{Reseña} Fernando Penco: Mediterráneo (Cántico)

61u-2xKdmAL

Fernando Penco es un arqueólogo e historiador cordobés que ha compaginado la publicación de trabajos relacionados con su profesión, como Viaje a Tartessos (Almuzara, 2013) y Un país llamado Cervantes: el origen judeoconverso del escritor (Almuzara, 2017) con hasta ahora una única incursión en el terreno de la ficción, El cráneo, y siete breves narraciones (Morandi ed., 1998), con el que obtuvo el Premio Nacional Nueva Gente de Narrativa otorgado por la Asociación de Escritores y Artistas Españoles. Mediterráneo es su nuevo libro publicado por la también cordobesa Editorial Cántico. Esta editorial, que no conocía, me ha sorprendido por la belleza de sus cubiertas y su gran calidad material, así como el cuidado exquisito en los detalles tipografía en Bodoni, colofón, diseño , todo a un precio más que ajustado, un ejemplo de cómo una pequeña editorial de provincias puede ofrecer al mismo tiempo libros interesantes y de una factura impecable.

Mediterráneo es un libro de clasificación difícil debido a que participa de diferentes géneros que dan lugar a una obra híbrida y muy original. «La obra que tiene en sus manos escribe el editor es el relato de una forma de mirar: la mediterránea; y de una forma de ver: la arqueológica», y añade después que constituye «una invitación al disfrute de nuestra historia desde la erudición literaria y el sabor de la experiencia». En efecto, en los 240 microtextos que componen Mediterráneo encontramos reflexiones personales (reales o ficticias) a modo de entradas de un dietario que se alternan con notas de viaje, referencias a hechos históricos, descripciones arqueológicas, así como algunos fragmentos de autores antiguos y modernos (Heródoto, Hesíodo, Ovidio, Unamuno, Braudel, Benet) que se integran de forma natural con el resto de piezas y en los que, sin duda, Penco se inspira en fondo y forma.

A modo de ejemplo, reproduzco algunos textos de entre los más cortos:

Vi a Áyax recogiendo el cadáver de Aquiles con su enorme escudo de bronce. Alto, como un torreón, arrastraba el cuerpo del pélida y su valiosa armadura, mientras jóvenes atenienses bailaban en prez de Teseo.

Había cierto proyecto que entusiasmaba el corazón de Platón: el de recolonizar y dar nuevas leyes a todas las polis griegas de Sicilia, que habían sido destruidas por las largas guerras contra los cartagineses o por la usura y codicia de Dionisio I, quien las repobló con los bárbaros que coparon sus ejército mercenarios.

Cantaban con las cabezas echadas hacia atrás y los ojos vacilantes. Sus tonadillas, normalmente historias épicas, eran nostálgicas e imperturbables, llenas de guerreros con alfanje y de altas fortalezas.

En el-Kurru, aún pueden verse las tumbas de los cuatro primeros reyes de Kush emerger de las arenas.

Tras la batalla de Actium, ante la imposibilidad de ceder el trono de Egipto a sus hijos, eligió la muerte ritual por mordedura de áspid, la cobra de turgentes ojos propia del Nilo.

Los entonces habitantes del cabo de Trafalgar, en cuanto hubieron pasado las seis largas horas del combate, se precipitaron hacia el mar y, sin distinción de banderas, fueron socorriendo uno por uno a los náufragos y moribundos.

Tan pronto como regresó de su expedición de saqueo, el autor de «Vida de este capitán» se apresuró hacia La Veleta, el lugar perfecto para gastarse las monedas de oro con quiracas, las mujeres de vida atenta y complaciente.

Era enero. El día era gris en Vlorë. Los árboles habían perdido ya las hojas y la montañas del sur estaban oscurecidas por un cielo bajo que amenazaba lluvia. Pronto, los jardines y olivos que rodeaban la ciudad se cargarían de agua nieve por todas partes.

Desde Andalucía a Croacia, desde Bengasi a Venecia, Fernando Penco realiza un viaje personal a través del imaginario, la historia, las personas y los paisajes mediterráneos, un viaje que según insinúa el editor podría contar con más entregas en el futuro. Señalar, por último, que la escritura de Fernando Penco es trabajada y exacta, perfecta para esta modalidad de prosas breves y aforísticas. En definitiva, un libro muy bello y estimable al que deseamos la difusión y el éxito que merece.

Editorial Cántico (2020)
Colección: Doble Orilla, Narrativa
215 págs.

Puntuación: 4 (de 5)

Ver y Comprar este libro en Amazon: https://amzn.to/3rzcX4N

fig-6

Pocos libros son tan concisos y abren tantas sendas hacia el saber como el que el lector tiene en sus manos. Vivencia de múltiples vivencias, en Mediterráneo Fernando Penco Valenzuela navega por el mar que más ha influido en el nacimiento y evolución de las civilizaciones (Roma, Grecia, Egipto, Mesopotamia, la España de Felipe II) y teje una aventura atemporal, alrededor de sus cuatro orillas, que nos lleva desde las más remotas pinturas rupestres al drama de la inmigración. Híbrido entre la poesía, la épica, el ensayo, la historia y la arqueología, Mediterráneo, libro del que se edita su primera parte, bosqueja un fresco del mar que más ascensos y caídas de imperios y de culturas, ha conocido. (Sinopsis de la editorial)

Fernando Penco

Fernando Penco Valenzuela (Córdoba 1966). Arqueólogo, académico y escritor, recibe en 2017 el Premio Juan Bernier de Arqueología por sus trabajos de investigación y sus más de 60 artículos relacionados con el patrimonio Histórico-arqueológico, que han visto la luz en revistas nacionales e internacionales de reconocido prestigio. En 1999 obtiene el Premio Nacional Nueva Gente de Narrativa, otorgado por la Asociación de Escritores y Artistas Españoles, que le reconoce la calidad y el esfuerzo de su primer y único libro de ficción El cráneo y siete breves narraciones (Morandi ed., 1998). Es autor, entre otros, de Guadalquivir, un valle legendario (Almuzara, 2008) y Viaje a Tartessos (Almuzara, 2013) y, desde 1999, es miembro del Grupo de Investigación de Arqueometalurgia de la Universidad Complutense de Madrid, grupo con el que, bajo la tutela del profesor doctor D. Antonio Criado Portal, recibe en 2018 el Primer Premio a la Excelencia en la Transferencia Tecnológica y del Conocimiento que otorga dicha universidad. Años más tarde, en mayo de 2009, descubre, junto con el fotógrafo Juan Obrero Larrea, el lugar exacto en el que Robert Capa realizó Muerte de un miliciano, fruto de ese intenso trabajo es la Foto de Capa (Paso de Cebra ed. 2011), libro hoy agotado. Su último trabajo, Un país llamado Cervantes: el origen judeoconverso del escritor (Almuzara, 2017), confirma las raíces semitas del autor del Quijote y saca a la luz por primera vez un manuscrito de 1497 que así lo atestigua. 

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s