{Reseña} José Terradas: El diario de un hombre que era dos hombres (Menoscuarto)

978841574064

Ya tuvimos oportunidad de comentar en este Blog No habrá Dios cuando despertemos (Menoscuarto, 2016), novela de Ricardo Vigueras ganadora del Premio Tristana de Novela Fantástica que concede el Ayuntamiento de Santander, posiblemente el premio más prestigioso de este tipo en España. Pues bien, la edición XII del Premio la ganó el escritor cubano afincado en La Florida José Terradas (Camagüey, 1976) con El diario de hombre que era dos hombres, una novela corta que se impuso el pasado año. Tanto el prestigio de los miembros del jurado compuesto por José María Merino, José Manuel de Prada, Espido Freire, José Ángel Zapatero y Juan Pedro Aparicio, como la gran cantidad de obras presentadas más de 280 son un buen indicador de la calidad que atesora esta obra. La novela ha sido publicada, como suele ser tradicional, por la editorial de Palencia Menoscuarto.

Poco conocemos de José Terradas salvo que El diario de hombre que era dos hombres es su primera novela. Esta obra se nos presenta utilizando la técnica del manuscrito encontrado y bebe de algunos títulos clásicos conocidísimos, eso sí, actualizando de una forma personal y muy original
el tema del doble, tan querido y cultivado en la historia de la literatura fantástica. Para Juan Manuel de Prada esta novela «habla sobre el tema universal e inagotable del doble, en su vertiente de usurpación de la identidad». Aunque como ahora veremos en realidad no se trata de un sosias, un doble fantasmagórico o Doppelgänger que tantas obras maestras ha producido (Poe, Papini, Borges, etc.), sino de una auténtica metamorfosis corporal que se va verificando en el protagonista autor del diario con lentitud pero inexorablemente.

En noviembre de 2013, Victorino Moncada Algredi me envió un escueto correo electrónico. En él me informaba que en la casa de los Spencer buscaban a alguien con mis características. Se había tomado la libertad de recomendarme. Creía que después de referir mi trayectoria, endulzada por sus elogios, había posibilidades razonables de que me contrataran. Pronto me volvería a escribir, tenía la esperanza de que ya con una propuesta más concreta. Se despedía advirtiéndome de que, sin importar las circunstancias, no debía mencionar nada del aquel asunto a ninguna persona por más cercana que fuera.

Me extrañó que el bueno de Victorino subrayara lo de la confidencialidad, como si yo no me caracterizara por mi discreción o como si, por otro lado, esos atributos no formaran parte intrínseca de nuestro oficio. Sin embargo, en mi carta de respuesta, me abstuve de hacer cualquier comentario sobre la materia. En vez de ello, le agradecí el gesto y quedé a la espera de noticias de su parte.

Por aquel tiempo yo no tenía mucho de donde escoger. Semanas atrás había sido despedido de la Clínica Metropolitana por una reestructuración general. Y, a pesar de que desde el preciso momento en que me vi en la calle me di a la tarea de rebuscármelas, mis esfuerzos habían resultado estériles. Por eso la segunda carta de Victorino, en la
cual me informaba de que se me concedería una entrevista, vino a ser algo así como la cuerda que me sacaría del pozo al que había caído.

La acción se desarrolla en Caracas. Carlos Carrandi es un profesional de la medicina que es contratado por una enigmática familia para cuidar a Julio Julio Spencer, un hombre que se encuentra encamado y casi inmóvil pero que pide por señas a Carrandi que busque en la mesita de noche. Allí encuentra un diario manuscrito que Carrandi se lleva. Uno días después es despedido sin más explicaciones. El diario comienza contando algo impactante e inverosímil («Descubrí con terror que el rostro que portaba no era mío»). Sin ánimo de desvelar toda la trama sí diré que Julio Julio Spencer sufre una extraña y fantástica enfermedad hereditaria de su familia consistente en tener un «gemelo parásito» que cuando llega el momento sustituye al primer cuerpo. Spencer narra con estupor y desesperación este proceso al que se resiste con todas sus fuerzas pero que no puede impedir. Carrandi, que no sabe si lo leído en el diario corresponde a los delirios de un loco moribundo, decide espiar la casa de Spencer y logra ver al final a un sujeto que «Se parecía a Julio Julio. Muchísimo. Pero no podría afirmar que era él». La obra termina con la indeterminación tan característica de la mejor literatura fantástica.

Desde mi punto de vista, sin llegar a ser una obra perfecta quizá la narración desfallezca algo a la mitad El diario de hombre que era dos hombres es una historia que no tiene nada que envidiar a otras novelas de este tipo que vienen firmadas por autores ya consagrados; al contrario, diría que su escritura pulcra y cuidada es literariamente superior a la mayoría de las que colman la sección de fantástico de las librerías (y no digamos cuando se trata de novelas angloamericanas, tan prolijas como descuidadamente traducidas). De modo que estamos ante una primera novela muy imaginativa y bien resuelta que proporciona un par de horas del más feliz entretenimiento lector.

Puntuación: 4 (de 5)
Editorial Menoscuarto (2020)
Colección: Menoscuarto, 6
152 págs.

Ver y Comprar este libro en Amazon: https://amzn.to/3mprDld

doppelganger

Julio Julio Spencer se mira en el espejo una mañana y percibe que, a pesar de que su rostro continúa siendo el mismo, hay algo inédito en él. Una discrepancia casi imperceptible que, si bien pasa inadvertida para el ojo ajeno, constituye la negación de su propia persona. Temeroso de que otros puedan descubrir su secreto, decide recluirse en su hogar tratando de no levantar sospechas, fingiendo normalidad, fingiendo ser él mismo. Lo que en un principio parecía locura se va transformando en realidad implacable: hay un ser oculto en el cuerpo de Julio Julio. La historia, escrita en forma de diario, revelará la batalla psicológica del hombre con su doble, es decir, consigo mismo, con su naturaleza o, lo que es igual, con la muerte. (Sinopsis de la editorial)

José-Terradas

José Terradas Carrandi (Camagüey, Cuba, 1976). Es Licenciado en Letras por la Universidad Central de Venezuela, donde trabajó como profesor, y Master of Arts in Spanish por la Universidad Internacional de Florida. Ha publicado numerosos artículos de análisis literario en revistas de Venezuela, España y Estados Unidos. Ha sido finalista y ganador de varios concursos de relatos y su primera novela, El diario de un hombre que era dos hombres, resultó ganadora del XII Premio Tristana de Novela Fantástica, convocado por el Ayuntamiento de Santander.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s