{Reseña} Giulio Meotti: ¿El último papa de Occidente? (Ediciones Encuentro)

81FrHnQFYIL

Quizá el título de este libro lleve a algún lector a considerarlo uno de los muchos libros sensacionalistas que anuncian el fin del papado víctima de alguna conspiración extraña. No. ¿El último papa de Occidente? es la crónica de la lucha épica que Joseph Ratzinger ha mantenido durante toda su vida, desde sus tiempos de profesor universitario en varias de las universidades alemanas más prestigiosas hasta su breve periodo de pontificado (2005-2016), contra el relativismo y la indiferencia espiritual que aqueja especialmente al mundo occidental europeo. Su autor, el periodista Giulio Meotti, comparte también con Ratzinger la preocupación por este eclipse religioso total y lo ha venido tratando en numerosos escritos (El cristianismo desaparecerá de Europa como desapareció del norte de África, o La ONU declara la guerra a la civilización judeocristiana, son los significativos títulos de dos de ellos).

¿El último papa de Occidente? es más parecido, por su brevedad y estilo —apenas 110 páginas, de ellas una veintena con las referencias de los textos citados—, a un exhaustivo reportaje periodístico que a un ensayo sistemático o a una biografía intelectual. Una de sus particularidad es es la amplia utilización de textos del propio Ratzinger, no sólo los extraídos de sus obras directamente relacionadas con este tema (Informe sobre la fe; Fe y futuro; Verdad valores, poder, entre otras) que fueron publicadas en su día y que son de amplia difusión, sino también se han extractado alusiones y reflexiones de documentos pastorales, conferencias, discursos y homilías que sólo están accesibles para el especialista. También se incluyen fragmentos de otros autores que complementan o matizan los escritos de Joseph Ratzinger. Meotti evita toda divagación personal, de modo que cada párrafo merece un análisis y reflexión profunda por parte del lector que queda deslumbrado por la sutileza y agudeza del pensamiento del teólogo alemán.

Hay una anécdota divertida —tal vez apócrifa, tal vez no— que circuló durante el interregno entre el anuncio de la renuncia del papa Benedicto XVI y la elección de su sucesor. Se dice que el papa, entrevistado por un periodista, estaba hablando sobre el proceso mediante el cual el nuevo pontífice sería elegido. El periodista centraba su atención en el cónclave pero el papa, impaciente, intervino para reconducir la conversación, sosteniendo que es el Espíritu Santo quien elige al papa. Luego hizo una pausa antes de continuar afirmando que el Espíritu Santo solo se equivoca ocasionalmente. Nos gustaría que fuera cierto, porque confirmaría de manera definitiva lo que ya sabemos sobre la capacidad de intuición, predicción, ironía e inteligencia de este hombre, el cardenal Joseph Ratzinger, el papa Benedicto XVI.

En una serie de discursos radiofónicos realizados en 1969, Ratzinger, por entonces joven profesor de teología en Ratisbona, habló del futuro de la Iglesia describiéndolo como un fenómeno marginal, con menos miembros e iglesias, ignorada, humillada y socialmente irrelevante, empezando por su cabeza. Había previsto que esta Iglesia sobreviviría, haciéndose más fuerte y esencial, pero que en el camino se enfrentaría a muchas pruebas. Era un momento de confusión sin precedentes en la Iglesia y en la sociedad europea, después del concilio Vaticano II, tras la contestación estudiantil del 68.

En la última de esas cinco conferencias, retransmitida el día de Navidad de 1969, Ratzinger reveló que la Iglesia estaba atravesando por una época similar a la Revolución francesa o la Ilustración. Comparó ese periodo histórico con el encarcelamiento del papa Pío VI, secuestrado por las tropas francesas y recluido en prisión, donde murió en 1799. «Vivimos», dijo, «bajo la impresión de un fabuloso cambio en la evolución de la humanidad». La Iglesia —advirtió—, se encontraba frente a un enemigo similar, dispuesto a destruirla, confiscar todos sus bienes y criminalizar a sacerdotes y monjas. «Un cambio», señaló, «ante el cual, el paso de la Edad Media a la Reforma nos parece anodino».

