{Reseña} Retratos a medida (Fundación Banco Santander)

Retratos a medida

Acaba de aparecer un nuevo título de la imprescindible Colección Obra Fundamental de la Fundación Santander, un libro que a diferencia de los anteriores no se ocupa de manera monográfica de un autor o par de autores, sino que se dedica a rescatar artículos dedicados a un buen número de personalidades relevantes de la cultura española de la primera mitad del siglo XX. Retratos a medida es, como indica su subtítulo, una antología de entrevistas y semblanzas de personalidades de la cultura española española publicadas en diferentes revistas y periódicos de Argentina.

Argentina vivió a comienzos del siglo XX un extraordinario desarrollo económico, demográfico y cultural, hecho que se tradujo en un gran interés de los lectores argentinos por lo que pasaba, culturalmente hablando, en diversos países, España incluida. Una gran cantidad de revistas y diarios prestigiosos y de gran difusión publicaban habitualmente noticias y crónicas realizadas por sus corresponsales o enviados especiales en tierras europeas. Aquí se recogen artículos de Caras y caretas, La Nación, Plus Ultra, El Hogar, Fray Mocho y La Prensa. Más de la mitad provienen del semanario Caras y caretas (fundado en 1898 por el español Eustaquio Pellicer), revista que tuvo gran eco en España y que contó con colaboradores de la talla de Unamuno y Valle-Inclán. Retratos a medida recoge por vez primera más de setenta entrevistas a cincuenta y siete figuras españolas de la cultura y el espectáculo que fueron cruciales en la sociedad española de su tiempo. Escritores, pensadores, científicos, pintores, escultores, actrices, bailaoras y humoristas son entrevistados (interviuvados, como estaba de moda decir) por grandes maestros del periodismo literario de Argentina y España, que hicieron de la entrevista un género artístico en lo descriptivo y psicológico («entrevistas de autor»). La mayoría corresponden a trabajos del argentino Juan José de Soiza Reilly y los españoles Andrés Muñoz (afincado desde muy joven en Argentina) y José María Salaverría, que había residido un tiempo en el país sudamericano.

Hay que tener en cuenta que estos textos están destinados a un lector interesado en la actualidad cultural pero popular y masivo, de modo que tampoco presentan una excesiva complejidad ni en la forma ni en el fondo. Son introducciones y presentaciones a unos personajes de fama en España pero de poca presencia, en general, en la vida cultural americana (con excepción de los grandes escritores y algunos actores). Aunque algunas piezas resultan algo rutinarias (aquellas en las que el reportero formula unas preguntas que transcribe apenas sin modificar), en general encontramos excelentes ejemplos de ese gran periodismo literario al que antes aludí.

“Ramón Gómez de la Serna es el escritor español más conocido de Europa. Es el único a quien París perdona que no escriba en francés. Sus obras y su fama, al correr por las naciones europeas, nos transmiten una televisión de la España que se extendió sobre los mares y las tierras gracias al hijo de Juana la Loca. Una España siglo XVI. Una España universal “en mis reinos no se pone el sol” de Carlos V.” “El periodismo va a tener que ser más eminentemente literario de lo que lo es, pues la información llega con igual perfección a todos los periódicos, y como eso llegará a ser más complementado y automático, resultarán todos idénticos si el escritor no los originaliza con el telegrama imaginario, la versión nueva, el augurio, la nueva teoría, la exaltación de lo más desapercibido entre lo que vaya sucediendo”. («Ramón Gómez de la Serna o el abogado que encontró la camisa del hombre feliz»,
entrevista de Juan José Soiza Reilly, en Caras y Caretas, Buenos Aires, 13 de julio de 1929)

***

“Su paciencia y su memoria son joyas que deslumbran y encantan a los artistas locos. Ellos bien saben que cuando este hombre gasta diez años revisando polvorientas librerías y husmeando en mil poemas de lenguas fallecidas, es porque busca, con amor solitario, una belleza oculta en algún madrigal desconocido…” “Hallar en nuestros días un hombre como este, es fenómeno extraño. Es un anacronismo. Yo creo que Marcelino Menéndez y Pelayo, se ha caído de un viejo monasterio del siglo quince, quedándose olvidado en nuestro siglo… Porque el alma de un ser tan singular y tan lleno de ciencia salomónica, no puede ser moderna”. “Ante hombres como Menéndez y Pelayo, los pueblos arrodillan. No los aman. Pero los admiran… Los pueblos no pueden nunca ascender hasta ellos. Y ellos, a su vez, no saben bien como se desciende hasta la muchedumbre. Por lo común, la odian…” («Don Marcelino Menéndez y Pelayo», entrevista de Juan José Soiza Reilly, en Caras y Caretas, Buenos Aires, 4 de abril de 1908)

