{Reseña} Julio Cortázar: Historias de cronopios y de famas (Alfaguara)

AL0679A.jpg

He vuelto a leer Historias de cronopios y de famas después de varios años aprovechando esta nueva y excelente edición de Alfaguara. Ahora, con mucho mayor bagaje como lector, he percibido con mayor nitidez una de características esenciales de este libro —explicada por el propio Cortázar en una conferencia a los estudiantes de Berkeley en 1980—, y es una idea que muchos escritores rechazan: la idea del juego. En efecto, Historias de cronopios y de famas es un divertimento, casi en el sentido musical de la expresión, un conjunto de sueños y maravillas en los que autor argentino muestra el profundo sentido lúdico que puede tener la literatura.

Historias de cronopios y de famas tuvo la desgracia de publicarse en 1962 —un año antes que Rayuela—, con lo quedó como un libro de transición dentro de la obra de Cortázar. La crítica de entonces se dividió entre los que sólo veían un título muy menor y los que percibieron la profundidad de sus propuestas. Heredero de la tradición que proviene del surrealismo y las vanguardias, Historias es uno de los precursores del género de la microficción en español y presenta la natural tendencia de lo imaginativo escrito en español (con excepciones importantes, Borges por ejemplo) hacia lo festivo y absurdo, al contrario que el fantástico anglosajón, que tiende hacia  misterioso, macabro y terrorífico.

Historias de cronopios y de famas es una recopilación de sesenta y cuatro textos cortos repletos de sarcasmo e ironía escritos en un lenguaje sencillo y claro. Está dividido en  cuatro partes con características propias. En Manual de instrucciones el escritor ofrece indicaciones para ejecutar acciones cotidianas y repetitivas, como puede ser el de dar cuerda a un reloj o el de llorar. Ocupaciones raras retrata la manera de ser y actuar de una extraña y amplia familia, así como sus delirantes aventuras. Es la sección que más me gusta y en la que percibo una influencia de los cuentos de Felisberto Hernández (escritor al que Cortázar adoraba). Material plástico reúne textos de asuntos diversos, siempre dentro del universo mágico y absurdo de Cortázar.

Historia verídica

A un señor se le caen al suelo los anteojos, que hacen un ruido terrible al chocar con las baldosas. El señor se agacha afligidísimo porque los cristales de anteojos cuestan muy caros, pero descubre con asombro que por milagro no se le han roto.
Ahora este señor se siente profundamente agradecido, y comprende que lo ocurrido vale por una advertencia amistosa, de modo que se encamina a una casa de óptica y adquiere en seguida un estuche de cuero almohadillado doble protección, a fin de curarse en salud. Una hora más tarde se le cae el estuche, y al agacharse sin mayor inquietud descubre que los anteojos se han hecho polvo. A este señor le lleva un rato comprender que los designios de la Providencia son inescrutables, y que en realidad el milagro ha ocurrido ahora.

Tema para un tapiz

El general tiene solo ochenta hombres, y el enemigo cinco mil. En su tienda el general blasfema y llora. Entonces escribe una proclama inspirada, que palomas mensajeras derraman sobre el campamento enemigo. Doscientos infantes se pasan al general. Sigue una escaramuza que el general gana fácilmente, y dos regimientos se pasan a su bando. Tres días después, el enemigo tiene solo ochenta hombres y el general cinco mil. Entonces el general escribe otra proclama, y setenta y nueve hombres se pasan a su bando. Solo queda un enemigo, rodeado por el ejército del general que espera en silencio. Transcurre la noche y el enemigo no se ha pasado a su bando. El general blasfema y llora en su tienda. Al alba el enemigo desenvaina lentamente la espada y avanza hacia la tienda del general. Entra y lo mira. El ejército del general se desbanda, sale el sol.

El almuerzo

No sin trabajo un cronopio llegó a establecer un termómetro de vidas. Algo entre termómetro y topómetro, entre fichero y currículum vitae. Por ejemplo, el cronopio en su casa recibía a un fama, una esperanza y un profesor de lenguas. Aplicando sus descubrimientos estableció que el fama era infra-vida, la esperanza para-vida, y el profesor de lenguas inter-vida. En cuanto al cronopio mismo, se consideraba ligeramente super-vida, pero más por poesía que por verdad. A la hora del almuerzo este cronopio gozaba en oír hablar a sus contertulios, porque todos creían estar refiriéndose a las mismas cosas y no era así. La inter-vida manejaba abstracciones tales como espíritu y conciencia, que la para-vida escuchaba como quien oye llover -tarea delicada. Por supuesto, la infra-vida pedía a cada instante el queso rallado, y la super-vida trinchaba el pollo en cuarenta y dos movimientos, método Stanley Fitzsimmons. A los postres las vidas se saludaban y se iban a sus ocupaciones, y en la mesa quedaban solamente pedacitos sueltos de muerte.

