{Reseña} Santiago Niño-Becerra: Capitalismo 1679-2065 (Ariel)

portada_capitalismo-1679-2065_santiago-nino-becerra_202007151242

Santiago Niño-Becerra saltó a la fama por ser uno de los pocos economistas mundiales que predijo la crisis de 2007-2008, y sus paralelismos con la crisis de 1929 que originó la Gran Depresión. Siempre alejado de la política y de los partidos políticos, se centra en la Historia y en el estudio de las tendencias a largo plazo para predecir la evolución de la economía. Al estar fuera de este día a día de los economistas de uno u otro signo y no estar interesado en ese ámbito, su pensamiento es fresco y original. Y lo mejor es que nos invita a pensar y a reflexionar fuera de los marcos que la política (que todo lo ocupa) nos concede. Nos estamos acostumbrando a que sean los políticos (me da lo mismo a qué partido pertenezcan o qué ideología defiendan) los que nos limiten mentalmente por medio de sus economistas y voceros de cabecera. Es muy gratificante encontrar un pensador, centrado en lo económico en este caso, que está libre de prejuicios y nos brinda su trabajo de forma totalmente honrada y transparente.

Santiago Niño viene pronosticando desde hace años lo que ahora todos ven, o por o menos intuyen: que el sistema capitalista está cambiando ante nuestros ojos.

En su más reciente obra, Capitalismo (1679-2065), nos ofrece una historia del capitalismo. El capitalismo, como cualquier sistema, es hijo de su tiempo y cambia conforme va cambiando la situación en la que se desarrolla. Es innegable que el primer capitalismo, el de los inicios de la mecanización industrial, la naciente burguesía que busca consolidar su libertad, o las literarias masas de desfavorecidos desplazados del campo hacia las ciudades como mano de obra de las fábricas, tiene poco que ver con la situación que podemos vivir en nuestro siglo XXI, aunque el sistema comparta el nombre de sistema capitalista. El libro es una actualización y ampliación de La Economía, una historia muy personal, de 2015. En su nueva obra se ocupa desde el inicio de la época preindustrial (el autor sitúa el nacimiento formal del sistema capitalista en 1820 con la botadura del primer buque con casco metálico aunque se comienza a formar antes), hasta su fin, que sitúa en la década de los 60 del siglo XXI. El cambio del paradigma que se viene produciendo en las últimas décadas radica en la esencia y definición de la ciencia económica: desde la disciplina que estudia la abundancia hacia la que estudia la escasez. Éste es el cambio que llevará al alejamiento definitivo de la economía y la política, a la conversión de la economía en una técnica de asignación de recursos buscando la máxima eficiencia, y por tanto fuera de toda ideología.

Como ya hemos comentado, «oficialmente» el Sistema Capitalista nace en 1820, pero eso, evidentemente, es solo una fecha para marcar en el calendario. El Capitalismo, como todos los sistemas económico-sociales, tuvo unas bases filosóficas, unas bases estructurales y, como veremos, unas bases tecnológicas que, en el caso del Sistema Capitalista, fueron absolutamente determinantes y trascendentales para su inicio y desarrollo posterior. Es decir, el Sistema Capitalista, como todos los sistemas, tuvo unos antecedentes.

Probablemente sea el individualismo, la importancia de la persona, la colocación de la persona en el centro de todo, como centro de todo, la característica filosófica principal del Capitalismo. Ello tuvo una consecuencia: el papel de Dios pasa definitivamente a un segundo plano, de forma que Dios se convierte en algo personal, propio, de la vida privada de cada cual.

La evolución hacia el Capitalismo supone la adopción de una nueva y diferente estructura económica, social y, consecuentemente, política; lo que tiene dos manifestaciones prácticas: la propiedad privada de los medios de producción y la defensa jurídica de tal propiedad privada pasan a ser las columnas sobre las que la nueva clase, la burguesía «manufacturera-industrial-inversora-innovadora», construye su poder; a la vez, la consolidación masiva del trabajo asalariado, en oposición a un artesanado y a un campesinado colectivista ya insostenibles en base a los rendimientos en el momento ya esperados, se convierte en algo habitual.

