{Reseña} Jesús Montiel: Señor de las periferias (Pre-Textos)

articulo-fichero_904932_20190504.jpg,950,380,0

No se puede decir que la vida de Robert Walser fuera exitosa ni dichosa en lo personal ni en lo literario. Vivió una infancia solitaria, una juventud y madurez caracterizadas por sus continuos cambios de trabajos, ciudades y domicilios, y una vejez marcada por el silencio literario y su reclusión en un sanatorio mental. Según él mismo, siempre fue  «una entidad perdida y olvidada en la inmensidad de la vida». Para postre, la impactante fotografía de su cadáver sobre la nieve, tras su muerte el día de Navidad de 1956 cuando paseaba cerca del manicomio de Herisau, añade el elemento de patetismo que tanto gusta a nuestra época.

Aunque Walser siempre fue bien considerado por algunos de sus contemporáneos (Kafka, Hesse, Mann) ha sido, sin embargo, en las últimos años cuando se ha producido un renovado interés por su obra y por su actitud vital gracias al apostolado de algunos grandes nombres de las letras actuales. En España, Enrique Vila-Matas es un ferviente vindicador del suizo, hasta el punto que su presencia recorre alguna de sus más importantes obras (Bartleby y Compañía, El Mal de Montano y Doctor Pasavento). Algunas de las mejores narraciones de Walser (Jakob von Gunten, El ayudante o Los hermanos Tanner), de una originalidad asombrosa, abren nuevos caminos de la literatura hacia lo pequeño, lo limitado, lo humilde (Walser lo expresa así: «No hace falta ver nada extraordinario. Ya es mucho lo que se ve»).

Todo comienza con la nieve y acaba con la nieve. Un paisaje blanco con una ristra de huellas. La nieve, primero, en los ojos de un niño sensible; la nieve, más tarde, en los hombros de un hombre que pasea. Este niño y este hombre, separados por unos cuantos fracasos, son la misma persona. Robert Walser, el séptimo de ocho hermanos, viene al mundo el 15 de abril de 1878, cuando todavía resplandecen las cumbres del Juna. Biel, la ciudad relojera del cantón de Berna, una ciudad con un lago, será la primera de una ristra interminable de domicilios.

Su verdadera casa, la derrota, tendrá que esperar un poco para verlo entrar en sus salones.

No es fácil ser un niño. La infancia no es una etapa dulce sino una aventura de lo más arriesgada y el niño, más todavía el niño al que las emociones agreden de un modo salvaje, el niño sensible, es el cachorro más vulnerable del planeta Tierra. De todas las edades del hombre la infancia es la más frágil. Una herida en la niñez sangra muchos adultos. Durante la infancia, un abrazo a tiempo impide asesinatos. Los niños, dice Robert Walser, tienen que abrirse paso a través de sensaciones bruscas, rápidas. Él entra en la vida con el sigilo de un secreto dicho al oído […]

Pues bien, el escritor granadino Jesús Montiel, que tanto nos gustó con su Amén de los árboles (Esdrújula, 2019), ha publicado en Pre-Textos recientemente este brevísimo e intenso libro sobre Robert Walser. Al igual que sus últimos títulos prosísticos, Montiel nos ofrece un texto de difícil catalogación; siendo, como es, una biografía poética de Robert Walser, es además una reivindicación de un tipo de escritura que se centra en la renuncia a los fastos mundanos y en el disfrute de lo pequeño que nos rodea. Una actitud que está en radical oposición con las urgencias y los señuelos que definen al mundo actual. Libro de escritura concisa y quintaesenciada, Señor de las periferias recorre la desdichada vida del escritor suizo desde su infancia carente de atención y amor, que para Montiel es la clave de los  problemas y esperanzas que lo acompañaron toda su existencia («Desde niño, Robert Walser es gobernado por la esperanza de ser amado. Amadme: éste es el anhelo que cruza su historia y su literatura»), sus intentos por hacer una carrera como escritor en Berlín, su regreso derrotado a su Biel natal («El verdadero fracaso es no saber fracasar») y su ingreso en el sanatorio psiquiátrico donde pasó su últimos veinte años. También encontramos intercalados reflexiones de Montiel de carácter más general que podrían estar desligadas de esta ensayo sobre Walser y que están muy en la línea de sus libros de prosa anteriores.

Señor de las periferias es un libro melancólico y hermoso. Es, además, una invitación a una lectura diferente de Walser y, cómo no, a seguir muy de cerca los próximos trabajos de Jesús Montiel. Recomendable.

Puntuación: 4 (de 5)
Pre-Textos (2019)
Colección: Narrativa contemporánea, 157
84 págs.

Ver y Comprar este libro en Amazon: https://amzn.to/39pdP6E

robert-walser-el-maestro-de-kafka-que-menguo-tanto-que-acabo-desapareciendo

«Cada muchas literaturas la historia alumbra un niño ensimismado que pasará entre los suyos como una anomalía. Parecido a esas flores que brotan en las orillas de las carreteras. Este niño rompible, el poeta, tan frágil como las alas de una libélula, es arrojado al mundo con la misión de incomodar. En primer lugar incomoda a los propios poetas. Los desconcierta su impericia a la hora del disimulo, esa falta de cálculo. Incomoda también a la época en la que nace. […] Los poetas son un idioma difícil escrito con una caligrafía de fuego. Sólo pueden comprenderse cuando el tiempo ha mitigado su brutalidad. Unas décadas más tarde, a veces nunca. Por mucho que el tiempo pase, sin embargo, sus textos son hogueras donde los siglos siguientes se arriman para frotarse las manos, muertos de frío. Llamas que arden el corazón de quien osa hacerles frente. Hoy, cuarenta años después de su muerte, abro un libro de Robert Walser. Desprende tanto calor que tengo que apartarme cada pocas líneas, lleno de quemaduras.» (Sinopsis de la editorial)

jesus_montiel

Jesús Montiel (1984) nace en Granada, donde vive con sus seis hijos pequeños trabajando como profesor de Lengua y Literatura. Hasta la fecha ha publicado cinco poemarios que le han valido distintos reconocimientos, entre los que destacan el Premio Internacional Alegría y el Hiperión: Placer adámico (2012), Díptico otoñal (2012), Insectario (2013), La puerta entornada (2015) y Memoria del pájaro (2016).
Suya es la traducción de Resucitar, de Christian Bobin (Ed. Encuentro, 2017). Asimismo, ha publicado tres libros de difícil clasificación, entre la narrativa, la poesía y el aforismo: Notas a pie de instante (Esdrújula, 2018), Sucederá la flor (Pre-Textos, 2018) y El amén de los árboles (Esdrújula, 2019). Señor de las periferias es el cuarto.Pre-Textos ha publicado recientemente este breve e intenso libro sobre Robert Walser

Anuncio publicitario

Un comentario sobre “{Reseña} Jesús Montiel: Señor de las periferias (Pre-Textos)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s