Vale la pena reproducir algunas frases del prólogo de John Waters que anticipan el contenido del ensayo de Meotti: «El principal proyecto de Benedicto XVI fue la recuperación de la cultura occidental y un concepto integral de la razón»; «Ha hablado con una claridad y profundidad inmensas […]. Sus palabras cortantes como el hielo, como las de un poeta, han penetrado en las paradojas de la realidad, ahondando en sus secretos»; «Ratzinger era la voz profética de la inquietud humana y de un futuro oscuro». Pues bien, la tesis principal de Meotti en ¿El último papa de Occidente? —que queda ampliamente demostrada, pienso, con los textos seleccionados— es que Joseph Ratzinger («un inconformista del pensamiento») fue el primer intelectual dentro de la Iglesia que ya desde los años sesenta advirtió con crudeza y realismo que el mundo europeo occidental nacido tras la Segunda Guerra Mundial era un mundo esencialmente materialista radical y ateo («Lo había previsto todo. Por eso su presencia era tan intolerable»). El triunfo en las sociedades occidentales de las ideologías posmarxistas y de un positivismo que se expresa en la absolutización del principio mayoritario se transforma, antes o después, en nihilismo autodestructor («Estamos en un momento muy serio: el laicismo radical puede destruir el humanismo»). Ratzinger fue a la postre un gigante intelectual derrotado por el mundo («un hereje en la época de lo religiosamente correcto»), acorralado por sus poderosos enemigos de la posmodernidad y de la propia Iglesia, cada día más entregada a las modas, más conformista y sumida en un aggiornamento permanente. Libró hasta el límite de sus fuerzas una batalla épica contra el inmenso vacío espiritual que se abría en Occidente («Su genio fue una amenaza para el vasto programa de posmodernidad, la barbarie líquida y dulce de las sociedades posculturales, y su renuncia ha sido un gran alivio para muchos, demasiados, incluso dentro de la Iglesia»). Cuando no pudo resistir más renunció al pontificado pero no a su magisterio, que sigue interpelando a quien quiera seguirlo.

Este libro ha servido para confirmarme algo que ya sabía, a saber, que Ratzinger es una de las mentes más poderosas y visionarias —no sólo en el ámbito de la Teología— que ha dado Europa en el último medio siglo, y que todos sus temores y previsiones se están cumpliendo punto por punto. Un gran acierto de Ediciones Encuentro, por tanto, la publicación de este título introductorio a su pensamiento.

Ediciones Encuentro (2021)
Colección: 100XUNO, 80
Traducción: Beatriz Mel Ramírez | Prólogo: John Waters
110 págs.

Puntuación: 4 (de 5)

Ver y Comprar este libro en Amazon: https://amzn.to/38W5ciQ

«Joseph Ratzinger ha sido, como Meotti lo describe, un coloso, finalmente ‘derrotado’ en sus esfuerzos por salvar a la civilización occidental, pero que ha dejado detrás de sí los códigos que aún pueden permitir a la humanidad arreglar las cosas. Ha visto el desmoronamiento y lo ha descrito con una claridad que nadie más había logrado, especificando también su antídoto. Después de ofrecerse como un escudo viviente contra la secularización, el relativismo, la islamización y el nihilismo rastrero, finalmente se sintió obligado a retroceder, cuando el peligro llegaba a su peor momento. Viajó por toda Europa para tratar de detener la caída, pero sin éxito. Esta es la historia que se cuenta en ¿El último Papa de Occidente?. El tiempo dirá si fue una tragedia o si faltó poco para que lo fuera». (Sinopsis de la editorial).

Giulio Meotti es periodista de Il Foglio desde 2003. Ha escrito para periódicos internacionales como The Wall Street Journal y The Jerusalem Post, colabora con el Instituto Gatestone. Es autor de numerosos libros, entre ellos El fin de Europa (Premio Capri); La tumba de DiosNotre Dame ardeIsrael. El último estado europeo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s