{Reseña} José María Maza: Somos polvo de estrellas (Crítica)

portada_somos-polvo-de-estrellas_jose-maria-maza_202007151239

José María Maza es un veterano astrónomo chileno que en los últimos años ha escrito varios libros de divulgación en su país que han obtenido un gran éxito y repercusión. Somos polvo de estrellas fue publicado en Chile por Planeta y afortunadamente llega a las librerías españolas gracias a Editorial Crítica que lo ha incluido dentro de su imprescindible serie Drakontos, con seguridad la mejor colección de divulgación científica dentro del mundo editorial de nuestro país.

El título del libro proviene de una frase del famoso astrónomo Carl Sagan extraída de su libro de 1973 La conexión cósmica («Estamos hechos de materia estelar») pero que, en realidad, ya había sido utilizada antes por otros autores. Precisamente, Carl Sagan y su inmortal obra Cosmos ha sido y sigue siendo el libro de divulgación sobre astronomía más importante y que más influencia ha ejercido en los escritores que lo han sucedido. La idea y el contenido de Somos polvo de estrellas deriva de charlas y conferencias que su autor ha realizado durante años y que, finalmente, se decidió a trasladar a un libro, que como indiqué antes, vio la luz en 2017.

Durante muchos siglos el hombre pensó que el centro del cosmos era la Tierra, una Tierra plana, con una bóveda celeste en lo alto. A partir del siglo V a. C. se empezó a pensar en una Tierra esférica, de grandes dimensiones. Para el siglo III a. C., con el trabajo de Eratóstenes en Alejandría, se conoció el tamaño de la Tierra con bastante precisión. El cosmos de Pitágoras —«cosmos» en griego significa orden y belleza, es lo opuesto al caos; cosmología y cosmética provienen de la misma raíz griega— está compuesto por una sucesión de esferas cristalinas que giran en torno a la Tierra. La esfera más lejana es la que contiene a todas las estrellas, que no cambian sus posiciones relativas y que, durante generaciones, se ven inalterables. A estas estrellas se las llamó «estrellas fijas». La esfera que contenía las estrellas giraba en torno a la Tierra en un día y arrastraba en su curso a todas las esferas interiores: las de los planetas, el Sol y la Luna. Las esferas interiores se desplazaban lentamente con respecto a la esfera exterior de las estrellas fijas, en períodos de semanas, meses o años. Durante el siglo ii a. C., el gran astrónomo griego Hiparco de Nicea describe esos movimientos utilizando círculos grandes y pequeños, llamados deferentes y epiciclos. Hiparco fue uno de los más grandes astrónomos de la Antigüedad; vivió su vida en la isla de Rodas y tuvo contacto con los astrónomos de Babilonia, lo que le permitió descubrir la precesión de los equinoccios. Los equinoccios son los puntos en el cielo donde el ecuador celeste corta el círculo máximo —llamado eclíptica— por donde se ve desplazarse al Sol en el curso del año. Cuando el Sol cruza el ecuador de sur a norte,
el 21 de marzo, se dice que está en el equinoccio vernal: comienzo de la primavera en el hemisferio boreal. Ese punto se usa como referencia para definir las coordenadas de las estrellas en el cielo. Sin embargo, lo que Hiparco observó es que el equinoccio vernal se desplaza a lo largo de la eclíptica dando una vuelta completa en veintiséis mil años. El desplazamiento es de cincuenta segundos de arco en un año, equivalente a un grado y medio, ¡por siglo! Ese movimiento del eje de rotación terrestre es similar al bamboleo de un trompo que gira y antes de detenerse oscila alrededor de la vertical. El descubrimiento de la precesión muestra la enorme calidad y continuidad de las observaciones astronómicas realizadas en Babilonia. Hiparco desarrolló, además, un excelente modelo matemático para describir el movimiento del Sol y de la Luna, basado en epiciclos, deferentes y círculos excéntricos. […]