La última sección y más famosa es la que da título al libro, Historias de cronopios y famas. En este apartado se describen algunas anécdotas de tres grupos protagonistas en los que representó a los convencionales, a los conformistas y a los soñadores. Cortázar contó que los cronopios se le aparecieron, como en una revelación, en el intermedio de un concierto de Stravinski en París: «Vino así, el nombre y la imagen, y es por eso que al principio cuando se los define, se busca  la definición en el mismo libro; empecé a escribir sin saber cómo eran y luego ya tomaron un aspecto humano… Relativamente humano, porque nunca son completamente seres humanos, con esas conductas especiales de los cronopios que son un poco la conducta del poeta, del asocial, del hombre que vive un poco al margen de las cosas; frente a los cuales se plantan los famas que son los grandes gerentes de los bancos, presidentes de las repúblicas, de la gente formal que defiende un orden… Las esperanzas son personajes intermedios, que están un poco a mitad de camino, sometidas a la influencia de los famas o de los cronopios, según las circunstancias». Para el gran escritor italiano Italo Calvino, estos seres «son la creación más feliz y absoluta de Cortázar».

No me queda mas que recomendar este libro juguetón, desenfadado y estimulante, uno de los títulos esenciales de la literatura hispanoamericana del siglo XX.

Puntuación: 5 (de 5)
Alfaguara (2017)
Colección: Hispánica
144 págs.

Ver y Comprar este libro en Amazon: https://amzn.to/2UVV4iC

cortazar y cronopios y famas

Historias de cronopios y de famas es uno de los libros legendarios de Julio Cortázar. Postulación de una mirada poética capaz de enfrentar las miserias de la rutina y del sentido común, Cortázar toma aquí partido por la imaginación creadora y el humor corrosivo de los surrealistas.

Sin duda alguna, con este libro Cortázar sella un pacto de complicidad definitiva e incondicional con sus lectores. (Sinopsis de la editorial)

julio-cortazar-800x445

Nacido en Bruselas en 1914, durante una estancia temporal de sus padres en esa ciudad, Julio Cortázar es uno de los escritores argentinos más importantes de todos los tiempos. Realizó estudios de Letras y de Magisterio y trabajó como docente en varias ciudades del interior de Argentina. En 1951 fijó su residencia definitiva en París, desde donde desarrolló una obra literaria única dentro de la lengua española. Algunos de sus cuentos se encuentran entre los más perfectos del género. Su novela Rayuela conmocionó el panorama cultural de su tiempo y marcó un hito insoslayable dentro de la narrativa contemporánea. Cortázar murió en París en 1984.

Anuncio publicitario

5 comentarios sobre “{Reseña} Julio Cortázar: Historias de cronopios y de famas (Alfaguara)

  1. Leí sus charlas de Berkeley y ya va siendo hora de darle a esta colección de cuentos, pero siempre me ha repelido el tipo de gente que se llama a sí misma «cronopio». Tendré que quitarme los prejuicios. Al fin y al cabo, es un clásico.

    Me gusta

  2. Gracias por tu articulo, me ha ayudado a entender mejor el libro. Yo personalmente encuentro muchos cuentos difíciles de leer, no se por donde cogerlos. El capitulo de Ocupaciones raras es mi favorito: es genial y divertidisimo. Para iniciarse a Cortazár yo recomiendo los cuentos narrados por el mismo que se encuentran en Youtube, te enganchan al instante.

    Me gusta

  3. Es un libro extraordinario. El año 70 me lo presentó un hippy de Tarrasa, compañero de servicio militar, y vi la luz.
    Sé que soy un esperanza con aspiraciones de cronopio, mas la carne es débil.
    Las Instrucciones para Montar un Patíbulo son ideales para reproducirlas cuando se produce un silencio
    en un convite de boda, P. Ej., ante familiares lejanos y compañeros desconocidos de escalafón administrativo. Sírvanse antes del 2º plato, para evitar la desbandada, y nunca en la Mesa Presidencial.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s