{Reseña} Emilio Gavilanes: Bazar (La Discreta)

EQkcKBQXkAAE8bv

Sin más preámbulos diré que Bazar, último libro publicado por Emilio Gavilanes en la editorial La Discreta, me ha parecido una obra magnífica y profunda, y uno de los mejores libros de textos breves que he tenido la oportunidad de leer recientemente (ya había leído, en la misma editorial, Historia secreta del mundo y Río, dos títulos fascinantes). Efectivamente, como si de un gran bazar o zoco se tratara, este libro de naturaleza miscelánea está repleto de numerosos géneros mínimos: aforismos, microrrelatos, haikus, reflexiones y microensayos que se van alternando en una obra amplia, rica, con intereses y perspectivas variadas y con una escritura límpida y depurada, de reminiscencias líricas en numerosas ocasiones.

A modo de un cuaderno de apuntes, los numerosísimos textos de Bazar, casi todos de gran interés, conforman una obra de gran coherencia formal a pesar de su carácter fragmentario y profundamente híbrido. Un libro en cierto modo contemplativo cuya lectura, además de sumamente entretenida, produce alguna reacción melancólica inesperada. Así, por ejemplo, las piezas en las que Gavilanes recrea algunos hechos de su infancia —encantadoras sus evocaciones de las canicas o las calcomanías— son capaces de tocarnos profundamentem ya que nos hacen aflorar recuerdos similares de nuestros años infantiles que creíamos totalmente olvidados pero que permanecían escondidos.

Paseo por mi antiguo barrio. lego hasta las últimas casas. Cae la tarde. La luna llena asciende para atraer todas las miradas. No hay nadie por la calle. Parece que he entrado en un haiku.

La literatura explica cómo deben ocurrir las cosas, pues nada ocurre como debe. Y en el fondo explica cómo han ocurrido realmente.

El pasado es impredecible.

La fama póstuma de un escritor es una forma de venganza contra los escritores contemporáneos suyos que triunfaron. No consiste en sumarse al destino de ellos. No. Los aplasta. Los anula. La fama póstuma de Kafka borró a los escritores que triunfaban mientras él vivía, los que le borraban a él.

No hay nadie en la habitación, pero su presencia sigue allí sentada. De pronto esa nada se yergue.

La inteligencia propende a la obsesión.

En las ruinas de Cartago aún se oye a la caída de la tarde el entrechocar de los metales que la destruyeron.

Al volver de las vacaciones encuentro mi habitación como la dejé. Allí está, intacto, el día en que me fui. En la calle ya es otoño, hace frío, pero en mi habitación aún hace el calor de aquel día de verano. El tiempo ha seguido corriendo, pero aquí quedó una burbuja en la que se ha conservado el mundo de hace un mes. El aire de la calle es puro, lo han limpiado los vientos que vienen de la sierra, y aquí el aire es aún usado, sudoroso. En un periódico que quedó en la mesa leo cosas que solo ocurrieron hace treinta días y que ya me parecen de otra era, de una época en la que yo no era yo. La habitación es un fósil de un mundo que ha desparecido

A qué edad dejas de ser inmortal.

Buscar un libro es muchas veces una experiencia superior a leerlo.

En Bazar Emilio Gavilanes nos propone disfrutar con evocaciones de su infancia, comentarios sobre películas, haikus, extractos de obras o pensamientos de otros autores, sueños rescatados, anotaciones diversas sobre literatura y escritores (coincido plenamente con Gavilanes cuando dice que le gusta Baroja, adora a Azorín y le aburre Hernry James), argumentos de cuentos (la mayoría son por sí mismos auténticos y magníficos microrrelatos), algún espécimen de bestiario, inquietudes intelectuales, etc. En cuanto a los temas predominantes, el paso del tiempo, la memoria, los sueños, la muerte, las presencias fantasmales o el mundo de la niñez son las obsesiones predominantes de este precioso libro.

Un comentario final que a muchos les parecerá una tontería: creo que el contenido de Bazar, debido a su gran cantidad de ideas, hubiera dado para dos o tres volúmenes monográficos más breves (aforismos, ficciones, etc.) cuya lectura hubiera resultado más concentrada y rápida. Pero, en cualquier caso, esta no es ninguna objeción a este libro magnífico e imprescindible para los aficionados a este tipo de escritura híbrida e intimista.

Puntuación: 4 (de 5)
Ediciones de La Discreta (2020)
Colección: Prosa Nostra
248 págs.

bazar

Igual que en los bazares orientales se puede encontrar todo tipo de objetos, en este libro podemos hallar los textos más diversos. Hay pequeños ensayos, cuentos, haikus, argumentos de relatos, fragmentos de historias más largas, entradas de diario, notas antropológicas, históricas, hay autobiografía, recuerdos, crítica, opinión, aforismos… Parece que el título está justificado.
En estas notas y fragmentos vuelven una y otra vez los temas más queridos del autor, que por otra parte son los temas de los que se suele ocupar la literatura: el paso del tiempo, el sentido de la vida, el amor, la infancia, la memoria, la inagotable novedad del mundo, los libros, el cine… (Sinopsis de la editorial)

Gavilanes_en_la_IX_Velada_Poética_de_Olmillos3

Emilio Gavilanes (Madrid, 1959) realizó estudios de Geológicas y de Físicas y se licenció en Filología Románica. Actualmente es lexicógrafo. Ha publicado las novelas La primera aventura (Seix Barral, 1991), El bosque perdido (Seix Barral, 2001), Una gota de ámbar (La Discreta, 2007) y Breve enciclopedia de la infancia (Edhasa/Castalia, 2014); las colecciones de cuentos La tabla del dos (Premio NH 2004 al mejor libro de relatos inédito), El río (La Discreta, 2005, finalista del III Premio Setenil de relatos), El reino de la nada (Menoscuarto, 2011), Historia secreta del mundo (La Discreta, 2015, premio Setenil al mejor libro de relatos publicado en 2015) y Autorretrato (Punto de Vista, 2015); y las colecciones de haikus Salta del agua un pez (La Veleta, 2011) y El gran silencio (La Veleta, 2013). También ha preparado la edición de la obra del escritor gallego de la generación del 98 Camilo Bargiela Luciérnagas (Renacimiento, 2009).

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s