{Reseña} Emilia Pardo Bazán: Al pie de la Torre Eiffel (La Línea del Horizonte)

978841759420

Entre mayo y octubre de 1889 se celebró en París la Exposición Universal cuyo símbolo perdurable fue inauguración de la Torre Eiffel, terminada de construir ese mismo año y que sirvió de impresionante arco de entrada a la exposición. Fue un acontecimiento de gran impacto mundial que reunió a miles de visitantes de todos los continentes y que generó una inmensa cantidad de escritos destinados a un público ávido de noticias e informaciones sobre todo lo relacionado con este acontecimiento. Entre los muchos periodistas y escritores enviados a cubrir el evento se encontraba Emilia Pardo Bazán, ya en el cénit de su fama tras la publicación de la genial novela Los pazos de Ulloa un par de años antes. Pues bien, la editorial madrileña especializada en literatura de viajes La Línea del Horizonte a recuperado, en un manejable y bonito formato, las crónicas de ese viaje que se publicaron con el título de Al pie de la Torre Eiffel.

Doña Emilia Pardo Bazán, gran conocedora de la ciudad de París y de la cultura francesa, escribió numerosos artículos para varios periódicos sudamericanos cubriendo la exposición universal. Además, la escritora envió fragmentos de estas cartas a varios periódicos y revistas de España (entre ellos, La Ilustración, La Época, El Imparcial y La España Moderna). De estos artículos nacerán después dos voluminosos libros: Al pie de la torre Eiffel. Crónicas de la exposición (1889) y Por Francia y por Alemania (1890), que vieron la luz en Madrid en el establecimiento tipográfico de La España Editorial. Estas publicaciones tuvieron una buena acogida, agotando su tirada al mes y medio de ponerse a la venta. En 1899, estas dos obras se reeditarían formando el volumen XIX de sus Obras completas y llevando como título genérico Al pie de la Torre Eiffel. Para esta segunda y definitiva edición la autora escribió un nuevo prólogo (no incluido aquí) y suprimió trece cartas y numerosos pasajes digresivos. Hay que advertir que esta edición de La Línea del Horizonte sólo contiene 16 de las 25 cartas de la versión definitiva (también se ha suprimido algún fragmento que se desviaba del tema central). Es una opción discutible ya que, a mi entender, mutila innecesariamente parte del material que difícilmente verá la luz en el futuro.

Si yo no conociese bastante la gran capital de Francia, ¡qué emoción experimentaría al encontrarme, como quien dice, puesto el pie en el estribo para salir hacia ella, con objeto de escribir del magno acontecimiento, la Exposición Universal de 1889!

Quien nunca vio París, sueña con la metrópoli moderna por excelencia, a la cual ni catástrofes militares y políticas, ni la decadencia general de los estados latinos, han conseguido robar el prestigio y la mágica aureola que atrae al viajero como canto misterioso de sirenas. Para el mozo sano y fuerte, París es el placer y el goce vedado y picante; para el valetudinario, la salud conseguida por el directorio del gran médico especialista; para la dama elegante, la consulta al oráculo de la moda; para los que amamos las letras y el arte, el alambique donde se refina y destila la quintaesencia del pensamiento moderno, la Meca donde habitan los santones de la novela y del drama, el horno donde se cuecen las reputaciones… y, por último, para los políticos, el laboratorio donde se fabrican las bombas explosivas, el taller donde se cargan con dinamita los cartuchos y los petardos que han de estallar alarmando y consternando a Europa… París (lo único vivo en toda Francia) será siempre, y más si se mira desde lejos, la ciudad madre que cantó Víctor Hugo; «fuego sombrío o pura estrella, araña que supo tejer la inmensa tela en que las naciones vienen a enredarse; fuente de continuo atestada de urnas que esperan el agua vivificadora, donde las generaciones acuden a apagar su sed de Idea» (de esto de vivificadora responda Hugo). […]

