{Reseña} Fermín López Costero: Teatro de sombras & La fatalidad (Editorial Nazarí)

El escritor leonés Fermín López Costero tiene una obra amplia y variada, pues discurre entre la narrativa breve, la poesía, el ensayo, el artículo periodístico o el reportaje. Como autor de narrativa breve, ha recibido diversos premios y ha sido incluido en algunas de las más recientes e importantes antologías sobre el microrrelato. Algunos de sus ficciones y poemas han sido traducidos al portugués y al francés. La editorial granadina Nazarí ha publicado dos libros suyos, uno de poesía, y otro de microrrelatos (en su estupenda colección Mexuar).

Teatro de sombras es una extraordinaria colección de 83 microrrelatos (aunque también hay varios cuentos más largos) que discurren por muchos de los temas clásicos del género: los mitos (Ulises, Neptuno, Reyes Magos, sirenas, Sacamantecas…), los cuentos populares (Caperucita, Cenicienta, Bella Durmiente…), homenajes a escritores (Jardiel Poncela, Andersen, Maupassant, Conan Doyle), el circo, y, sobre todo, la incesante presencia de fantasmas (especialmente de niños) y de la muerte (con su cohorte de enterradores, cementerios y ataúdes). También hay algunos cuentos más largos de estructura más clásica, como Tarde de circo y Testimonio que aporta Fray de Matachana, excelentes ambos. Las piezas con presencia de seres que no saben que están muertos son los más perturbadores e inquietantes, y la serie de cementerios presenta un fino humor negro.

“Las sucintas historias que recoge el libro pretenden constituir un teatro de sombras, de manera que quienes se acerquen a él tengan la sensación de recorrer la frontera sutil que separa mundos distintos, de interactuar en diferentes universos a la vez, sin tener la certeza de estar caminando sobre la realidad o sobre la fantasía. En Teatro de sombras hay fantasmas que a veces dan más pena que miedo, muertos que no acaban de estar muertos (o que les cuesta reconocer que lo están).” Fermín López Costero

Teatro de sombras es un gran libro de microrrelatos, que hará las delicias de los aficionados al género. La estupenda edición de Nazarí se enriquece con el prólogo de José María Merino, uno de los mejores cultivadores y conocedores de la microficción, que abre el volumen, y que da algunas claves del arte de López Costero.

Puntuación: 5 (de 5)

Editorial Nazarí (2016)
Colección: Mexuar
140 págs.

Robinsón (página 79)

Todas las mañanas bajo corriendo hasta la playa, para ver si las olas han arrastrado algún objeto que pueda serme útil: un jirón de vela, unas tablas, alguna cuerda, un barril de ron… Pero, rara es la vez que encuentro algo provechoso.
Tampoco vislumbro en lontananza la silueta de ningún barco. Ni encuentro a nadie conocido con quien hablar. Ese muchacho negro al que llamo Viernes, hace días que no aparece. Aburrido y descorazonado, a mediodía recojo la toalla y la sombrilla y me voy para la piscina del hotel.

Los aparecidos (página 20)

Con frecuencia, pero también cuando menos lo espero, se me aparecen mis padres. Tras el susto inicial, el miedo va dejando paso a un sentimiento de impotencia y de rabia, porque, por más empeño que pongo, nunca consigo comunicarme con ellos. Me gustaría decirles, sobre todo, que los echo mucho de menos, que me cuesta asumir que aquel desgraciado accidente me haya privado de su compañía.
Luego, cuando desaparecen, me quedo durante horas muy triste, abrazado a las flores que amorosamente han depositado sobre mi lápida.

cubierta

La fatalidad es un breve poemario que en cierto modo presenta los mismos temas que Teatro de sombras. Dividido en tres secciones, sólo la segunda mantiene un tono diferente al general de la obra, en este caso son poemas de tema amoroso. El resto de piezas está recorrido por lo tenebroso, el fracaso, la muerte y el paso del tiempo. Ya el título de muchos de los poemas nos da una idea sobre las preocupaciones de López Costero: La casa deshabitada, El desván de la memoria, La fatalidad, Huesos, El árbol del ahorcado, La risa de la hiena, Entre flores muertas… El resultado final es una obra de un marcado carácter gótico y pesimista, de gran intensidad. Es un buen libro para introducirse un tipo de poesía alejada de los tópicos tradicionales del género y para completar la visión de Fermín López Costero como creador.

Puntuación: 4 (de 5)

Editorial Nazarí (2014)
Colección: Daraxa
140 págs.

La fatalidad (página 23)

La fatalidad me visita todas las noches.
Transfigurada en un individuo idéntico a mí,
se sienta a los pies de mi lecho de cartón
y trastorna mi mente con los sones de una flauta
fabricada con la tibia de un ahorcado.

De nada me sirve entonces tapar los oídos,
cerrar los ojos o salir corriendo,
calle abajo, como un orate andrajoso,
detrás del último camión de la basura.
La fatalidad también es mi sombra
y la sombra de mis actos.

fatalidad.jpg

Fermín López Costero (Cacabelos, León) comenzó publicando artículos y ensayos sobre arte medieval en suplementos culturales y revistas especializadas. En 2003 apareció su primer libro de cuentos, “Pequeño catálogo de historias breves”, y en 2008 obtuvo el Premio de Poesía ‘Joaquín Benito de Lucas’ con “Memorial de las piedras” (2009). En 2006 publicó su “Catálogo bibliográfico de Antonio Pereira”, imprescindible para el conocimiento y el estudio de la obra literaria de este escritor. Como cuentista también ha recibido diversos premios y ha sido incluido en la “Antología de escritores bercianos, Narrativa Breve” (Instituto de Estudios Bercianos, 2008). Y como columnista, ha ejercido en el semanario Bierzo 7, y desde 2008 en el Diario de León.

fotos-gil-14

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s