{Reseña} Narraciones románticas alemanas (Galaxia Gutenberg)

9788418218729

Como escribe Jordi Llovet en el prólogo de estas interesantísimas Narraciones románticas alemanas, el romanticismo alemán no fue un movimiento de características únicas y homogéneas, ni siquiera entre los escritores de su primera época o Frühromantik (aproximadamente entre 1790 y 1800), sino que que sería más adecuado hablar en plural de romanticismos. En cualquier caso, «se produjo, en la última década del siglo XIX, una conjunción de fuerzas de muy difícil concreción que perfilaron una estética, unos ideales para la literatura en verso y en prosa, una deseada distanciación de todo compromiso con la vida pública, con la sociedad y la política, un ensalzamiento a veces apoteósico de la subjetividad, una afición a los motivos ya exóticos, ya lúgubres, ya terroríficos, ya de delirante imaginación, que, sin lugar a dudas, poseía un perfil radicalmente distinto, a veces incluso programático, al de la literatura producida en Alemania hasta aquel momento». Un numeroso conjunto de artistas, ya desde el Frühromantik, se agruparon en pequeños grupos o círculos en ciudades como Jena, Dresde, Heidelberg y Berlín donde, apoyados por una rigurosa producción teórica, fueron irradiando sus novedosos ideales artísticos nacidos, en parte, como rechazo a los excesos del racionalismo de la Ilustración. Este volumen incluye seis relatos y novelas de algunos de los más importantes representantes de este heterogéneo y pluriforme movimiento estético cuyo impacto se divulgó a lo largo del  siglo XIX con fuerza irresistible llegado hasta nuestros días, si no como estilo literario, sí como actitud vital.

Ludwig Tieck (1773-1853), a quien ya alguno de sus contemporáneos llamó el «Rey de los románticos», se interesó profundamente por la tradición de los cuentos populares, y este material popular le sirvió de inspiración para elaborar algunas de sus mejores obras. Eckbert el rubio («Der blonde Eckbert», 1797) gozó de gran consideración desde su publicación, teniendo varias adaptaciones teatrales y operísticas desde entonces. Este trabajo ganó los elogios de August y de Friedrich von Schlegel, los principales críticos de los románticos de la escuela de Jena. Bertha y Eckbert forman una solitaria pareja en apariencia feliz, pero Bertha esconde un secreto de su infancia que se descubre en una velada ante Walther, un amigo de la familia. Sigue la historia de un miedo obsesivo que arrastra a Eckbert y que culmina en la más absoluta de las tragedias.

Friedrich von Hardenberg (1772-1801), Novalis, fue, además de poeta romántico, geólogo e ingeniero de Minas. Esta doble vocación queda perfectamente reflejada en Los discípulos en Sais («Die Lehrlinge zu Sais», 1802), una breve serie de textos fragmentarios —imposible catalogarla de novela— sobre la Naturaleza, con unas leves referencias argumentales a un Maestro y unos discípulos que deben realizar un viaje iniciático a Sais, en Egipto. En Los discípulos en Sais expresa su voluntad de apropiación de la Naturaleza, su pretensión de fusionar el mundo físico con el mundo poético hasta llegar a un mundo espiritual ideal. Obra hermosa pero difícil, su fuerte carácter filosófico demanda una lectura concentrada y atenta.

El inestable y suicida dramaturgo prusiano Heinrich von Kleist (1776-1811) escribió, aparte de sus conocidas obras teatrales, una serie de narraciones que se encuentran entre las mejores creaciones en prosa del naciente movimiento romántico. En sus historias las acciones desinteresadas suelen provocar consecuencias terribles e incontrolables que llevan a sus protagonistas al límite de su resistencia. La novela Michael Kohlhaas (1810) está basada en crónicas del siglo XVI y narra el titánico intento de Kohlhaas por recuperar unos caballos de su propiedad requisados arbitrariamente por una autoridad local. Todo esto llega a desembocar en una insubordinación civil y en un complejo proceso judicial y burocrático en el que incluso participa hasta Lutero y el Sacro Imperio. Obra magnífica que no ha perdido actualidad, construye un personaje, que sin abandonar su integridad ética, muestra también las contradicciones de cualquier ser humano. Los esponsales de Santo Domingo («Die Verlobung in Santo Domingo», 1811), obra muy diferente a la anterior, transcurre durante la revolución de los esclavos en la colonia francesa de Santo Domingo (Haití) en 1803. Una familia de origen suizo huye de las partidas de rebeldes que están masacrando a los blancos en un intento de llegar a la capital Puerto Príncipe, todavía controlada por tropas francesas. El joven Gustav von der Ried busca alojamiento en una mansión (desconociendo que es la casa de uno de los cabecillas más sanguinarios de las matanzas) y acaba enamorándose de la mestiza Toni. Las intrigas necesarias para salvarse de la peligrosa situación provocan unos equívocos que conducen al terrible final con la muerte de ambos.