Una de las sorpresas más gratas que he tenido con la lectura de este libro ha sido el descubrimiento de Juan José de Soiza Reilly, un articulista formidable, inteligente, culto, irónico y de escritura chispeante; un escritor que por su calidad podría equipararse a nuestro César González-Ruano. Así por ejemplo, en su artículo dedicado a Menéndez Pelayo traza en apenas cinco páginas una completa descripción personal y crítica de su obra, consiguiendo un texto que se antoja perfecto en su género. Un autor que merecería un monográfico en España, pienso.

Lógicamente, nuestra primera mirada y lectura se dirige a las personas muy conocidas y que son de nuestro interés (Baroja, Unamuno, Azorín, Marañón, Galdós, Cela, Marías, Fernández Flores, Picasso, Sorolla…); pero también resultan muy interesantes los artículos dedicados a personajes hoy semiolvidados, ya que en algún caso ésta será nuestra primera aproximación a los mismos. Me refiero a autores como Francisco de Cossío, José Francés, Victoriano García Martí o Pedro Sáinz Rodríguez, entre otros, de los que tenía pocas referencias antes de leer Retratos a medida y que han suscitado mi curiosidad. 

El mayor interés de estos Retratos radica en la cantidad de anécdotas que nos brindan los protagonistas de estas crónicas. A modo de ejemplo citaré tres o cuatro que me han sorprendido: Julián Marías cuenta que su tesis doctoral sobre la filosofía de Gretry presentada en 1942 fue rechazada sectariamente por el tribunal (no pudo obtener el doctorado hasta 1951) y durante años no volvió a pisar la Universidad; Benito Pérez Galdós aparece como un anciano cansado y casi ciego que no puede dejar de trabajar ya que no disponía de rentas suficientes para llevar un retiro digno; por su parte Camilo José Cela descubre en su entrevista que huyó de su casa siendo adolescente y vivió seis meses en Portugal y un año en París antes de volver a España e iniciar los estudios universitarios; por último, Ramón Menéndez Pidal recuerda que siendo universitario tuvo de profesor de Literatura a Marcelino Menéndez Pelayo (¡que había obtenido la cátedra con veintiún años!). Don Marcelino, que era algo tartamudo, se detuvo en su exposición al no poder pronunciar de corrido el nombre completo del escritor portugués Luis Botello Froes de Figueiredo. Cuando por fin consiguió pronunciarlo, lo repitió varias veces para practicar y para castigarse a sí mismo.

Esta «compilación mágica del pensamiento con testimonios que ofrecen una perspectiva inédita sobre ideas, opiniones, pero también pasiones o aspectos más personales de algunas de las figuras más relevantes del panorama cultural español del siglo XX», como describe Beatriz Ledesma el volumen, es un título que resultará especialmente interesante y recomendable a los lectores habituales de misceláneas literarias y, por supuesto, para todos los interesados en la historia de la cultura española.

Puntuación: 4 (de 5)
Fundación Banco Santander (2021)
Colección: Obra Fundamental, 51
Estudio introductorio: Beatriz Ledesma Fernández de Castillejo
500 Págs.

Ver y Comprar este libro en Amazon: https://amzn.to/3aOyYXwuna

Este libro recoge más de setenta entrevistas inéditas en nuestro país a cincuenta y siete figuras de la cultura española publicadas en la prensa argentina (1901-1958), que conforman un mural histórico y social de su época. Pérez Galdós, Picasso, Benavente, Margarita Xirgu, Unamuno, María de Maeztu, Victoria Kent, Sorolla, Azorín, Juan Ramón Jiménez, Zenobia Camprubí, Marañón, Pío Baroja, Ramón y Cajal, Cela o Pastora Imperio, desfilan por estas páginas retratados en cuerpo, mente y alma por algunas de las plumas más destacadas en la prensa argentina y española de su momento. Descubrimos a entrevistadores y entrevistados. (Sinopsis de la editorial)

Beatriz Ledesma Fernández de Castillejo (Bilbao, 1977) es escritora e investigadora literaria y una de las mayores especialistas en la literatura de la diáspora republicana en el Río de la Plata. Además editó para Colección Obra Fundamental, “Del amor y otras pasiones”, dedicado a Clara Campoamor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s