Estas crónicas o cartas, que mezclan información y opinión subjetiva, información y frivolidad, tratan temas variados; por ejemplo, desde la cambiante moda femenina del momento hasta su consideración estética sobre la propia Torre; desde el creciente interés por el entretenimiento de los niños en estas ferias hasta las dificultades del transporte urbano en esas fechas de afluencia. Muy interesantes son las crónicas de su viaje por algunas ciudades de Europas tras abandonar París: Zúrich («tan linfática, tan refrigerante, tan serena»), Múnich («grandiosa ciudad casi desierta») o Núremberg («ciudad gótica») le causaron una inmejorable impresión de burguesa prosperidad, cultura y belleza. En cualquier caso, en todas las crónicas se trasluce una admiración por el progreso industrial, material y cultural de estos países y la esperanza de que la España atrasada de su tiempo pudiera alcanzar los avances de esas naciones.

Hay que tener en cuenta que estos artículos están dirigidos a un público amplio, de ahí que lo que se busque es la amenidad y el despertar la curiosidad, no entrando, por lo general en grandes profundidades ni disquisiciones. La propia doña Emilia lo explica perfectamente en el Epílogo del volumen:

«Al pie de la torre Eiffel» se compone de crónicas, en su mayor parte escritas con destino a la prensa americana. Baste advertir lo para que las personas enteradas ele cómo se forja el trabajo periodístico, excusen los defectos en que abundan los y comprendan que no pueden ser obra de observación profunda, de serio y delicado análisis, de fundada doctrina, ni de arte reflexivo y sentido […] En suma, tienen estas crónicas que parecerse más a conversación chispeante, a grato discreteo, a discurso inflamado, que a demostración didáctica.

Yo había leído ya numerosos cuentos y alguna novela de Pardo Bazán. He comprobado con la lectura de Al pie de la Torre Eiffel que también en el artículo y la crónica viajera muestra su maestría. En definitiva, una escritora que cada día me gusta más y que considero de lectura imprescindible.

Puntuación: 4 (de 5)
La Línea del Horizonte Ediciones (2020)
Colección: Cuadernos del Horizonte, 22
Prólogo: Ana Rodríguez Fischer
232 págs.

Ver y Comprar este libro en Amazon: https://amzn.to/3lmvPRp

Paris-LOC_cph_3b40741

Con fascinación y horror, a partir iguales, seguía el mundo la construcción del coloso de hierro que se levantaba en París como gran atracción de la Exposición Universal de 1889. Entre los enviados especiales de la prensa se encontraba doña Emilia, una experta viajera y eficaz reportera que da cuenta en estas crónicas de los pormenores del acontecimiento. La vemos lidiar con sus cocheros, protestar por los precios de los hoteles, evaluar la situación política, reflexionar sobre algunas de las figuras de la cultura, extasiarse ante las novedades tecnológicas o calibrar la oportunidad de la moda del momento: el traje pantalón al que alaba entusiasta en pro de la libertad de movimientos de las mujeres. (Sinopsis de la editorial)

pardo

EMILIA PARDO BAZÁN (La Coruña, 1851 – Madrid, 1921). Escritora, periodista, feminista, ensayista, catedrática y traductora, entre algunas de las muchas disciplinas que practicó, fue una de las figuras más importantes de la corriente naturalista de finales del XIX en España. De temperamento inquieto y curioso, atesoró una gran cultura sin pasar por la Universidad (vetada a las mujeres en su tiempo) y viajó incansablemente por España y Europa. Su mirada cosmopolita sobre la sociedad de su tiempo, la influencia de la cultura francesa y su talante reinvindicativo en pro de la igualdad para las mujeres, la convierten en una intelectual siempre atenta a cuestiones sociales. Entre los relatos de viaje que escribió, las crónicas dedicadas a París para varios medios de España y Latinoamérica la desvelan como una observadora atenta y sagaz.

2 comentarios sobre “{Reseña} Emilia Pardo Bazán: Al pie de la Torre Eiffel (La Línea del Horizonte)

  1. Siempre me asombrará la poca atención que se pone sobre esta gran escritora, teniendo en cuenta todo lo que hizo por el avance de la cultura, en especial de la Literatura en este país.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s