De lectura amena y apta para todo tipo de lectores no especialistas en la materia, el autor la enriquece con citas de todas las épocas y con cronologías. En mi caso particular es lo que más me ha atrapado en su lectura. Si bien en el repaso de los distintos modelos que se han dado en el tiempo (clásico, de demanda, de oferta, etc.), los acontecimientos históricos son muy importantes y ayudan a fijar la evolución de los acontecimientos, la cronología de las últimas décadas resulta apasionante. Acontecimientos inconexos si me permiten, pero que al final encajan y refuerzan la tesis de Niño-Becerra de que el sistema está cambiando ante nuestros ojos. Todo está cambiando a gran velocidad hacia otra cosa que vendrá. Y a diferencia de otros autores, Santiago Niño no pronostica ni una distopía totalitaria y tecnológica, ni un mundo beatífico que alcanza la justicia social y el bienestar duradero. Sólo nos demuestra que el sistema en el que hemos crecido y nos hemos desarrollado está llegando a su fin, y se está transformando día a día. Y este libro nos ayuda a verlo con la perspectiva adecuada.

Y para terminar, comparto con ustedes una cita muy importantes de un referente en el sistema en sus orígenes. ¿Se parece algo al capitalismo de 2020 de las inyecciones de liquidez y de las QE? Anfetas las llama Santiago Niño-Becerra. Seguro que no…

«Creo firmemente que el principio de gastar dinero para que sea pagado por la posteridad bajo el nombre de deuda no es más que una estafa a gran escala hacia futuras generaciones». Thomas Jefferson en 1816.

Puntuación: 4 (de 5)
Editorial Ariel (2020)
512 págs.

(Reseña de M.J.R.)

Ver y Comprar en AMAZON: https://amzn.to/3lZXcBE

600258_bolsa-de-valores

La llegada del coronavirus ha sido tan solo el acelerador de un proceso inevitable en la evolución del Sistema Capitalista. Así lo explica en este libro el profesor Santiago Niño-Becerra. Con la claridad y contundencia que le caracterizan, sitúa la actual incertidumbre económica en la larga historia del Capitalismo. Y también anuncia lo que está por venir: una nueva forma de Capitalismo más deshumanizado.

Hace diez años el sistema implosionó y entró en un crash tan grave y duradero como el de 1929. La crisis no ha terminado todavía, aunque esta vez sí se anuncia su final. Falta muy poco para que comience a ser perceptible algo que de hecho ya ha empezado a producirse: la llegada de un Capitalismo más tecnológico, mucho más flexible y cada vez más desigual.

El factor trabajo dejará de ser clave en el funcionamiento de la economía. El modelo de protección social pasará a la historia. La compensación llegará con la introducción de sistemas de renta básica universal, ocio barato y otras fórmulas que permitan a los ciudadanos evadirse de la realidad. Y, en medio siglo más, el Capitalismo dejará de ser útil y acabará siendo reemplazado por otro sistema. (Sinopsis de la editorial)

santiago-nino-becerra-sergi-alcazar-03

Santiago Niño-Becerra (Barcelona, 1951) es doctor en Economía y catedrático de Estructura Económica de la IQS School of Management (Universitat Ramon Llull), y uno de los principales divulgadores españoles de asuntos económicos.

En su ensayo El crash del 2010, al analizar la gran crisis financiera que él llevaba anunciando desde hacía mucho tiempo, emitió su conocida tesis: este crash no iba a ser leve ni breve, sino profundo y muy duradero. A medida que los hechos le han ido dando la razón, su popularidad como economista ha ido creciendo. Colabora en numerosos programas y medios de comunicación. Además de aquel primer libro, ha publicado Más allá del crashDiarios del crash y El crash. Tercera fase, todos centrados en la crisis, a los que hay que añadir otros dos: La economía y Mails. Una obra que lleva vendidos más de 160.000 ejemplares.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s