{Reseña} Antoine de Saint-Exupéry: Ciudadela (Alba Editorial)

Antoine de Saint-Exupéry debe su inmensa fama a esa obra universalmente conocida que es El Principito y al hecho de desaparecer en románticas circunstancias mientras pilotaba su avión Lightning P-38 en una misión de reconocimiento en el Mediterráneo en las postrimerías de la Segunda Guerra Mundial. Aparte de esto, es el autor de meritorias novelas como Vuelo nocturno o Tierra de hombres, y de la obra que nos ocupa, Ciudadela, que ha reeditado recientemente Alba Editorial en su colección Minus.

Ciudadela es la obra póstuma e inconclusa (comenzada ya en 1936) de Saint-Exupéry, encontrada entre sus papeles tras su desaparición y publicada en 1948. Escrita a modo de diario en el que un príncipe del desierto reflexiona sobre el sentido profundo de la vida, se trata de un amplísimo texto de enorme fuerza en el que se tratan multitud de temas trascendentes: la familia, la tradición, la virtud, la justicia, el poder, la economía, el espíritu… Para ello, el autor emplea un tono atemporal, sentencioso y poético, derivado de sus profundas lecturas de la Biblia (especialmente los libros poéticos y sapienciales), así como del Zaratustra de Nietzsche. El prologuista de esta edición, Horacio Vázquez-Rialp, también apunta los Ejercicios espirituales de san Ignacio de Loyola como una influencia posible en esta obra.

Pues he visto extraviarse la piedad con demasiada frecuencia. Pero nosotros, que gobernamos a los hombres, hemos aprendido a sondar su corazón para otorgar nuestra solicitud sólo al objeto digno de atención. Pero niego esta piedad a las heridas ostentosas que atormentan el corazón de las mujeres, así como a los moribundos, y también a los muertos. Y sé por qué.

***

Fue en el transcurso del año maldito, aquél que se apodó «el Festín del Sol», pues el sol ese año ensanchó el desierto. Brillaba sobre las arenas entre las osamentas, las zarzas secas, las pieles transparentes de los lagartos muertos y la hierba para los camellos cambiada en crin. Él, por quien nacen los tallos de las flores, había devorado a sus criaturas; y se entronizaba sobre sus cadáveres desparramados, como el niño entre los juguetes que ha destruido.

***

Así, desde la cima de la torre más alta de la ciudadela, he descubierto que ni el sufrimiento ni la muerte en el seno de Dios, ni el duelo mismo eran de lamentar. Porque el desaparecido, si se venera su memoria, es más presente y más poderoso que el viviente. Y he comprendido la angustia de los hombres y compadezco a los hombres. Y he decidido curarlos.

Obviamente, Ciudadela no puede leerse como si de una novela convencional se tratase; primero, porque no lo es y prácticamente no hay acción alguna; y segundo, porque la riqueza y amplitud de sus reflexiones buscan más una lectura reposada y meditada, más cercana al disfrute de una obra ensayística o espiritual (incluso me atrevería a recomendar una lectura fragmentaria).

Ciudadela es un libro extraño, alegórico y visionario, que hará las delicias de los lectores más avezados. Eso sí, puede atragantarse a los que busquen en su lectura un mero entretenimiento.

Puntuación: 5 (de 5)
Alba editorial (2017)
Traducción: Hellen Ferro
Colección: Alba Minus, 53
600 págs.

Ver y Comprar este libro en Amazon: https://amzn.to/3m8EcB2

61kWld+i6HL.jpg

Publicada por primera vez en 1948, Ciudadela reúne las notas que Saint-Exupéry dejó inéditas cuando desapareció en 1944 sobre Francia en misión de guerra. Con la voz de un príncipe del desierto, a quien su padre el rey transmite la sabiduría adquirida durante su larga existencia, y bajo la forma de un diario que abarca toda clase de reflexiones, es en esta obra, más que en cualquiera de sus libros de ficción. donde se plasma con mayor profundidad el mundo interior de Saint-Exupéry, su filosofía de la vida. Sus principales temas reaparecen aquí con una nueva dimensión espiritual, desnuda y trascendente. La necesidad de volver a la esencia de las cosas y las ideas, el deseo de encontrar un orden social y espiritual, el abandono de uno mismo, el sentido de la fe y la experiencia humana, son los puntos cruciales de un camino místico trazado, página a página con hondura y poesía. (Sinopsis de la editorial)

un

Antoine de Saint-Exupéry (1900-1944) fue un escritor y aviador francés, mundialmente conocido como autor de El Principito. Mientras trabajaba como piloto de correos, en África y América, publicó sus primeras obras basadas en sus experiencias aéreas: Courrier sud en 1929, Vol de nuit en 1931 —con la que consigue el prestigioso premio Femina y cosecha enormes reconocimientos y ventas— y Terre des hommes en 1939 —que obtiene el Gran Premio de Novela de la Academia Francesa—. Aunque desde 1932 se dedica a la escritura y el periodismo, no deja de pilotar. En 1939 es movilizado como piloto, y en el transcurso de la guerra mundial escribe, y publica en 1943, su gran obra universalmente conocida, Le Petit Prince. En 1944 su avión desapareció misteriosamente durante un vuelo de reconocimiento y su cuerpo sigue oficialmente desaparecido.

Un comentario sobre “{Reseña} Antoine de Saint-Exupéry: Ciudadela (Alba Editorial)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s