQW

Cthulhu_sketch_by_Lovecraft

Lovecraft no es sólo autor de uno de los más exitosos ciclos de literatura fantástica de todos los tiempos. El universal creador de Cthulhu y Shub-Niggurath fue además un comprometido poeta. Únicamente cuando frisa la treintena y viene de conocer a Lord Dunsany, el narrador comienza a imponerse. Sin embargo, en 1929, cuando ya han visto la luz La llamada de Cthulhu o El color venido del espacio, el divorcio y la recuperada soledad en Providence traerán de la mano a la poesía. Hongos de Yuggoth es un compendio en verso de sus ideas artísticas, así como una declaración de amor a la imaginación. Ateo empedernido y profeta de la insignificancia humana, si Lovecraft entreabrió una puerta a la esperanza, lo hizo desde luego en estos versos. (Sinopsis de la editorial)

lovecraft4

Howard Phillips Lovecraft (1890-1937), descendiente de colonos británicos del siglo XVII, sobrellevó una infancia enfermiza marcada por una educación autodidacta. Fue un niño precoz. A los tres años ya sabía leer, a los siete comenzó a escribir. Su vida puede entenderse como la consagración de esos dos hábitos. Después de Poe, fue el gran innovador del relato de terror. La llamada de Cthulhu (1926), El horror de Dunwich (1928), En las montañas de la locura (1931) y La sombra sobre Innsmouth (1931) están consideradas como sus obras capitales. En ellas se cifra el mayor de sus legados al género: el horror cósmico. De sus muchas lecturas, las de Arthur Machen, Lord Dunsany y Algernon Blackwood estuvieron entre sus preferidas. Ignorado por sus contemporáneos, resignado a su destino solitario, Lovecraft murió a los cuarenta y siete años dejando un vasto número de ficciones, poesías, cartas y ensayos. En 1939 sus amigos emprendieron la edición sistemática de sus trabajos. Hoy son universales y clásicos, como los de Melville o Hawthorne.

Un comentario sobre “{Reseña} H. P. Lovecraft: Un tenue éter indeterminado (Pre-Textos)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s