Somos polvo de estrellas es una introducción a la cosmología, es decir, a esa parte de la astronomía que estudia las leyes generales, el origen y la evolución del universo. Pese a su brevedad apenas 110 páginas, que incluyen además numerosas fotografías constituye una síntesis brillante, compacta y rigurosa de unos temas de comprensión extraordinariamente difícil pero que resultan fascinantes para cualquier persona con algo de curiosidad. Señalo alguno de los hitos tratados en el libro. Como es conocido, la primera explicación satisfactoria del universo a gran escala fue la teoría de la gravitación de Newton que durante dos siglos pudo explicar los fenómenos astronómicos conocidos. La segunda revolución se debió a la genialidad Einstein y sus teorías de la relatividad especial y general. Su relatividad general predijo la existencia de ondas gravitacionales provocadas cuando una gran masa sufre una gran aceleración. Pues bien, cien años después de su postulación el proyecto LIGO (Laser Interferometer Gravitational-Wave Observatory) confirmó la existencia de estas ondas en 2016.

Pero el enigma sobre el origen y la evolución del universo seguía en pleno siglo XX sin resolver. Fue el astrónomo ucraniano-británico George Gamow quien, a partir de idea anterior formulada por Lemaître, postuló la existencia de una Gran Explosión (Big Bang) como punto inicial en el que se formó la materia, el espacio y el tiempo («El Big Bang no tiene causa, pues las causas son anteriores a los efectos y no hay antes de él»). Las estimaciones más recientes sitúan este acontecimiento hace unos 13800 millones de años. Un misterio que asedia a los cosmólogos es la naturaleza de la «materia oscura» que constituiría el 85% de la materia del universo, y que ni emite ni interactúa con ningún tipo de radiación electromagnética. La igualmente misteriosa «energía oscura» es una forma de energía que estaría distribuida por todo el espacio vacío produciendo una presión que acelera la expansión del universo, resultando en una fuerza gravitacional repulsiva. En los modelos teóricos esta «energía oscura» aportaría alrededor del 68% de la masa-energía total del universo.

El libro de Maza finaliza con un repaso a los tipos existentes de estrellas y explica que únicamente las que terminan su vida como supernovas aportan cantidades apreciables de los elementos químicos pesados indispensables para el nacimiento de la vida (aproximadamente un 2 % de los elementos presentes en la galaxia). De modo que, como escribe el autor al final del libro, podemos afirmar que «Estamos indisolublemente ligados al cosmos, somos sólo polvo de estrellas».

Ensayo muy estimable, Somos polvo de estrellas deleitará a todos los aficionados a la divulgación científica y, muy especialmente, a los que sin tener grandes conocimientos previos deseen acercarse por primera vez a los mayores misterios del cosmos de una forma clara y concisa.

Puntuación: 4 (de 5)
Editorial Crítica (2020)
Colección: Drakontos
120 págs.

Ver y Comprar este libro en Amazon: https://amzn.to/37csQ8U

astronomos-estan-desconcertados-100-estrellas-han-desaparecido-cielo-ultimos-50-anos

En Somos polvo de estrellas José Maza nos guía a través de un increíble viaje que conecta las transformaciones del universo con las revoluciones científicas en la Tierra, relacionando la formación de las estrellas con nuestro propio organismo. Con datos e información privilegiada el autor, Premio Nacional de Ciencias Exactas nos narra de manera cálida y cercana cómo la historia del cosmos es también nuestra, y que no podemos perder esa curiosidad con la que miramos el mundo cuando fuimos niños, pues es esa la llave del conocimiento. (Sinopsis de la editorial)

vlcsnap-2019-10-09-15h46m57s502

José María Maza Sancho (Valparaíso, 1948) es licenciado en Astronomía por la Universidad de Chile y doctor en Astronomía en la Universidad de Toronto.

Ha publicado más de ciento veinte artículos de investigación en revistas de astronomía y, actualmente, es profesor titular de Astronomía en la Universidad de Chile. Obtuvo el Premio Nacional de Ciencias Exactas en 1999 y es miembro de Número de la Academia Chilena de Ciencias. Es autor de Supernovas (2008) junto a Mario Hamuy, Astronomía contemporánea (2009), Marte: la próxima frontera (2018) Eclipses (2019).

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s