El archiconocido relato La historia maravillosa de Peter Schlemihl («Peter Schlemihls wundersame Geschichte», 1813) —en español existen numerosas ediciones— del viajero, filósofo naturalista y literato Adelbert von Chamisso de Boncourt (1781-1838) cuenta la historia de un joven imprudente que vende su sombra al diablo —no su alma, como Fausto— a cambio de una riqueza inagotable, y las terribles consecuencias que le acarrea esa decisión. Esta fábula, pronto convertida en mito, tuvo un gran éxito, conociendo varias adaptaciones y reelaboraciones posteriores. Autores de la talla de Heinrich Heine, Thomas Man (para el que «Peter Schlemihl cuenta entre las más encantadoras obras de juventud de la literatura alemana») o Italo Calvino la admiraron sin reservas.

E.T.A. Hoffmann (1776-1822) es un artista que cuanto más lo leo en más alta consideración lo tengo. La obra seleccionada aquí es Kreisleriana (propiamente Johannes Kreisler, des Kapellmeisters Musikalische Leiden) que forma parte del volumen Fantasiestücke in Callots Manier (1814/15. Edición revisada, 1819). Su protagonista, Kreisler, aparecerá en otro importante título del prusiano: Opiniones del gato Murr sobre la vida, con una fragmentaria biografía del director de orquesta Johannes Kreisler (1820/1822). Kreisleriana es una irónica y fascinante obra en la que se mezclan la narración, las memorias y algunos ensayos musicológicos para completar un cuadro fantasioso sobre el mundo de la interpretación y composición musical de la época. Realmente es una pieza magnífica que prefigura modos de escritura muy posteriores.

En definitiva, todos estos relatos del romanticismo alemán son de lectura imprescindible; si, además, nos vienen agrupados en una magnífica edición y traducción como la de Galaxia Gutenberg, su adquisición es inexcusable. Disfruten.

Puntuación: 5 (de 5)
Galaxia Gutenberg (2020)
Traducción: Juan José del Solar | Prólogo: Jordi Llovet
Colección: Narrativa
448 págs.

Ver y Comprar este libro en Amazon: https://amzn.to/3oXnLbM

Caspar_David_Friedrich_002

El movimiento romántico alemán queda lejos de ser un movimiento de características únicas y homogéneas. Entre los autores que lo integran se reconocen importantes diferencias de estilo, de programa estético o de propósitos moralizantes. Así lo constatará el lector del presente volumen antológico, atento a la narrativa de ese periodo. Comprobará cómo Ludwig Tieck («El rubio Eckbert»), enormemente genial, entra de lleno en los tópicos de la melancolía, lo abismal, la oscuridad y lo fantástico; cómo Novalis («Los discípulos en Sais») es el narrador de mayor enjundia filosófica y más ambiciosa amalgama de naturaleza y humanidad; cómo Kleist («Michael Kohlhaas», «Los esponsales de Santo Domingo»), el más «comprometido» de este elenco de narradores, se anticipa a Kafka en la presentación de la lucha entre el sentido racional e individual de la justicia y las leyes impositivas de la justicia común, o su arbitrariedad; y cómo Chamisso («La historia maravillosa de Peter Schlemihl») dosifica el uso de la fantasía que utilizó masivamente Hoffmann («Kreisleriana»), interesado a su vez por la música, sus métodos y sus efectos sobre los sentimientos. Las seis piezas aquí reunidas, en la frontera entre el relato y la novela corta, conforman así una panoplia de recursos imaginativos que exploran las distintas direcciones en que el romanticismo alemán se expandió. Todas ellas constituyen piezas maestras en su género, y sumadas parecen dar la razón a Friedrich Schlegel cuando escribió en 1798: «El género literario romántico es el único que es más que un género, y el único que es en cierto modo el arte mismo de lo literario: porque, en un sentido determinado, toda literatura es o debe ser romántica». (Sinopsis de la editorial)

(Abadía en un bosque, Pintura de Caspar David Friedrich)

Un comentario sobre “{Reseña} Narraciones románticas alemanas (Galaxia Gutenberg)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s